miércoles. 12.06.2024

La operadora Adamo lleva años mejorando la conexión a internet de los entornos rurales. Este proveedor ofrece tanto servicios de internet e infraestructuras de fibra óptica como telefonía fija y móvil. En España trabaja con red propia y en determinadas áreas hace uso de redes neutras.

Es el primer operador en todo el país que ha logrado alcanzar los 1000 Mbps. Esa potencia permite un acceso a Internet más estable y veloz que nunca.

Sus esfuerzos de integración se centran especialmente en las áreas rurales y también en los nuevos desarrollos urbanos. La firma es consciente de que las áreas ya consolidadas son un escenario con una muy difícil barrera de entrada, pues las grandes operadoras tienen muy copado el mercado.

ADAMO Y LAS MEJORAS DE LAS COMUNICACIONES EN LA CORNISA CANTÁBRICA

Sin embargo, en las localizaciones que quedan fuera de este foco sí hay una buena oportunidad de crecimiento. Un ejemplo es Cantabria. En esta región del norte de España Adamo ha dado un paso adelante en el desarrollo de las comunicaciones. Desde el año 2022 más de 14.000 familias cántabras pudieron acceder por primera vez a la fibra óptica y contratar el mejor Internet.

La operadora desplegó una potente infraestructura que le permite llegar hasta 238.000 hogares adheridos a su red de alta velocidad en esta comunidad. Los trabajos efectuados por Adamo supusieron un punto de inflexión para un total de 14.119 familias cántabras, que ya pueden disfrutar de una conexión a internet de garantías y unos servicios de telecomunicaciones de calidad.

La fibra óptica de Adamo es perfecta para teletrabajar, para la formación online, hacer compras a través de internet o gestionar asuntos como las citas médicas telemáticas. Asimismo, la velocidad y calidad de la conexión permiten usos más demandantes de la red como disfrutar de los videojuegos o ver series y películas en remoto en alta calidad.

En un momento como el actual, en el que se habla tanto de la España Vaciada, Adamo pone su granito de arena para fijar habitantes en el territorio. La compañía lucha de manera activa para frenar el fenómeno de la despoblación, algo que lleva sufriendo esta comunidad desde hace años.

Por otra parte, la operadora no solo trabaja de manera incansable en Cantabria, ya que otras regiones vecinas de la Cornisa Cantábrica disfrutan de servicios parecidos. Asturias es un ejemplo, o el centro y norte de León, con La Cepeda y El Bierzo como grandes protagonistas. En estas comarcas se sumarán un total de más de 5.000 viviendas con acceso a fibra óptica de calidad.

UNA PRESENCIA QUE SEGUIRÁ CRECIENDO EN CANTABRIA 

La apuesta de Adamo por mostrarse presente en zonas rurales y más despobladas es más que notable. La operadora de sido la principal adjudicataria a escala nacional de las subvenciones comunitarias para extender la fibra en estos espacios. Además de las zonas rurales se han desplegado en importantes zonas con gran competencia, siendo la alternativa más rápida en aquellos entornos urbanos donde previamente había fibra. 

En total suman 312.000 viviendas en 17 provincias. En el caso de Cantabria va a ser la operadora que llevará a cabo el cableado en la región. Adamo ha recibido una ayuda de 900.000 euros que va a completar con 400.000 euros de fondos propios para cubrir un presupuesto total de 1,3 millones de euros.

De esas 312.000 viviendas totales repartidas por todo el territorio nacional, con presencia en comunidades tan distantes como Extremadura y Cataluña, en Cantabria se verán beneficiadas unas 3.100 familias que viven en zonas aisladas y dispersas.

La financiación de esta operación forma parte de la segunda convocatoria del Programa ÚNICO-Banda Ancha, que está financiado por Next Generation EU y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para los años 2023 y 2024.

DEL 55 AL 94%

La decidida apuesta de Adamo por integrar la fibra óptica en zonas rurales y despobladas ha conseguido que en Cantabria el porcentaje de hogares con la opción de contratación de este servicio pase del 55 al 94% entre 2017 y 2022, según señalan los datos del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Con esta compañía, además, se puede contratar fibra y fijo, y además ofrece servicios de televisión que irá creciendo a medida que el producto vaya cosechando cierto nivel de aceptación por parte de la audiencia.

Este mismo porcentaje, o incluso un poco más alto, es el que ha conseguido Adamo en Cataluña, ya que su cobertura de fibra óptica se extiende hasta el 95% de los hogares. Martin Czermin, consejero delegado de la compañía, sostiene que el esfuerzo de la empresa siempre ha sido apostar por la mejora de las comunicaciones en los territorios con más dificultades en este ámbito.

Por ello, su firme compromiso con las zonas rurales es un intento exitoso y encomiable para mantener la actividad económica en áreas más remotas, que pueden caer en la brecha digital y la desconexión. 

Los servicios de Adamo siguen creciendo en Cantabria
Comentarios