miércoles 18/5/22

La Sociedad Limitada es el modelo o tipo de empresa más utilizado, porque proporciona una gran cantidad de ventajas, comenzando por limitar la responsabilidad de los emprendedores con respecto al capital aportado. Si bien es una alternativa ampliamente recomendable, también es cierto que su creación puede ser un poco engorrosa, porque requiere la preparación previa de una serie de requisitos y después se deben seguir varios pasos. De ahí la importancia de buscar información y asesoría para que el proceso de creación de la sociedad fluya más rápido.

¿CÓMO CREAR UNA SOCIEDAD LIMITADA?

Si quieres saber cómo crear una sociedad limitada, debes saber que es un proceso que comienza por registrar un nombre y abrir una cuenta bancaria hasta la adquisición de un N.I.F. definitivo, pasando por una serie de pasos adicionales.

A continuación compartimos contigo algunos de los pasos para la creación de este tipo de sociedad:

1. Registro del nombre

El registro del nombre constituye el primer paso indispensable para la creación de una sociedad limitada. Para esta inscripción, se deben aportar varios requisitos específicos, y también considerar que el nombre debe ser único y no debe coincidir con ningún otro.

La elección del nombre suele ser más complicado de lo que parece, porque es difícil encontrar una opción que ya no esté ocupada. Es, justamente por esa razón, que en la página oficial del Registro Mercantil se debe hacer la solicitud del certificado y colocar tres posibles nombres en la misma solicitud, y adicionalmente, adjuntar los documentos solicitados.

2. Cuenta bancaria

Al tener el nombre, el siguiente paso será abrir una cuenta bancaria de la sociedad. Para ello, el ingreso mínimo debe superar los 3.000 euros, un requisito necesario para que el banco otorgue un certificado de ingreso, el cual debe ser presentado ante un notario. Con ese certificado y la aprobación del notario, se crea de manera formal la sociedad limitada, pero los pasos no terminan aquí, porque todavía hay muchos otros documentos que se deben gestionar.

3. Estatutos

Los estatutos son las normas que deben seguir los socios o el socio, en caso de tratarse de una sociedad unipersonal. Estos deben ser redactados por los mismos, de forma clara y concisa, porque son las normas que regirán el comportamiento de la compañía. Lo ideal es que esos estatutos sean redactados por un abogado especialista en el área, porque se deben determinar aspectos como el objeto social, duración, denominación, régimen del consejo de administración, libro de registro de los socios, prohibiciones con respecto a las participaciones, entre muchos otros detalles de vital importancia para la creación de una empresa con reglas claras.

4. Escritura de la constitución

Después de los pasos anteriores, sigue la realización de la escritura de la constitución de la sociedad. Este paso debe hacerse en un notario y requiere de una inversión considerable. Para la creación de la escritura es necesario aportar varios documentos, como los estatutos sociales, la certificación negativa del registro mercantil, certificación del banco de aporte del capital, documento de identidad vigente de cada socio fundador y declaración de inversiones extranjeras. Este último punto solo es necesario si alguno de los socios es extranjero.

5. N.I.F. de la sociedad

El N.I.F. es el número de identificación fiscal, el cual debe ser tramitado ante Hacienda. Para hacer esta solicitud es necesario cumplimentar el modelo 036, presentar el DNI y cualquier otro documento requerido. Es importante destacar que este número de N.I.F. es temporal, ya que todavía no se trata del definitivo, porque para este último se deben cumplir otros pasos adicionales.

6. Actividades económicas y declaración del IVA

Para la creación de la sociedad es necesario darla de alta en la AEAT, según la actividad a desarrollar. En estos casos, casi siempre la sociedad está exenta de pagar el impuesto, porque únicamente lo pagan los negocios cuya cifra sea superior al millón de euros. Además de lo anterior, también se debe hacer la correspondiente declaración del IVA, con la cual se determina el comienzo de la sociedad.

7. Inscripción Registro Mercantil provincial y N.I.F. definitivo

La sociedad debe inscribirse en el Registro Mercantil de la provincia donde esté ubicada la sede principal de la empresa. Este paso se debe hacer en los días siguientes después de la escritura, específicamente no puede superar los dos meses, porque de lo contrario se deberá realizar nuevamente dicho trámite.

Finalmente, después de gestionar todos los documentos anteriores, será necesario volver a Hacienda para solicitar el número definitivo del N.I.F. y cambiar la tarjeta temporal por la definitiva. También, la persona encargada de la administración, deberá darse de alta como autónomo para gestionar la sociedad.

REQUISITOS INDISPENSABLES PARA LA CREACIÓN DE UNA SOCIEDAD LIMITADA

Los pasos para constituir una SL son más complejos de lo que parece y más aún porque la mayoría de estos trámites deben hacerse en un tiempo determinado. Por ello, al momento de hacer los mismos, es recomendable contar con apoyo de profesionales y tener los documentos básicos e indispensables al día, como los que compartimos a continuación:

  • DNI o NIE: no es posible crear una sociedad limitada si uno de los socios no tiene una identificación legal y vigente, como el DNI o el NIE. Tanto los socios como el administrador de la sociedad, deben tener este importante documento.
  • Capital Social: se debe disponer de 3.000 euros, como mínimo, para la creación de una sociedad limitada. Sin este importe no será factible crear la sociedad y el banco deberá emitir un certificado cuando dicho importe sea ingresado en la cuenta.
  • Certificado Negativo de Denominación Social: este certificado es una confirmación de la reserva de denominación. La denominación debe estar libre para el uso de esa nueva sociedad.
  • Cuenta bancaria: es obligatorio que la sociedad disponga de una cuenta bancaria. Esta cuenta puede ser abierta en cualquier entidad bancaria. Para la creación de esta cuenta es probable que se solicite el certificado negativo de denominación social.

La creación de una sociedad limitada requiere tiempo, planificación y compromiso, porque se deben gestionar muchos documentos en un período de tiempo considerablemente corto. Saber con antelación cuáles son los pasos y los requerimientos, puede ser de gran utilidad para agilizar el proceso.

Comentarios