sábado. 25.05.2024

Existen muchas formas de atacar los mercados, la forma en la que elijamos hacerlo dependerá mucho de nuestro estilo de trading, pero también de las necesidades y ciclos que presenta el mercado. Una de estas modalidades son los futuros, que en esencia son inversiones más largoplacistas y que se basan en análisis, proyecciones y el valor actual de una criptomoneda.

Los futuros en criptomonedas son una forma de exponerse al mercado con menos riesgo, ya que dependen de diferentes factores que, en conjunto, suelen apuntar a un precio no menor a los 5 años posteriores. Este método de inversión puede ser muy efectivo, ya que no es necesario que te comprometas a mantener las inversiones por 5 años, sino que puedes retirarte en el momento que lo creas necesario y sacar ganancia. También es preferible para quienes no tienen tiempo de analizar periódicamente el mercado, o de estar en frente de un gráfico durante demasiadas horas. Sin embargo, y como todo en inversión, no está exento de riesgos y definitivamente no deberías invertir si no tienes conocimientos previos o si no has realizado un análisis exhaustivo por tu propia cuenta.

¿Cómo funcionan los futuros de criptomonedas?

Si quieres información mucho más detallada, puedes leer este artículo sobre futuros, donde los expertos de Margex te dan más información acerca de todo lo que implica este método de inversión. Los contratos de futuros en criptomonedas permiten a los usuarios beneficiarse de un derivado de un activo subyacente. Existen dos modalidades, aquellos que tienen una fecha de vencimiento y aquellos que pueden negociarse a perpetuidad.

En este sentido, quien invierte en futuros tiene la opción de irse en corto, es decir, abrir una posición a favor de que el valor de la criptomoneda bajará o en largo, es decir, abrir una posición a favor de que el valor de la criptomoneda subirá. Este tipo de decisiones están presentes en otros modelos de inversión, pero el valor en el que estamos operando cuando se trata de futuros de criptomonedas, no es el valor actual del activo, sino, como ya hemos explicado, el valor del futuro: un activo derivativo, lo cual nos permite obtener mayor exposición pero con riesgos reducidos.

Los futuros de criptomonedas no predicen el valor de forma precisa

No hay que confundir a los futuros de criptomonedas con pronósticos a futuro del valor de una criptomoneda. El primero es un activo derivativo, construido a partir del valor actual, pero en el cual intervienen también otros factores. Por otro lado, los pronósticos los hacen expertos, economistas y financistas bajo su propio criterio y por medio de análisis propios.

Es decir, que si un futuro indica que, a final de año, un activo tendrá un valor específico, no indica que en realidad vaya a ser así, o que se haya llegado a esa conclusión mediante un análisis profesional, simplemente es la cotización de un activo secundario. Ten esto en cuenta antes de operar en mercados de riesgo, y haz tus propios análisis antes de decidir en qué tipo de activo quieres operar realmente.

Los futuros de criptomonedas: mayor exposición, menos riesgo
Comentarios