jueves. 23.05.2024

Estamos acostumbrados a relacionar a Egipto, con los típicos monumentos que aparecen en las películas, con su desarrollo cultural desértico, en donde las danzas del vientre, los camellos, los ‘sandsports’ y la gastronomía toman protagonismo. Pero hay que comprender que Egipto es mucho más que solo eso. Es mucho más que lo que dictan las rutas turísticas tradicionales, y lo que te puede llegar a recomendar una guía de biblioteca. Hay varias maneras de recorrer el país, y vivenciar la cultura del país de distintas formas. El ecoturismo, por ejemplo, que viene congregando un sinfín de aficionados año tras año. Otra manera para vivir tu viaje a Egipto alternativamente, y de igual manera no perderte nada, es la de navegar en crucero.

Los peligros o problemas que pueden llegar a traer, el tránsito turístico habitual se verán disminuidos por esta nueva tendencia que viene surgiendo hace rato a las vísperas del Río Nilo. Estos cruceros de alta gama, con habitaciones con ventanas, que han ido surgiendo, son incomparables con tu típico crucero caribeño. Desde las comodidades, hasta la propia idiosincrasia de respetar lo local, cambia el paradigma completo de lo que significa viajar en crucero. Asimismo, existen tres opciones distintas, que recomendamos para tus vacaciones. Cada una de ellas, con sus variaciones y particularidades, te propondrán una nueva forma de ver este hermoso y legendario país.

Varios consejos que te traemos antes de embarcarnos en tus opciones. Sacar pasajes con anticipación suele ser recomendable. Más que nada en temporada alta, los cruceros suelen tener un 100% de ocupación. Asimismo, este estilo de embarcaciones destruye el concepto de crucero caribeño, donde el paradigma respeta a una multitud de pasajeros. En este caso, se busca un ambiente un poco más privado y reservado, de disfrute y relax, y no de fiesta y algarabía. Como dato extra, en todos los cruceros, por política estatal, los menores no pagan NADA. Su estadía, comodidad e ingesta está estipulado en los gastos que harán sus padres o tutores, además de la propina.

CRUCERO AL ATARDECER

A través de esta proposición, podrás disfrutar del ambiente, las vistas y el paisaje que ofrece un crucero por el Nilo. Una vez en el crucero, podrás embarcarte a su vez en un tradicional velero egipcio llamado faluca, por dos horas y vivir el Río de otra manera. Para las personas que cuenten con límites de tiempo o movilidad, esta puede ser una experiencia enriquecedora. Esta es una opción corta y barata para vivir, navegar y disfrutar de la ciudad desde la bahía. Abordo del mismo podrás observar la maravillosa Isla Mahmya, la famosa Agiba Beach y el Soma Bay, reconocida bahía de la capital.

CRUCERO DE NOCHE

Comer sobre el Nilo puede resultar una experiencia única y enriquecedora. Ahora esa oferta está al alcance de todos. La combinación de shows de danzas locales, junto a una cena típica egipcia, resulta como un combo muy atractivo. El avistaje a toda la ciudad desde el centro del canal completa todo el proceso. Además, diversos shows de música en vivo durante toda la noche te acompañarán. A lo largo de la jornada, podrás observar La Torre de El Cairo, El barrio de Zamalek y la Plaza de la Liberación.

CRUCERO SEMANAL

Por el Nilo se pueden recorrer varias ciudades. El Cairo, Luxor, Abu Simbel, Asúan, Hurghada. Hay distintos paquetes, de distintos días cada uno que abarcarán las ciudades que uno elija. Hay diferentes combinaciones posibles, y allí se encuentra el atractivo. Uno puede moldear sus vacaciones a su gusto.

El Cairo:

Desde el crucero, en El Cairo podrás avistar el Museo Egipcio, un tesoro de antigüedades que incluye en su interior momias y los objetos de oro de Tutankamón. Desde lejos se pueden ver las pirámides como atracción principal.

Luxor:

Si eliges visitar Luxor, podrás contemplar el templo de Karnak, y el célebre Valle de los Reyes

Abu Simbel:

Desde Abu Simbel, el Templo De Ramsés II aparece como ‘sightseeing’ principal.

Asúan:

La isla y Templo de New Kalabsha, y El templo de Philae pueden verse desde el canal. A la estela del Nilo, sin necesidad de bajar del crucero podrás ver estos monumentos con gran detalle. Además, el monasterio de San Simeón es observable a un poco más de distancia.

Hurghada:

Llegando a las costas del Mar Rojo, en Hurghada se depositan los complejos hoteleros más lujosos del país. Es la Ciudad más occidental/europeizada de Egipto, y de allí su arquitectura moderna.

Así como en el desierto se recomienda la inclusión en tu equipaje de ciertas vestimentas particulares, a la hora de navegar también hay requisitos a tener en cuenta. Durante el día, la ropa cómoda y fresca es un ‘must-do’. Los decks suelen estar húmedos, por lo que hay que utilizar calzado que cuente con cierto roce y pueda mojarse, como crocs. A la noche, como en toda la bahía del Nilo, suele refrescar mucho. La temperatura baja de golpe, y los mosquitos no tardan en aparecer, por lo cual hay que tener siempre repelente a mano. Además, a tener en cuenta por el carácter lujoso de la mayoría de los cruceros, para las cenas es importante contar con varias opciones de vestimenta formal. Tanto como la seguridad, los códigos de vestimenta suelen ser bastante firmes, lo cual hace que la atmósfera que se respira dentro del bote sea fina y elegante, sin necesidad de acrecentar los conflictos.

Todos estos recorridos que puedes llegar a realizar desde los cruceros, se pueden complementar con viajes en globos aerostáticos, o en los tradicionales trenes. Sumando estas transiciones, podrás programar distintas paradas estratégicas, para aprovechar al máximo tus vacaciones.

Cuando las pirámides puedan navegar
Comentarios