martes 30/11/21

El vidrio continúa posicionándose como una de las mejores alternativas para almacenar diferentes tipos de objetos, alimentos y bebidas. Es, sin duda alguna, el mejor material fabricado para contener, proteger, distribuir y mucho más, por eso, pese al surgimiento de otras alternativas, el vidrio sigue siendo el favorito, especialmente cuando se trata de alimentos y bebidas porque no altera el sabor y olor de los mismos. 

Los envases de vidrio siempre son una mejor alternativa en comparación a otros materiales, más aún cuando se trata de opciones que cumplen con los más altos estándares de calidad como los tarros Weck.  

PRINCIPALES VENTAJAS DEL VIDRIO

El vidrio es el mejor material por muchas razones e incluso hoy día, pese a los nuevos inventos y avances, continúa posicionándose como una de las mejores alternativas. A continuación compartimos algunos de los principales beneficios de este material:

- Mantiene las cualidades del contenido

Esta es, sin duda alguna, el principal diferenciador del vidrio en comparación a otros materiales como el plástico u otras opciones sintéticas. El vidrio es higiénico y completamente inodoro, por lo que no interfiere con el contenido. De allí que el vidrio se posicione como la mejor alternativa para almacenar alimentos o bebidas. 

Adicionalmente, es un material impermeable a los gases, por lo que garantiza la mejor conservación de los alimentos, especialmente con respecto a las propiedades más intrínsecas del mismo como las vitaminas y minerales. También, por supuesto, como comentamos anteriormente, también es más efectivo para conservar el sabor y el olor. 

- Ecológico

El vidrio proviene de materiales abundantes presentes en la naturaleza y además es ciento por ciento reciclable y un producto que no contamina. Además de las propiedades per se del vidrio, es una magnífica alternativa para quienes se preocupan por el medio ambiente.

- Ideal para todo tipo de producto

Otra ventaja es que el vidrio es apto para todo tipo de productos y esa versatilidad es, sin duda alguna, su gran fortaleza. No en vano el vidrio está presente en todos los sectores y se puede encontrar alternativas muy sencillas como las más elaboradas. Están los vidrios que utilizamos en casa de forma rutinaria y aquellos que también son diseñados con propósitos mucho más grandiosos. 

- Estéticamente bonito

Además de ser un material sumamente funcional, el vidrio también es estéticamente muy bonito. La transparencia de este material permite apreciar los colores y belleza de lo que contiene, de allí que se trata de un escaparate sencillo pero muy efectivo para resaltar el contenido. 

- Durable

A diferencia del plástico y otro tipo de materiales, el vidrio es resistente al calor y no se deforma o cambia de color tras el uso intensivo. Tener un envase de vidrio es tener un envase eterno que se puede utilizar una y otra vez y continuar siendo tan funcional como el primer día. 

TARROS WECK: CALIDAD Y VERSATILIDAD

Si queremos conservar todas las propiedades de los alimentos, definitivamente debemos optar por recipientes o tarros de vidrio y olvidarnos del plástico. Sin embargo, si queremos aprovechar al máximo este material, no es suficiente con guardar los envases provenientes de productos que compramos en el supermercado. ¿Las razones? Los tamaños no son en muchas ocasiones los adecuados y no tienen las mejores características que buscamos en este tipo de soluciones, como por ejemplo, una tapa completamente hermética.

En este sentido, los tarros Weck se posicionan como una excelente opción porque combinan calidad y un diseño sumamente funcional. ¿Lo mejor? Es, literalmente, una inversión para toda la vida y que, sin duda alguna, pueden convertirse en nuestros mejores aliados en la cocina. A continuación compartimos las principales características de los tarros Weck: 

- El vidrio utilizado para la fabricación de estos tarros que incluye las tapas es ciento por ciento libre de Bisfenol. De hecho, son fabricados en vidrio alimentario, por lo que pueden utilizarse, literalmente, una y otra vez, sin contar con que son ciento por ciento reciclables. 

- Las grapas empleadas para el proceso de fabricación son de acero inoxidable, por lo que también son sumamente durables. A diferencia de otros materiales, el acero inoxidable de calidad no se oxida.

- Los anillos de goma están fabricados con caucho ciento por ciento natural.

- Además de los tarros, la marca ofrece una gran cantidad de complementos que se ajustan a la perfección a lo que necesitas en cada momento. 

- Todos los tarros Weck son resistentes al calor, por lo que se pueden usar en baño María, en el microondas, en el horno, entre otros. De allí que sean un complemento perfecto para hacer diferentes tipos de preparaciones, desde comidas tradicionales hasta los más deliciosos postres.

- Tienen un modo de funcionamiento muy simple. Por ejemplo, al momento de abrir el tarro, lo primero que debes asegurarte es que el mismo no esté caliente. Luego, simplemente deberás colocarlo sobre una superficie sólida y sostenerlo mientras retiras las grapas de sujeción. Finalmente, retira, poco a poco, la lengüeta saliente del anillo de goma y debes dejar entrar el aire. Es un proceso sumamente fácil de hacer y seguro, aunque es importante que siempre tomes las previsiones necesarias para evitar quemarte. 

Además de las características anteriores, los tarros Weck también proporcionan numerosas ventajas, aunque, sin duda alguna, la posibilidad de cocinar directamente en los tarros es una de las más destacadas. Para ello, lo único que deberás utilizar es una tapa hermética, la cual deberás asegurar muy bien con la junta de caucho y dos clips adicionales. Es un proceso sumamente sencillo y una forma de cocinar superhigiénica que, además, es muy efectiva para conservar las propiedades de los alimentos. 

Otra ventaja de estos tarros es que no solamente se puede cocinar con ellos, sino también calentar la comida que hayamos congelado previamente. 

El vidrio es el mejor material que podemos tener en casa para preparar nuestros alimentos, bebidas, calentar y almacenar. Los tarros y envases de vidrio son durables, no afectan la composición de los alimentos y son sumamente higiénicos, más aún si empleamos opciones como los tarros Weck que cumplen con los más altos estándares de calidad. 
 

Comentarios