viernes. 24.05.2024

Era un mediodía como otro cualquiera de los primeros años de la década de los 90. No consigo recordar con exactitud si se trata del 1992 o del 1993. Recuerdo cómo llegábamos a medio día al salón de la casa de mi abuela para comer, nos lanzábamos como las flechas para tener el control del mando de la televisión. Tras pasar un rato viendo los dibujos animados más populares del momento, cerca de las dos y media aparecía en pantalla un programa que llamaba particularmente nuestra atención, independientemente de nuestra edad comprendida entre los cuatro y 13 años: No te rías que es peor. Un programa de humor cimentado en una retahíla de chistes con la finalidad de hacer reír a los concursantes; el primero que lo hacía, perdía.

Lo que más curioso me resultaba no era en sí la dinámica ni los chistes del programa, sino los personajes, había uno que destacaba por encima de todos; tanto por su forma de hablar como por su vestimenta: Señor Barragán. Al poco tiempo no fue raro verlo en camisetas, tazos, pegatinas, varios cameos en Torrente e incluso hasta en una tragaperra llamada Barragán. Sin duda, fue un ícono del humor televisivo español de la época, aunque con el paso del tiempo se haya ido difuminando un poco, continúa en los recuerdos televisivos de nuestra infancia y pre adolescencia.

¿CÓMO ESTÁN USTEDES? LA COLETILLA DEL MEDIO DÍA DETRÁS DE UNAS GAFAS MIOPES

Sus icónicas gafas de culo de vaso, pelo enmarañado y ropajes hicieron mella en muchos telespectadores de la época. Sus chistes, más “sucios” que su indumentaria, propagaban la carcajada fácil y desvergonzada a la hora de la sobremesa. En menos de cinco años, Barragán se convirtió en todo un icono y referente del humor español, pero con una particularidad muy singular; muy pocos conocen quién se esconde detrás de uno de los rostros más populares de la televisión de los años noventa. 

En este 2023 David Bisbal nos sorprendía con una coletilla que, al igual que el cantante, está repleta de frescura y simpatía: “Lo primero de todo, ¿cómo están los máquinas?”. El vídeo de apenas un minuto de duración supuso una revolución en el mundo de las redes sociales, dando como resultado un sin fin de memes efímeros y con fecha de caducidad. En pocos meses esta frase ya ha caído prácticamente en el olvido de muchos de nosotros. ¿La explicación? Es muy simple, la sobreexposición a la gran cantidad de contenido al que estamos expuestos a diario a través de diferentes medios y dispositivos hace que este tipo de “bromas” o “chistes” dejen de estar de moda en menos de una semana.

 Hace treinta años la televisión era el único creador y emisor de entretenimiento, por lo tanto, era suyo el monopolio de la popularidad de sus diferentes personajes con sus coletillas y frases correspondientes, “¿cómo están ustedes?”, de Barragán, se convirtió en la frase estrella del momento, replicada en más de una ocasión por los seguidores de No te rías que es peor. A día de hoy, es inevitable asociar directamente estas palabras a su personaje, e incluso si dejamos volar nuestra imaginación, podemos escucharlas de nuevo.

DESENFADO Y HUMOR ESPONTÁNEO: "HASTA LUEGO LUCAS" Y "SOLE QUE TE METO CON EL MECHERO"

Hace más de treinta años, sin quererlo y casi sin pretenderlo por nuestra parte, la televisión influía sin darnos cuenta en nuestro habla o expresión. El humor se consagró a base de momentos espontáneos que dieron lugar a hitos televisivos: “Sole que te meto con el mechero” era parodiado en multitud de patios de institutos de España. Este momento tan hilarante ante la mirada atónita de una reportera que se encontraba en Orcasitas haciendo un reportaje para el programa “Al ataque” quedó grabado para siempre cuando se disponía a realizar unas preguntas a Cesáreo y de repente, su prima decidió lanzarle un huevo. ¿Su reacción?, todavía resuena en nuestras cabezas: “¿Quién ha sio?”, preguntaba Cesáreo. “La Sole, que te meto un guantazo, mierda. Olé la mierda la Sole… ¡Qué mierda que eres! ¡Que te meto con el mechero, Sole! Ya te vale también, Sole…. Ay, endevé cómo me ha puesto… ¿Tú te crees?” Desde ese momento, esta grabación no podía faltar en los programas de “zappings” con los mejores sketches de humor televisivo.

La aparición de nuevas cadenas televisivas como Antena 3 o Telecinco supuso la llegada de numerosos programas enfocados al humor y entretenimiento. “No te rías que es peor” era programa estrella de humor en TVE, pero apenas cinco años después, una serie de humoristas por aquel entonces anónimos darían el salto a la fama a base de chistes y peculiares formas de hablar en un nuevo espacio: “Genio y figura”. Tras unos meses Chiquito de la Calzada repetiría la popularidad precedida por Barragán, incluso la superaría con creces, pero, esta vez, no se trata de un personaje sino de un humorista consagrado. En pocos meses sus frases más icónicas eran imitadas por todas partes.

Y es que cuando hablamos de merchandising, todo es posible, y más si el objetivo principal es la venta en un tiempo muy limitado y determinado por una popularidad efímera. Tazas, camisetas o libretas son los objetos más comunes, pero de vez en cuando aparecen las joyas más bizarras de nuestros ídolos. Si Barragán tiene su propia máquina tragaperras, ¿Qué tesoros existen con la imagen de Chiquito? Nada más y nada menos que una colección propia de Tazos con su cara o la portada del disco recopilatorio Bolero Mix 11, donde en la portada aparecía su cara en un cuerpo de culturista. Al fin y al cabo, en un universo donde lo efímero y lo eterno se entrecruzan, siempre podremos contar con el humor y la creatividad para mantener vivos a nuestros ídolos. Larga vida a las risas que nos regalan.

Señor Barragán: el humor “sucio” que conquistó los 90
Comentarios