jueves. 29.02.2024

La realidad virtual ha dejado de ser un escenario de película de ciencia ficción para convertirse en una realidad cotidiana. Desde aplicaciones móviles para meditar, hasta cine en realidad virtual, pasando por tiendas, agencias de viajes, videojuegos, retransmisiones deportivas en directo, agencias de viajes, medicina, arquitectura, y recientemente en el mundo de las inmobiliarias y el interiorismo, este entorno generado por tecnología informática está conquistando el mundo.

En los proyectos de decoración, la realidad virtual utiliza software de diseño que permite también elegir entre un amplio catálogo de muebles, colores y texturas para crear un ambiente concreto de decoración. Y es que poder trasladar al consumidor al entorno “real” que desea es la clave de la VR aplicada a empresas de arquitectura, diseño de interiores, inmobiliarias y reformas.

Si alguien está buscando renovar el mobiliario de su vivienda, la realidad virtual puede ayudarle a elegir los muebles que mejor se adapten a sus gustos y necesidades, pudiendo entrar en la escena para comprobar cómo quedaría el proyecto de decoración en su totalidad.

VENTAJAS DE LA VR EN LA DECORACIÓN DE INTERIORES

Poder simular que se está dentro de una estancia, utilizando las manos para abrir las puertas, los cajones, colocar objetivos, mover muebles, etc., es una experiencia que cambia por completo la forma de comprar. Poder mostrar a los clientes cómo se adapta el espacio a sus necesidades; o si los muebles son muy altos o muy bajos; o si hay espacios entre un armario y una columna, etc. son solo algunos ejemplos de lo que se consigue gracias a la realidad virtual.

Otra de las ventajas, es que una empresa, aunque esté a miles de kilómetros de distancia, pueda mostrar al usuario final cómo quedaría su proyecto de decoración sin que este tenga que desplazarse o ni siquiera salir de su casa. Esta opción abre un mundo de posibilidades tanto para las empresas como para los consumidores, pues la distancia física deja ya de ser un obstáculo para poder acceder al mobiliario que se desea.

Además, el uso de la realidad virtual mejora la colaboración entre empresas, puesto que se podría crear un entorno de cooperación para varias empresas combinando sus productos, y ofreciendo al usuario un espacio final completo y unificado. Algo que facilitaría mucho las cosas a los usuarios, y al mismo tiempo beneficiaría a distintas empresas al mismo tiempo. Sin duda, una ventaja a tener en cuenta.

Eso sí, para que todo esto sea posible, las empresas tienen que invertir tiempo y esfuerzo en crear un catálogo 3D de productos. Las medidas, materiales, colores y texturas disponibles han de estar presentes para poder ser utilizados. Estos catálogos son la base imprescindible sobre la que se formarán los distintos escenarios de decoración virtuales. Además, esto también permite hacer cambios y prevenir problemas o errores de fabricación y diseño en el futuro.

CÓMO FUNCIONA LA REALIDAD VIRTUAL

Lo único que hace falta es un ordenador, Tablet o Smartphone y un dispositivo de VR para comenzar a vivir la experiencia. En un espacio que permita la libertad de movimientos hay que colocarse las gafas de realidad virtual, conectadas al ordenador, y también al dispositivo que activa los sensores. El cuerpo acompaña a cada movimiento y acción, de manera que la experiencia es totalmente inmersiva que hace olvidar que se está ante un escenario virtual y no real.

Esta inmersión es tan potente que los usuarios sienten que se encuentran en una cocina, un salón o un cuarto de baño real. En estos espacios se pueden abrir los cajones y mirar dentro, activar la vitrocerámica, hacer correr el agua de un grifo, y en definitiva hacer todo aquello que se podría hacer en un entorno real. El realismo es tal que todos los sonidos ambientales se reproducen fielmente con cada acción.

Por supuesto, se puede cambiar el color de las paredes, las puertas, los cajones y de todos aquellos elementos que componen el entorno virtual. Esto es ir un paso más allá, puesto que en la vida real estos cambios no se pueden hacer, pero en los entornos virtuales, se puede literalmente diseñar y personalizar un espacio al milímetro, componiendo un escenario a tu propio gusto, hasta el más mínimo detalle.

Esta tecnología se puede encontrar en The Gallery, una tienda de muebles en Santander (Cantabria) perteneciente al Grupo Herreros, donde también destaca, por su rápido crecimiento en los últimos años, Mi Sofá y Colchón, la mayor tienda de sofás en Cantabria con exposiciones en Santander (Bezana) y Torrelavega. Pásate por sus instalaciones y vive de primera mano una experiencia única que te ayudará a diseñar tu hogar como nunca antes había podido imaginar.

Experiencia de realidad virtual aplicada a proyectos de decoración e interiorismo en...
Comentarios