jueves 9/12/21

Para poder garantizar la tranquilidad de las familias, lo habitual es que las personas decidan contratar un seguro de decesos. Una póliza que ofrece un gran número de coberturas, desde el primer momento que se produce el fallecimiento de ese ser querido.

A día de hoy, son muchos los seguros que ofrecen las diferentes compañías con el fin de ofrecer a los usuarios las mejores garantías en cualquier aspecto de su vida. No obstante, en muchas ocasiones, hay pólizas que cobran un mayor protagonismo, teniendo en cuenta todas las coberturas que pueden ofrecer en momentos complicados.

Sin ir más lejos, dentro de la amplia variedad que se conoce, sin duda, una de las pólizas más importantes es el seguro de decesos. Un seguro que aporta tranquilidad a las familias en el momento que se produce el fallecimiento de un ser querido, con el añadido de que, las coberturas que proporciona, hacen que los profesionales del sector se encarguen de todos los procesos que hay que llevar a cabo en estos casos, ayudando a las familias a pasar el trance de la mejor forma posible, sin que tengan que preocuparse del papeleo.

Hay que decir que el seguro de decesos debe haber sido contratado previamente por la persona fallecida, con el objetivo de que, cuando le ocurra algo, las familias estén totalmente cubiertas en cuanto al proceso del entierro, las gestiones de documentación y cualquier otro trámite que haya que realizarse de manera oficial.

¿CUÁLES SON LAS COBERTURAS PRINCIPALES?

Al igual que ocurre con otros tipos de pólizas, en el caso de querer contratar un seguro de decesos, es importante saber que se pueden añadir diferentes coberturas, en función de lo que se quiera tener cubierto en dicho momento. En cualquier caso, habitualmente este tipo de pólizas cuentan con coberturas estándar, siendo las principales la de los traslados, ya sea de carácter nacional o internacional; o la gestión de todos los trámites administrativos.

Asimismo, los seguros suelen incluir servicio completo para el sepelio y todo lo relacionado con las inscripciones en el Registro correspondiente.

De igual modo, otras coberturas adicionales que son habituales suelen ser el coche fúnebre, servicio religioso, esquelas, nichos, lápidas o sepulturas, entre otras cosas.

¿CUÁNTO CUESTA UN SEGURO DE DECESOS EN ESPAÑA?

Los precios de los seguros de decesos en el país pueden ser muy variados, sobre todo, dependiendo de las coberturas que se les quiera añadir o incluso, la compañía con la que se realice finalmente el contrato.

En cualquier caso, según los últimos estudios, lo habitual es que el coste final vaya en función al precio de un entierro. Así, se sabe que este precio medio puede rondar los 3.500 euros, tal y como indica la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios.

No obstante, en la actualidad, hay muchas compañías que ofrecen ofertas y promociones con respecto a estas pólizas, por lo que cada vez es menos complicado encontrar seguros de decesos baratos con coberturas básicas. Para conseguir los mejores precios, los comparadores de seguros en Internet son los mejores aliados.

¿ES LO MISMO SEGURO DE DECESOS QUE SEGURO DE VIDA?

En ocasiones, las personas suelen confundir el seguro de decesos con el de vida, sin embargo, es importante saber que no son iguales y que las coberturas varían bastante, al igual que sus fines.

Aunque estos dos tipos de pólizas comienzan a funcionar en el momento que se da un fallecimiento, hay que decir que hay una gran diferencia entre seguro de vida y seguro de decesos importante. Principalmente, esto radica en sus garantías, sabiendo que cada una de estas pólizas se encarga de algo específico.

Por su parte, el seguro de decesos es el encargado de ofrecer cobertura con respecto a los servicios que se necesita para llevar a cabo un sepelio, así como los gastos que todo esto genera. Sin embargo, el seguro de vida reporta una cantidad de dinero a los familiares cuando se produce el fallecimiento, teniendo en cuenta que, en esta póliza, no suelen incluirse coberturas para el entierro.

 

Comentarios