sábado 4/12/21
TURISMO

Lanzarote, una isla de ensueño para no olvidar nunca

España tiene una infinidad de lugares turísticos para visitar, y muchos son imposibles de olvidar. Entre ellos destaca una isla que por sus hermosos parajes, sus maravillosas playas de aguas tranquilas y cristalinas, y sus mágicos paisajes siempre está en la agenda de los amantes de la aventura. Se trata de Lanzarote, una pequeña isla del archipiélago canario que, si no la conoces, debes visitar pronto.

Lanzarote
Lanzarote

El turismo poco a poco recobra su brillo y esos lugares que estuvieron cerrados a los turistas, progresivamente comienzan a abrir, para recibir en esta nueva realidad y con todas las medidas sanitarias de seguridad, a todos aquellos que quieran visitarlos. Por ejemplo, ya puedes hacer una visita al Parque Nacional de Timanfaya en la isla de Lanzarote y disfrutar de tan extraordinario lugar.

Lanzarote es uno de estos maravillosos sitios que nuevamente retoma sus actividades económicas para bien de los viajeros y de quienes aman ir de turismo, y que ya puedes visitar para gozar de todos sus atractivos naturales.

Esta isla del archipiélago canario siempre ha sido de las favoritas de los turistas debido a sus hermosos paisajes, que integran desde pequeños volcanes y parques naturales, hasta las más maravillosas playas de aguas serenas y transparentes.

Una característica interesante de esta isla es que tiene una variedad de centros culturales y de arte que se integran con la naturaleza, lo cual les da un aspecto bastante llamativo e interesante. 

¿QUÉ HACER EN LANZAROTE?

Lanzarote está a unos 1.000 kilómetros de la península ibérica y a 140 kilómetros de la costa africana. Forma parte de las siete islas del archipiélago canario, ubicada en el Océano Atlántico, y es la tercera isla con más población después de Tenerife y Gran Canaria.

Su mayor atractivo, sin duda alguna, son sus playas y sus inigualables volcanes, además de su extraordinario clima de primavera durante la mayor parte del año. Además, cuenta con 12 espacios protegidos, entre ellos el Parque Nacional de Timanfaya, que es un parque de origen volcánico que tiene 25 volcanes parcialmente inactivos, ya que sus últimas erupciones fueron registradas en el año 1824.

En este parque, una de las actividades más interesantes que se puede realizar es dar un paseo en camello con animales domesticados, muy dóciles y amables con las personas. El recorrido permite hacer un buen tramo del parque con el fin de conocer varios de sus volcanes y disfrutar del maravilloso paisaje.

Pasear en vehículo 4x4 es otra emocionante opción disponible, que se puede contratar para hacer un recorrido de 7 horas y conocer todo el Parque Nacional de Timanfaya, Laguna Verde, Los Hervideros. Playa de Papagayo y Salinas de Janubio. Se puede complementar con el paseo en camello si así lo deseas.

Comprobar la actividad del sistema volcánico es una de sus principales atracciones, para lo cual se llega a ciertos enclaves especiales, donde se puede encontrar la actividad volcánica latente en el subsuelo, en el que tan solo a 13 metros de profundidad se registran temperaturas de hasta 600 grados centígrados. 

Es toda una aventura verter agua en una de las tantas grietas existentes en el lugar y ver cómo el suelo la regresa convertida en vapor, muy al estilo de un auténtico géiser.

Las excursiones a los Jameos del Agua también es otra de las extraordinarias experiencias que hay que vivir en Lanzarote. Quien vaya a la isla y no visite este lugar se habrá perdido uno de sus principales atractivos.

Los Jameos del Agua se trata de un túnel volcánico de 6 kilómetros de longitud que se creó en las entrañas de la Tierra tras registrarse alguna erupción del volcán Corona.

Este tubo volcánico ocupa una parte cercana a la costa, con tramos que están por debajo del nivel del mar y donde se han creado espectaculares lagunas que se llenan con aguas oceánicas filtradas subterráneamente.

Otra interesante visión que se le puede dar a los Jameos del Agua es la extraordinaria integración artística que se ha hecho en el lugar, donde el artista local César Manrique (1919–1992) realizó en los años 70 del siglo pasado unas interesantes creaciones que integran las formas naturales con el arte.

Es un maravilloso lugar que no te debes perder y que debes disfrutar en todos sus aspectos, así que cuando vayas a la isla, recuerda visitarlo.

RECORRER LA GRACIOSA EN BARCO

Si eres de los que ama subir a una embarcación y recorrer las costas de tus lugares favoritos, en Lanzarote podrás hacer una excursión en barco a La Graciosa, isla que forma parte del Parque Natural El Chinijo junto a los islotes de Alegranza, Roque del Este, Roque del Oeste y Montaña Clara.

Es la única isla habitada del circuito, por pescadores de la zona. Su capital es la Caleta del Sebo, parada obligatoria que se debe hacer para conocer su apacible pueblo de calles de arena y casas encaladas, que está prácticamente igual que cuando se fundó a mediados del siglo XIX.

En la expedición hay que hacer otra pausa obligatoria, pero esta vez en la población de Pedro Barba, para disfrutar de sus playas y conocer el complejo vacacional ubicado en la zona.

También hay que parar en Playa Francesa, que es ideal para tomar baños de sol y disfrutar de su apacible oleaje. Este lugar se caracteriza por la riqueza de tonalidades naturales que provocan los rayos del sol, con predominio de los colores rojo, amarillo y ocre. Muchos aseguran que La Graciosa se llama así precisamente por sus paisajes tan llenos de color y alegría.

Entonces, si estás pensando en tomarte unas merecidas vacaciones en familia, con tu pareja o con amigos, tienes a Lanzarote como una de las principales opciones. Seguro que lo pasarás fenomenal y guardarás recuerdos que jamás olvidarás.

Consulta tu agencia de viajes favorita, reserva ya, organiza las maletas y la cámara fotográfica, y prepárate para vivir una fascinante aventura. Y, por supuesto, no dejes de visitar los lugares que te recomendamos, y otros muchos más que encontrarás en esta fascinante isla.

Comentarios