martes. 05.03.2024

En actualidad, el papel que han adquirido las consultorías energéticas se ha vuelto esencial, ofreciendo un asesoramiento personalizado a particulares y empresas. Algunos de los principales motivos que ha puesto en valor el trabajo de las asesorías energéticas son los precios elevados de la electricidad y el uso de las energías renovables. Sin embargo, todavía hay muchas dudas cobre su función y los beneficios que aporta su contratación. 

En la situación actual de incertidumbre que vive el mercado energético, con un precio cada vez más elevado de los costes, la contratación de servicios de una consultoria energetica es la mejor forma de garantizar el máximo ahorro. A pesar de que hace ya unos años que empezaron a surgir las primeras agencias con la denominación de consultoras energéticas en España, recientemente es cuando han empezado a hacerse público todos los beneficios que representa que un empleado de estas empresas, es decir, un experto en materia de energía se encargue de optimizar la gestión de este tipo de servicios en los hogares y espacios de trabajo, minimizando sus costes.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE CONTRATAR UNA CONSULTORÍA ENERGÉTICA?

Cualquier empresa que esté preocupada con el medio ambiente y la sostenibilidad en relación al medioambiente de su negocio ha de valorar contratar los servicios de una asesoría energética para minimizar el consumo y reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Asimismo, las compañías deben mantenerse competitivas en el mercado, y para eso tienen que ahorrar el máximo en todos los ámbitos, sobre todo los relacionados con los suministros. En este sentido, en los últimos años las facturas de energía se han convertido en un auténtico sumidero por el que se escapa el dinero debido al aumento del precio constante y desorbitado del fluido eléctrico.

Contratando los servicios de una gestoría energética se consiguen los siguientes beneficios.

REDUCCIÓN DEL COSTE DE LA ENERGÍA

El principal propósito de una asesoría energética es conseguir la reducción global del coste por el consumo de energía, de manera que el cliente consiga un ahorro notable en este sentido. Este tipo de servicios no solo benefician al medio ambiente, sino mejoran los números de la compañía, lo que se traduce en mayores beneficios y competitividad independientemente al sector en el que actúe.

CONOCIMIENTO SIEMPRE ACTUALIZADO

Los expertos de este campo están en continua actualización de las novedades que van surgiendo en un mercado tan cambiante como en el de la energía, por lo que cuenta con la capacidad suficiente para ofrecer a sus clientes siempre las mejores soluciones.

PLANIFICACIÓN CORRECTA PARA UN CONSUMO EFICIENTE

Por muy interesado que se esté como organización en el cuidado del medio ambiente y el ahorro energético, sino se cuenta con las herramientas y los conocimientos necesarios para llevar a cabo una buena planificación, poco se podrá hacer. Es aquí donde cobra especial interés la contratación de los servicios de una consultora energética, organizando y planteando soluciones reales y eficaces, informando las medidas que se han de tomar para favorecer un menor consumo y coste.

Saber gestionar los recursos es uno de los puntos más importantes para alcanzar un gasto eficiente de la energía y ahorrar en las facturas de la luz.

COMODIDAD Y CONFIANZA

La comodidad que ofrece una consultora energética también está relacionada con la simplificación de la toma de decisiones, externalizando este servicio. De esta forma, el consultor energético es el responsable de agrupar toda la información referente al consumo de energía (control de gastos, acuerdos con proveedores, plan estratégico, etc.), analizarla y, además, determinar cuál es la mejor estrategia, sin que el empresario deba preocuparse de nada y con la certeza de estar dando los pasos adecuados.

Cabe destacar, además, la confianza de saber que las asesorías energéticas independientes no actúan condicionadas por intereses particulares de proveedores (comercializadoras) u otras organizaciones, sino que solo van a mirar por el beneficio de sus propios clientes, es decir, de las empresas que contratan sus servicios.

CONCLUSIÓN

En definitiva, una consultoría energética consigue aportar grandes beneficios a los hogares, a las empresas e incluso a los complejos industriales. Las ventajas más destacadas están relacionadas con el ahorro de dinero y el cuidado responsable del medio ambiente, pero eso es solo la punta del iceberg.

Directamente relacionado con el ahorro de dinero está el aumento de la competitividad y de los beneficios, que pueden emplearse para crecer y expandirse, conquistando nuevos mercados.

Por otro lado, con la reducción de la huella de carbono se abren las puertas a la consecución de certificados que hagan mención a la sostenibilidad, a la obtención subvenciones y a mejorar significativamente la imagen de la empresa para los consumidores. Esto se traduce en más ventas y, de nuevo, en mayores beneficios y opciones de crecimiento.

La importancia de contar con los servicios de una consultoría energética
Comentarios