lunes. 22.04.2024

El Centro Botín acogerá desde este sábado, 19 de noviembre, y hasta el próximo 16 de abril la exposición 'Itinerarios XXVII', que muestra trabajos de arte contemporáneo de los ocho artistas seleccionados en la última convocatoria de Becas de Arte de la Fundación Botín, y con la que cierra la programación de 2022. Se trata de los artistas Armando Andrade (Perú), Lucía Bayón (España), Alfonso Borragán (España), Gonzalo Elvira (Argentina), Seila Fernández (España), Assaf Gruber (Israel), Joan Morey (España) y Ana Santos (Portugal).

La directora ejecutiva del Centro Botín, Fátima Sánchez; y la directora de Exposiciones de la Fundación Botín, Bárbara Rodríguez, han presentado este viernes la muestra, acompañadas por los ocho artistas. Estos proyectos fueron seleccionados entre un total de 428 solicitudes de 42 países diferentes por un jurado compuesto por los artistas María Bleda y Carlos Bunga, previos receptores de la beca, y los comisarios Orlando Britto y María Inés Rodríguez.

Sánchez ha trasladado que se trata de una convocatoria "doblemente creativa" dado que estos artistas "sufrieron" el confinamiento por la pandemia del Covid mientras estaban desarrollando su beca. Asimismo, ha destacado que es la primera vez que la edición de itinerantes se hace en toda la primera planta del Centro Botín y ha animado a los cántabros y a los jóvenes a disfrutar de esta muestra basada en "el arte más reciente".

En la misma línea, Rodríguez ha apuntado que los artistas, afectados por la crisis sanitaria, se vieron obligados a "repensar" sus proyectos, que han ido tejiendo a lo largo de los dos últimos años. Estos se suman a una familia de 200 artistas becados por la Fundación.

'ITINERARIOS XXVII'

Alfonso Borragán (Santander, 1983) codirige 'Halito', junto al cineasta Alvaro Sau, en las comunidades de Chijllapata, Tahua y Jaruma, en el altiplano boliviano. Se trata de una intervención performática de la realidad cuyo objetivo no es documentar, sino crear una nueva representación de esta mediante la narración atemporal de una comunidad que posee el mundo a través de la boca, comiendo su material geológico, que en este caso es la sal. Con 'Halito' se expone 'Dingua', una pieza formada por el vacío generado a través de las lenguas de las vacas tudancas al lamer la sal de Uyuni (Bolivia).

Armando Andrade (Lima, 1975) presenta el vídeo 'La verdad ha cambiado', que continúa con su investigación sobre las correlaciones entre pedagogía, vanguardia, dogma y militancia en la historia reciente de Perú. La película nace de una serie de fotomontajes donde el artista intercaló fotografías del archivo de la Facultad de Artes de la PUCP con imágenes de la vida estudiantil, ligadas a actividades y celebraciones como los llamados 'bautizos de bienvenida' a los nuevos estudiantes.

El proyecto 'La Influyente', de Joan Morey (Mallorca, 1972), parte de las reliquias de Santa Teresa de Jesús para analizar la influencia que puede causar un cuerpo a través de dispositivos premodernos y tecnológicos, y su capacidad para formar comunidades de fe o de usuarios hiperconectados. El resultado es una performance expandida para pantallas (como dispositivos espectrales) y cuerpos (como imagen).

'Los primeros fríos' es el proyecto de Gonzalo Elvira (Patagonia, 1971), una microhistoria que gira en torno a la escultura de Miquel Blay i Fabregas (Olot) de mismo nombre, compuesto por un anciano y una niña, que recibió seis impactos de bala durante la manifestación del 1º de mayo de 1909 en la antigua Plaza Lorea, que desencadenó la Semana Roja en Buenos Aires y donde fueron asesinados un número indefinido de trabajadores por la represión policial.

Assaf Gruber (Jerusalén, 1980) presenta dos obras -la escultura 'Präsens' (Presente) y la serie fotográfica 'Movement' (Movimiento)-, que surgieron durante la producción del film 'Transient Witness' (Testigo pasajero), un ensayo que fusiona y a la vez esconde lo íntimo de lo público en una historia en la que los actos de coleccionar y apropiarse de algo operan como sinónimos, y en la que la herencia y la pérdida se enfrentan.

El proyecto artístico 'Estudio flotante, cuando el río suena a Amazonas', de Seila Fernández (Santander, 1986), se inspira en la relación entre el ser humano y el agua, partiendo del río Amazonas, la reserva de agua dulce más importante del planeta. Se presentan dos obras sonoras, junto con la documentación del proyecto en tres libros.

El proceso de Lucía Bayón (Madrid, 1994) se centra en la búsqueda de nuevas materialidades para sus obras escultóricas mediante la exploración, recuperación y actualización de prácticas cotidianas de conservación y preservación. El cuerpo de trabajo presente responde a la experimentación con pulpa vegetal proveniente de prendas de algodón recolectadas e intervenidas, realizando una decantación y posterior solidificación con desplazamientos hacia otras materialidades e iteraciones en el espacio.

La obra de Ana Santos (Aveiro, 1982) revela un mundo cromático y táctil, marcado por referencias industriales y urbanas. La artista yuxtapone piezas tubulares de acero inoxidable con materiales y objetos ligeros, permitiendo que colores no congénitos a ciertos objetos permeen superficies reflectantes, como la fibra de vidrio, el metal o los hilos de poliéster. Las piezas son de gran precisión arquitectónica y de verticalidad acentuada, como columnas que se dibujan en el espacio y nos invitan a rodearlas.

El Centro Botín cierra la programación de 2022 con 'Itinerarios XXVII'
Comentarios