miércoles. 17.04.2024

Boaventura de Sousa Santos nació en Coimbra y proviene de una familia de clase trabajadora. Ha forjado una carrera sumamente diversa que se extiende desde sus primeros años de lucha académica en la Facultad de Derecho hasta su destacado papel en la creación y desarrollo del Foro Social Mundial. Su figura resalta como la de un pionero y activista incansable, que ha dejado una marca profunda en la comprensión de la sociedad y en la búsqueda incansable de la justicia social.

Desde sus comienzos, Boaventura de Sousa Santos se embarcó en un viaje académico que lo llevó a desafiar las restricciones impuestas por la dictadura portuguesa. Su experiencia en la Universidad de Yale en la década de 1970 durante el apogeo del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos y su posterior inmersión en la vida de una favela en Río de Janeiro le proporcionaron una visión directa de las desigualdades y conflictos sociales.

El retorno a Portugal en vísperas de la Revolución del 25 de Abril y su participación activa en la fundación de la Facultad de Economía en la Universidad de Coimbra señalaron el comienzo de una nueva etapa. Como director de la facultad, Boaventura se dedicó a estudiar la sociedad portuguesa y, junto con un grupo de investigadores, creó el Centro de Estudios Sociales en 1978, del cual fue director hasta 2018.

En esta misma línea, Boaventura de Sousa Santos nos explica en esta entrevista los hitos más significativos de su vida y carrera, sus experiencias transformadoras y su visión de un mundo más justo.

Boaventura de Sousa Santos, ¿siempre te interesó trabajar en el mundo de la sociología? ¿Qué fue lo que te inspiró?

Siempre me han preocupado los problemas sociales y políticos de mi época. Alguien que viene de la clase obrera, especialmente en la década de 1950, vive intensamente con las desigualdades sociales. Entré a la Facultad de Derecho porque durante la dictadura no estaban autorizados los estudios de sociología y, el derecho siempre fue una ventana a lo social. Más tarde llegué a la conclusión de que el positivismo y la dogmática jurídica pesaban tanto en la facultad que nunca se abordaban los problemas sociales.

Fui a Berlín Occidental a estudiar filosofía del derecho y la estancia fue mi primera gran apertura a los temas contemporáneos. La ciudad estaba dividida por el Muro y a menudo lo cruzaba para visitar a mi novia. Eran dos mundos paralelos y eso me hizo reflexionar mucho. Regresé a Portugal pero decidí estudiar sociología preferiblemente en combinación con los estudios de derecho que había hecho. Después, me fui a la Universidad de Yale para hacer un doctorado en sociología del derecho (1969-1973).

Hemos observado que te has distinguido como sociólogo, ¿puedes comentarnos un poco más sobre tu trayectoria profesional?

Mi trabajo se hizo más conocido después de 2001 con mi participación en el Foro Social Mundial. Fue un encuentro de interconocimiento recíproco con otras luchas sociales, otras narrativas de liberación y emancipación. Me involucré lo máximo posible y al hablar varios idiomas, se facilitó la difusión de mi pensamiento. Asimismo, brindé conferencias en casi todas las regiones del mundo y mis libros se publicaron en muchos idiomas, a pesar de no ser libros de fácil difusión.

Boaventura de Sousa Santos, ¿podrías describir brevemente tus aportes más importantes a la sociología y otras disciplinas afines?

Soy parte de una vasta tradición de pensamiento crítico y, por tanto, de sociología crítica que durante mucho tiempo tuvo al marxismo como principal fuente teórica. Después del FSM de 2001, mi pensamiento se enriqueció con otras perspectivas teóricas sin perder nunca la matriz marxista. Sin embargo, el marxismo se convirtió en uno de los componentes, junto al pensamiento anticolonial y el pensamiento feminista en su inmensa diversidad. Además, me di cuenta de que la ciencia es un conocimiento válido, pero no es el único conocimiento válido. De ahí surgieron las epistemologías del sur.

¿Cuáles son los principales temas de investigación en los que has trabajado a lo largo de tu carrera?

Epistemología, sociología del derecho, sociología política, teoría poscolonial, globalización, movimientos sociales, democracia multicultural y derechos humanos, con investigaciones sociológicas realizadas en Portugal, Cabo Verde, Macao, Mozambique, Angola, Sudáfrica, Brasil, Colombia, Bolivia, Ecuador y la India.

¿Cuál consideras que ha sido tu mayor desafío académico hasta el momento y cómo lo has superado?

El mayor desafío fue poder transmitir mis conocimientos al público no académico y en especial a los activistas de los movimientos sociales. Cómo hablar de epistemologías del sur sin utilizar el término, ciertamente lejos de su vocabulario habitual. Superé muchas horas de conversación sobre el contenido de ideas que a veces son mucho más simples que las designaciones que les da el mundo académico.

¿Qué consejo le darías a los estudiantes interesados ​​en seguir una carrera en sociología?

No seguir acríticamente ninguna teoría (por ejemplo, la de las epistemologías del sur). Valorando la ciencia pero sabiendo que hay otros conocimientos que responden a preguntas que la ciencia no puede responder. Sabiendo que la comprensión del mundo es mucho más amplia que la comprensión occidental del mundo.

Conversamos con Boaventura de Sousa Santos, reconocido sociólogo portugués, sobre sus...
Comentarios