domingo 5/12/21

El mercado inmobiliario es uno de los sectores más relevantes del panorama comercial contemporáneo. Adquirir una vivienda es una decisión de vital importancia que cambia para siempre nuestra vida, bien sea en términos de bienestar -disponiendo de un techo digno bajo el que dormir cada noche- o como inversión para incrementar el poder adquisitivo. De este modo, las inmobiliarias tienden la mano tanto a propietarios como a potenciales compradores para que, sean cuales sean sus objetivos, los alcancen con la máxima diligencia posible.

SERVICIOS ORIENTADOS A LOS COMPRADORES 

Cuando tomamos la decisión de adquirir una vivienda, debemos ser conscientes del gran sacrificio financiero al que estamos a punto de hacer frente. Comprar una casa requiere de la obtención previa de una hipoteca y, dado que hablamos de un compromiso de pagos mensuales que durará décadas, debemos recurrir a una buena inmobiliaria en Santander en aras de garantizar que nuestra compra goza de todas las garantías de calidad pertinentes. Porque errar en esta inversión daña transversalmente la economía y el bienestar de quien lo hace; algo que se puede evitar gratamente al confiar exclusivamente en inmobiliarias de primer nivel.

Sabiendo esto, no resulta extraño afirmar que la transparencia comercial es el principal atributo que debemos buscar en una inmobiliaria. De este modo, cada paso que vamos dando en la compra de la casa queda sujeto a una claridad incontestable, tranquilizándonos al tener la certeza de que la inversión está cayendo en buenas manos. ¿Qué recursos tienen las inmobiliarias para prestar estas garantías? La figura del asesor inmobiliario: un profesional que tiende su mano a los compradores para guiarlos por todo el panorama mercantil del ámbito de la vivienda, indicando cuáles son las propiedades más destacadas y encargándose de los principales aspectos administrativos en materia de compra.

Así pues, con una buena inmobiliaria a tu lado, solo te tendrás que preocupar por factores como el lugar en el que deseas residir o el tipo de casa que más cumple tus expectativas. Una vez que encuentras lo que buscas, llega el momento de negociar, debatiendo con el propietario hasta llegar a un término satisfactorio para ambas partes. Por último, simplemente tendrás que cerrar la compra ante notario: un proceso del que se hace cargo el asesor inmobiliario en aras de que todo quede dentro de los márgenes legales. Un proceso inversionista sencillo y eficiente destinado a renovar por completo nuestra cotidianidad.

SERVICIOS INMOBILIARIOS PARA PROPIETARIOS 

Si ya somos propietarios de una vivienda y queremos obtener rédito económico de ella, tenemos dos opciones. Por un lado, podemos ponerla en alquiler para así ganar dinero cada mes; no obstante, esto conlleva ciertos riesgos y nos obliga a estar siempre pendientes del inmueble. Debido a ello, son muchas las personas que tienen el objetivo de vender la casa que ya no utilizan -bien sea por motivo de una herencia o a causa de una mudanza- y recibir un alto importe en un solo pago.

Para este cometido, las inmobiliarias vuelven a ser las aliadas que necesitamos. Es decir, mientras que los compradores tienen a los asesores, los propietarios disponen de la figura del agente inmobiliario: un especialista en la gestión de bienes inmuebles que se encarga de alcanzar el mayor valor posible por la vivienda que tenemos. Asimismo, cabe señalar que las inmobiliarias más modernas disponen de softwares en los que se recogen un amplio volumen de clientes, conocidos como CRM. De este modo, el agente te ayudará no solo a fijar un precio y a interactuar con el cliente durante el proceso de venta, sino que se nutre de las tecnologías más innovadoras para buscar a potenciales compradores.

En cuanto a los temidos trámites administrativos, el agente se encarga de todo el envío de la documentación a la notaría, la firma de las escrituras o los posteriores cambios de suministros. Una serie de gestiones que agilizan la venta para que disfrutemos del importe de la vivienda lo antes posible; recibiendo así una suma de dinero que nos liberará de todo tipo de preocupaciones financieras. 

 

Comentarios