martes 19/10/21
LOGÍSTICA

Transporte de mercancías: elementos de contención para proteger los productos

Los cambios de temperatura son una constante durante los traslados y esto afecta drásticamente a toda clase de productos de vital importancia
Los cambios de temperatura son una constante durante los traslados y esto afecta drásticamente a toda clase de productos de vital importancia

El sector transporte es uno de los ejes sobre los que oscila el comercio contemporáneo y, como tal, resulta imprescindible que los negocios de este ámbito empresarial dispongan de los recursos pertinentes para ejecutar su labor con la más rotunda diligencia. Por suerte, para ello encontramos empresas especializadas en la protección de las mercancías, garantizando que los productos transportados llegan de un punto a otro en su estado óptimo. Es menester, en consecuencia, hablar de algunas de las medidas de contención más destacadas, generando una dinámica eficiente y libre de problemas.

J2 SERVID, EMPRESA DE PROTECCIÓN DE MERCANCÍAS

Uno de los aspectos más relevantes en toda empresa especializada en el transporte de mercancías es equipar sus vehículos con los elementos de contención pertinentes. En este sentido, la empresa especializada en Protección de mercancías J2 Servid es una de las más destacadas del mercado.

Cada uno de sus productos han sido creados por los mejores profesionales del sector, disponiendo de diseños adaptados a toda clase de cometidos: proteger los golpes, evitar que la humedad afecte a la mercancía o, entre otros, aislar de los cambios bruscos de temperatura.

Más allá de la calidad de los elementos que tienen en venta en su plataforma online, cabe señalar que J2 Servid ha abogado por la implementación de medidas de sostenibilidad. Porque si velar por los artículos resulta prioritario, más lo es hacer lo propio por el medio ambiente; utilizando así materiales ecológicos en la mayoría de los elementos de protección.

AISLANTES TÉRMICOS ANTE LA DISPARIDAD DE TEMPERATURAS

Los cambios de temperatura son una constante durante los traslados y, como no podía ser de otra manera, esto afecta drásticamente a toda clase de productos de vital importancia. Por lo tanto, nada como indaga entre los diferentes aislantes isotérmicos de J2 Servid.

Dichos aislantes pueden estar hechos a base de una composición de aluminio puro y poliéster metalizado que se antojan idóneos para cubrir no solo palets, sino también contenedores. Una inversión esencial que asegura que el producto que sale desde el origen sea el mismo que llega a destino.

En los traslados alimenticios esto cobra una especial relevancia. Es decir, cuando los mercados de las grandes ciudades reciben artículos como la carne, el pescado, las frutas o las verduras, esperan hacerlo con la máxima frescura; algo que sin los aislantes térmicos sería completamente imposible.

PREVENCIÓN DE LOS GOLPES EN CARRETERA

Cualquier curva, bache, badén o frenazo inesperado puede ser más que suficiente como para echar a perder la mercancía, sobre todo en el caso de los artículos más sensibles. Debido a ello, las bolsas hinchables son todo un reclamo dentro del sector, previniendo esta clase de incidentes.

Los palets de madera o las cajas de cartón, por muy bien que se coloquen, dejan huecos entre sí. Para paliar esta condición, las bolsas hinchables ocupan dichos espacios y amortiguan los golpes gracias al aire que almacenan en su plástico o, en el caso de los diseños ecológicos, papel.

Estas bolsas pueden ser genéricas, contando con varias modalidades de intensidad según nuestras exigencias, o personalizadas, adecuando su diseño a las medidas específicas de nuestro camión. Una de las compras más habituales en J2 Servid y que más influye en la diligencia de los transportes.  

EVITA LAS HUMEDADES Y LA CONDENSACIÓN

Dentro de los tráileres, en ciertas ocasiones y bajo determinadas condiciones ambientales, se puede producir un efecto de condensación que dañe transversalmente nuestra mercancía. Ante dicha realidad, nacieron las bolsas desecantes, cumpliendo una función de protección crucial.

Estas bolsas se colocan en la parte superior del contenedor, colgando por encima del material que se transporta. De esta forma, se previene la condensación para evitar el conocido como “rain effect” o, por supuesto, la humedad.

Ambos fenómenos son verdaderamente dañinos para la mercancía y pueden estropear todo aquello que llevamos por carretera o barco. Es decir, estamos ante una inversión mínima con la que anticiparse a pérdidas desorbitadas que pondrían en tela de juicio el negocio en cuestión.

Comentarios