sábado 4/12/21
HOGAR

Mejores sistemas y consejos para calentar el agua de una piscina

Climatizar una piscina permite habilitar un espacio que en otras ocasiones solo estaría disponible para su disfrute en el verano
Climatizar una piscina permite habilitar un espacio que en otras ocasiones solo estaría disponible para su disfrute en el verano

La comodidad, el uso que se le piensa dar o el presupuesto del que hay que disponer son las variables principales al momento de pensar en climatizar una piscina. Climatizarla, en sí mismo, permite utilizar la piscina independientemente de la época del año.

LA IMPORTANCIA DE CLIMATIZAR UNA PISCINA

Entre 24 y 29 grados centígrados es lo indicado, a juicio de los expertos, para mantener una piscina correctamente climatizada y en la que darse un buen baño sea relajante, agradable y satisfactorio. Para ello, sin embargo, en algunas épocas del año será necesario dotar a este espacio de los mejores sistemas para calentar agua piscinas disponibles en el mercado, que casi siempre será una elección de las mejores marcas de acuerdo a su trayectoria y disponibilidad en el mercado local, pero también teniendo en cuenta muchas cuestiones que a menudo pasan desapercibidas, pero que pueden ser determinantes para tener éxito. No en vano, climatizar una piscina es una inversión que se debe tomar concienzudamente, por su cuantía económica y porque, en la mayoría de los casos, se trata de la primera compra de ese tipo que se realice.

ESCOGER EL SISTEMA ADECUADO REPRESENTA LA MAYOR PARTE DE LA SATISFACCIÓN

Hay fabricantes que han logrado hacerse un hueco en el mercado, como Elecro, que ofrecen la mayoría de los sistemas que acá se mencionan. Es un buen punto de partida porque, entre otras cosas, permite una sincronía efectiva entre distintos módulos o sistemas que se quieran instalar -muy útil cuando son piscinas grandes o cuando se instalarán en un negocio del sector turístico, por ejemplo-. Así, elegir el sistema adecuado implica reconocer las ventajas de cada uno de ellos.

  • Calentadores eléctricos: sencillos, económicos y prácticos, los calentadores eléctricos se instalan muy fácilmente en las piscinas y permiten mantener a una temperatura estable el agua durante todo el año. Su bajo coste les posiciona como una de las opciones preferidas, pero su consumo eléctrico es algo a tener en cuenta, sobre todo dependiendo de su ahorro energético y del tiempo de uso que se le quiera dar.
  • Intercambiadores de calor: una idea excelente, sobre todo si ya se tiene una caldera de calefacción que sea compatible con la incorporación de este elemento. Sencillo de instalar y muy económico si se mira el largo plazo, tiene la ventaja de una gran capacidad de calentar el agua y una rapidez excepcional, ya que mientras otros sistemas tardarán un par de días, un intercambiador de calor tomará menos de 5 horas para calentar debidamente el agua.
  • Calentadores solares: una opción ideal para quienes priorizan el ahorro energético, ya que consiste en una adaptación de un sistema con placas solares y baterías -no en todos los casos- a través de las que circula el agua, calentándose durante el proceso. No es la mejor recomendación, sin embargo, para lugares con climas muy fríos y donde sean pocos los días de sol por año, ya que no se aprovecharán todas sus bondades.
  • Cubiertas: colocar una cubierta protege a la piscina de los agentes externos que pudieran ensuciar el agua, pero en menor medida -sobre todo en climas cálidos- la calientan manteniéndola a una temperatura agradable incluso durante la noche. Es una opción económica y que las personas suelen utilizar, más que nada, para proteger de agentes, reduciendo la frecuencia de limpieza.

CONSEJOS ÚTILES PARA CLIMATIZAR PISCINAS

Al momento de climatizar una piscina hay muchas alternativas a tener en cuenta. Lo principal, por supuesto, es determinar un presupuesto o hacerse una idea de cuánto se va a utilizar la piscina durante el tiempo en el que se requiera calentar el agua, ya que será la mejor manera de considerar si un sistema será rentable o no, más allá de los resultados o de la satisfacción que ofrezca desde el punto de vista de la comodidad o rapidez del método.

Una vez tenido en cuenta eso, es momento de analizar con base en criterios o consejos útiles que permitirán tomar la decisión pertinente:

  • Desinfección de piscinas: si es posible, lo mejor es incorporar elementos que permitan desinfectar la piscina y mantenerla en buen estado durante mayor tiempo. Algunos fabricantes utilizan sistemas que combinan tanto el calentador de agua como el aparato para desinfectar, lo que ahorra costes y evita que se caliente un agua que no esté totalmente limpia para bañarse.
  • Apostar por la simpleza: para muchas personas, algunos sistemas son mucho más costosos de entrada y por eso no los prefieren. Sin embargo, suelen ser los sistemas que son más simples de mantener e, incluso, su ahorro a largo plazo llega a ser tal que las otras opciones quedarían como las más costosas. Apostar por la simpleza, tanto de funcionamiento como de mantenimiento, es una buena manera de ahorrar dinero y ganar satisfacción, siempre priorizando, además, las mejores marcas y tecnologías de acuerdo a cada caso.
  • Ahorro energético: todos los sistemas para calentar agua para piscinas utilizan energía. Y no en vano, en algunos lugares el coste por la climatización correcta de una piscina puede llegar a equipararse con el coste de la climatización de una habitación de la casa, o incluso de todo el inmueble. Por eso, antes de tomar cualquier decisión es imprescindible buscar a los fabricantes que ofrezcan mayor calidad y eficiencia energética en sus productos y, aparte, considerar el gasto energético de cada solución antes de decidirse por un sistema en particular.
  • Funcionamiento y potencia: aunque los calentadores solares pueden ser más económicos y ahorran mucha energía, no suelen ser la opción ideal para grandes piscinas. Las bombas de calor o los calentadores por intercambio de calor suelen ser mucho más potentes y hasta sencillos de mantener, pero ligeramente más costosos. Dependerá del presupuesto, de la necesidad, del coste de la energía y hasta de las dimensiones de la piscina.

Climatizar una piscina permite habilitar un espacio que en otras ocasiones solo estaría disponible para su disfrute en el verano. Hay muchas alternativas en el mercado y lo ideal es aclarar las prioridades antes de tomar una decisión.

Comentarios