miércoles. 17.04.2024

La energía solar ha cambiado las reglas del juego en el sector energético y ha revolucionado la forma de producir y utilizar electricidad. Aunque sus ventajas se dejan sentir en muchos sectores, el residencial es posiblemente el que ha experimentado un cambio más significativo. Con el aumento del coste de la electricidad y la creciente preocupación por el impacto medioambiental de los combustibles fósiles, cada vez son más los propietarios de viviendas que están recurriendo a las placas solares para satisfacer sus necesidades energéticas. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta que los precios de las instalaciones solares se han democratizado y empresas especializadas en la instalación de paneles solares para el autoconsumo fotovoltaico residencial, como es el caso de Otovo Solar, ofrecen soluciones adaptadas a las necesidades de cada persona.

Las placas solares se han convertido en una opción cada vez más popular entre los propietarios de viviendas que buscan una solución energética sostenible y rentable. Pero, ¿son rentables los paneles solares en el norte de España? Contrariamente a la creencia popular, los paneles solares no necesitan un clima cálido y soleado para funcionar eficazmente. De hecho, pueden generar energía incluso en días con condiciones meteorológicas adversas. Aunque la luz solar directa aumenta la eficiencia, las células fotovoltaicas también pueden absorber luz solar indirecta y convertirla en electricidad. Por lo tanto, el autoconsumo fotovoltaico es una opción viable y rentable en regiones como Cantabria, Galicia, Asturias o País Vasco, donde el tiempo es más impredecible e inestable.

PLACAS SOLARES EN CANTABRIA

El interés por las placas solares en Cantabria ha crecido exponencialmente en los últimos años, gracias a las condiciones meteorológicas de la región y las subvenciones, bonificaciones y ayudas para el autoconsumo solar doméstico. Cantabria cuenta con una irradiación solar de 1.492 kWh/m2. A pesar de tener una irradiación anual de las más bajas de España, la incidencia solar en la región es mucho mayor y mucho más rentable que en algunos países de Europa donde la energía solar es una normalidad, como es el caso de Alemania y Países Bajos. Además, el clima oceánico, templado y húmedo de Cantabria, similar al de Europa Occidental, permite un funcionamiento óptimo del sistema fotovoltaico, ya que los paneles solares consiguen su máximo rendimiento entorno a los 25ºC. Las precipitaciones abundantes también ayudan al rendimiento, limpiando la superficie de los módulos de la suciedad que puede generar.

Los hogares cántabros pueden beneficiarse de diferentes subvenciones, bonificaciones y ayudas para la instalación de placas solares. Entre las principales se encuentran la bonificación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la bonificación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) o la deducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Este tipo de subvenciones, bonificaciones y ayudas mejoran la rentabilidad de los sistemas fotovoltaicos de autoconsumo, haciendo que el retorno de la inversión sea más rápido. Además, el autoconsumo en Cantabria ofrece la posibilidad de compensar los excedentes fotovoltaicos que no se utilicen, lo que ayuda a recuperar antes la inversión. Teniendo en cuenta todo lo mencionado anteriormente, puede afirmarse que los paneles solares son rentables en el norte de España, y más concretamente en Cantabria.

¿Son rentables los paneles solares en el norte de España?
Comentarios