martes. 06.12.2022
TURISMO

El Gobierno de Cantabria, a la caza de un millón de pasajeros anuales para el aeropuerto Seve Ballesteros

Aeropuerto Seve Ballesteros | Foto: Fundación Severiano Ballesteros
Aeropuerto Seve Ballesteros | Foto: Fundación Severiano Ballesteros

Es la primera vez que ocurre. El Gobierno de Cantabria acaba de anunciar que sacará a concurso público el plan de marketing encargado de promocionar los vuelos del aeropuerto Seve Ballesteros-Santander. La administración dispondrá de un presupuesto de siete millones de euros para las compañías aéreas que mejor se ajusten al pliego de condiciones, donde se deja claro que los retos a conseguir son esencialmente tres: llegar a los cuarenta destinos, lograr que el volumen de billetes nacionales sea el mismo que el de los internacionales y superar el millón de pasajeros al cabo del año.

Para vehicular este propósito de expansión el aeropuerto cuenta con una casilla de salida bastante sólida, y es que a día de hoy dispone de conexiones con 8 países y un total de 7 compañías aéreas operando en sus instalaciones. Se trata de un escenario que ya plantea un buen flujo de pasajeros, pero con el que no basta para estar a la altura de lo que demanda el mercado. En el pliego se refleja la pretensión de buscar diferentes compañías de vuelo que se ocupen de ejecutar quince destinos nacionales y veinticinco internacionales, superando así los veintinueve que en la actualidad contempla el aeropuerto en la temporada estival.

Hasta la fecha, ya se han adjudicado seis de los nueve lotes en los que se integran los destinos españoles. No obstante, la mesa de contratación ha considerado oportuno dejar desiertos tres de ellos porque las compañías postulantes no cumplían con las acciones de promoción offline requeridas en el documento. Es por esto que, además de las rutas internacionales, todavía están pendientes de licitación los lotes de Sevilla-Murcia, Valencia-Málaga y Alicante. 

Por su parte, los que ya cuentan con un operador que se encargue de realizar el servicio son los de Madrid, adjudicado a Iberia; Barcelona, que contará con Vueling; Ibiza y Menorca, en manos de Volotea; Vigo-Granada-Jerez, que correrá a cargo de Air Nostrum; Palma de Mallorca, también con Vueling; y Gran Canaria-Tenerife, con Binter a los mandos. 

Con respecto al segmento internacional, el pliego también busca compañías que se ocupen de los destinos que ya están en funcionamiento, y pretende abarcar nuevos mercados en la geografía europea para que Cantabria incremente su número de visitantes. La mirada ya está puesta en países como Alemania, Portugal, Francia o Polonia, cuyos operadores han mostrado la predisposición oportuna para acelerar el proyecto.

LA PROTECCIÓN DE DATOS, REQUISITO FUNDAMENTAL

El pliego de condiciones plantea la necesidad de incorporar una estrategia de marketing en la que las actuaciones online y offline estén perfectamente delimitadas. De hecho, en las primeras se valora sobre todo que las compañías candidatas sean capaces de abordar en internet un tratamiento seguro de los datos personales de los usuarios. Para ello, es imprescindible que estas sigan el mismo modelo de ciberseguridad que usan las entidades bancarias y las plataformas de juegos de azar, grandes referencias en la materia.

En este sentido, los bancos de nueva generación se han vuelto especialistas en proteger la información sensible de sus clientes, gracias sobre todo al empleo de herramientas informáticas diseñadas para el cifrado de datos. Una de las más frecuentes es el conocido como certificado TLS (Transport layer security), cuya tarea pasa por ocultar los números de cuenta y las contraseñas que los usuarios introducen en la web y que luego viajan hasta el servidor, impidiendo así que todo ese contenido quede expuesto ante los hackers.

Tampoco defraudan en este aspecto las salas de juego que operan a través de internet, donde es común el uso de protocolos de seguridad diseñados para evitar delitos de suplantación de perfiles. En esta línea se mueven por ejemplo los mejores casinos online en casinos-seguros, que siempre aplican el conocido como sistema KYC (Know your customer) para la correcta identificación de jugadores. Se trata de un mecanismo de verificación de identidad que la industria del juego utiliza para confirmar que la persona que intenta acceder a una cuenta es en efecto quien dice ser. El proceso es tan sencillo como útil: el sistema comprueba toda la documentación telemática que el usuario debe presentar en los accesos de cada sesión. Además de esto, en algunas ocasiones, los casinos también recurren a pruebas de tipo biométrico, ya sean reconocimientos faciales o escaneo de huellas dactilares.

El consejero de Turismo, Javier López Marcano, entiende que el concurso público en este ámbito supone un cambio de paradigma en los procesos de contratación, y es que hasta el momento estos siempre se habían venido realizando bajo negociaciones directas con las compañías, sin licitaciones de por medio. El propósito ahora pasa por cambiar esta forma de hacer las cosas y promover la transparencia y la libertad de acceso a oportunidades de este tipo.

Más allá de perseguir los cuarenta destinos para el Seve Ballesteros, el Gobierno de Cantabria también tiene como meta conseguir que el número de pasajeros procedentes de otros países sea el mismo que el de pasajeros españoles. A día de hoy, las cifras van por buen camino, teniendo en cuenta que los primeros representan el 47% y los segundos el 53%, un panorama que está rompiendo la tendencia del 40/60 que venía consolidándose año tras año.

Tampoco parece lejana la idea de rebasar el millón de pasajeros en cada curso, teniendo en cuenta que al término del mes de septiembre, en pleno año de recuperación tras la pandemia, ya se habían contabilizado más de ochocientos treinta mil. Cabe destacar que, aunque en verano se han registrado cifras realmente buenas, el comienzo de 2022 estuvo marcado por la prudencia de los viajeros a la hora de coger aviones, dado que el recelo tras la pandemia todavía estaba muy presente. El objetivo ahora no es otro que el de igualar anualmente los números que se dieron en 2019, cuando se batió el récord con 1.174.896 pasajeros.

Comentarios