lunes. 20.05.2024

La cantidad de contenido vertido en la red es actualmente inabarcable debido a la enorme extensión de esta y a la apertura de la misma, que permite a cualquier usuario subir información, desde cualquier sitio y a cualquier hora. Como consecuencia de esta situación resulta realmente fácil encontrarse con webs y plataformas en las que se vierte contenido multimedia inadecuado y explícito. Esto no reviste demasiada gravedad cuando es un adulto el que recibe estos estímulos, pero si hablamos de menores de edad, tanto niños como jóvenes, la aparición fortuita de este contenido para adultos sí supone un problema, por lo que no debemos restarle ninguna importancia. Controlar la información que reciben los menores en la red es crucial para evitar los muchos riesgos derivados de estos encuentros.

Frente a esta situación, es cada día más frecuente que los padres intervengan en el uso de los dispositivos de sus hijos y en los datos de navegación por internet, que son los principales focos en los que surgen y aparecen estos contenidos. Y es que, aunque generalmente cuando hablamos de contenido para adultos nos referimos a estímulos sexuales y pornográficos, existen otros muchos archivos multimedia en la red que muestran imágenes violentas, irrespetuosas y poco adecuadas para la educación de un menor. La protección frente a estas situaciones se debe tomar en serio, por esa razón en este artículo nos dirigimos a aquellos padres, profesores y tutores responsables de la educación y el cuidado de la integridad emocional y física de los menores.

En los siguientes apartados responderemos a la pregunta de por qué no puedo ver contenido para adultos en Google, hablaremos de las políticas y restricciones de Google, descubriremos cómo bloquear este contenido para adultos, presentaremos Safe Search de Google y hablaremos de Famisafe, una aplicación de control digital que potencia sobremanera la protección de los menores frente a contenidos inadecuados.

POR QUÉ NO SE PUEDE VER CONTENIDO PARA ADULTOS

Google es el servidor más utilizado por los usuarios de la red para efectuar sus búsquedas, por lo que también es más fácil encontrar en este buscador este tipo de contenido inadecuado. Esta es precisamente la razón de que Google haya desarrollado desde sus inicios hasta la actualidad una política de contenido dirigida a proteger la integridad física y emocional de los usuarios. La proliferación de contenido para adultos en la última década motivó que en 2021 la empresa se viese obligada a actualizar su política de contenido y redistribuir ciertas categorías que permitiesen identificar con más precisión todo este tipo de información, lo que a su vez ayuda al buscador a aplicar restricciones más seguras y menos evitables para los creadores de este contenido para adultos.

Google Seguridad
Google Seguridad

Desde 2021, Google establece varios niveles de restricción en función de la edad de los usuarios y el contenido que se muestra. Así, un menor de edad que hace una búsqueda restringida no podrá visualizar desnudos y semidesnudos, imágenes violentas y escenas extremas; no podrá acceder a webs de citas con filiación sexual o erótica y, en general, todo lo relacionado con la sexualidad y la pornografía lo tendrá clausurado. Estas restricciones, sin embargo, no vienen activas en la configuración predeterminada de Google, por lo que cualquier usuario que desee impedir la visualización de estos contenidos para adultos debe bloquearlos en los ajustes del buscador de cada usuario. Google ofrece la opción de aplicar varios niveles en función del tipo de control parental que se quiera ejercer sobre la búsqueda de información que realizan los menores, por lo que podremos adaptarlo a cada situación según necesidad.

Los sistemas de monitorización y reconocimiento de Google reconocen automáticamente la información propia de cada contenido multimedia para aplicar las restricciones, de manera que los menores ni siquiera podrán acceder a los sitios web. 

CÓMO BLOQUEAR CONTENIDO PARA ADULTOS EN GOOGLE

Ahora que ya hemos visto cómo Google ofrece opciones para bloquear el contenido delicado, es importante aprender cómo activar estos métodos de protección y qué posibilidades tenemos en ellos.

La primera opción que tendremos en cuenta es lo que se conoce como “SafeSearch” o “Búsqueda segura”. Este modo de configuración es el responsable de restringir la visualización de todo aquel contenido que muestre imágenes sexuales explícitas, desnudos, actividades sexuales o actos violentos y sangrientos. Para que este escudo se ponga en marcha, debemos activarlo de manera manual, ya que no viene predeterminado. Para ello, el proceso es realmente sencillo:

1º paso: Abrir la página de inicio de Google en nuestro navegador.

2º paso: En la parte inferior derecha encontraremos el botón “Configuración”. Clicaremos sobre él y se mostrará un desplegable.

3º paso: En el desplegable, clicaremos sobre la primera opción, que dice “Configuración de búsqueda”.

4º paso: Una nueva ventana se abrirá donde aparecerán tres apartados. En el segundo de ellos, titulado “Contenido”, clicaremos sobre la opción “Búsqueda segura”.

5º paso: Una vez activada la búsqueda segura, tendremos que seleccionar las opciones “Excluir” o “Desenfocar” para que el contenido se restrinja. La primera opción es la más segura, ya que evita enlaces, imágenes o textos con contenido explícito. La segunda, sin embargo, se limita a dificultar la visualización mediante un desenfoque de la imagen y no evita textos o enlaces.

Estos son los pasos que debemos seguir para activar la Búsqueda segura en un PC. En el caso de un Smartphone, la activación se realiza del siguiente modo:

1º paso: Abrir la página de inicio de Google en nuestro navegador.

2º paso: En el icono de nuestra cuenta que aparece en la parte superior derecha clicaremos.

3º paso: El desplegable nos mostrará varias opciones, de las que seleccionaremos “Ajustes”.

4º paso: Un nuevo desplegable aparecerá y en él encontraremos la opción “Búsqueda segura”, que debemos clicar.

5º paso: Por último, elegimos las opciones “Excluir” o “Desenfocar” para que los filtros se apliquen.

En el caso de los controles parentales, su activación debe hacerse desde App Store o Google Play. Para Google Play, estos son los pasos a seguir:

1º paso: Clicar sobre el icono de nuestra cuenta.

2º paso: Acceder al apartado “Ajustes”.

3º paso: En el nuevo desplegable, seleccionar la opción “Familia” y seguidamente “Controles parentales”.

4º paso: En la nueva ventana, activaremos el marcador hasta que quede en azul. Seguidamente clicaremos sobre “Aplicaciones y juegos” y seleccionaremos la opción “PEGI 18”, que es la más restrictiva. Haremos lo mismo en “Películas”.

5º paso: Para evitar que otro usuario lo desconfigure, crearemos una contraseña.

Famisafe como alternativa de protección

Google Seguridad
Google Seguridad

Incluso cuando Google nos ofrece estas posibilidades de filtrado y restricción sobre los contenidos para adultos, no siempre es suficiente a la hora de garantizar que los menores no tienen contacto con estos materiales de índole tan delicada. Por esa razón no queremos dejar pasar la oportunidad de hablar de Famisafe. Este software de protección y seguridad digital ha sido diseñado y desarrollado por la archiconocida firma Wondershare, una de las empresas líder en el sector informático. Su implantación en teléfonos móviles ha resultado todo un éxito y ya cuenta con millones de usuarios en todo el mundo. Y es que Famisafe mejora y duplica la capacidad de restricción para estos contenidos.

Su característica principal es que con esta aplicación el control de contenido y uso pertenece a los padres, ya que sus móviles se sincronizan con los de sus hijos pudiendo gestionarlos. Desde el momento mismo de su configuración, los padres podrán seleccionar todos los niveles de restricción que deseen. Famisafe garantiza con sus filtros y monitorización que los menores no sólo no podrán visualizar este contenido, sino que los resultados en los buscadores no mostrarán nada relacionado con los contenidos sexuales o violentos. Por si no fuese suficiente, el menor no puede desactivar esas restricciones desde su dispositivo.

Además de las búsquedas en navegadores, Famisafe permite restringir la descarga de ciertas aplicaciones que también sean susceptibles de contener material inapropiado. Mientras que el control parental impide la descarga desde el momento de su activación, el control de Famisafe permite al dispositivo principal bloquear el uso de una aplicación no deseada que fuese descargada antes de la activación del control parental. De este modo la protección sobre los contenidos inadecuados es mucho mayor. Igualmente, el dispositivo principal tiene la potestad de restringir los horarios de uso de ciertas aplicaciones, como las redes sociales, para evitar las adicciones o las faltas de concentración en momentos concretos del día. Si incluso así se desea un grado más de intervención, Famisafe proporciona un informe de actividad y un historial de búsqueda de los dispositivos sincronizados de los menores.

Su descarga es completamente gratuita, es compatible con los principales sistemas operativos de Smartphone y su instalación y configuración resultan rápidas y sencillas.

CONCLUSIÓN

Ejercer control sobre el contenido que visualizan los menores en la red es fundamental para garantizar protección sobre su integridad mental y física. Por suerte, Google permite aplicar filtros y restricciones que ayudan a gestionar adecuadamente el acceso a esos contenidos inadecuados. Pero incluso si eso falla, Famisafe se presenta como una alternativa confiable, eficaz y sencilla. Sin duda resulta el complemento perfecto a la Búsqueda segura y a los controles parentales, ya que permite actuar directamente sobre los dispositivos de los menores sin que ellos puedan invertir o alterar la configuración. Con la seguridad de que no defraudará a los usuarios, recomendamos su instalación y uso para descubrir las muchas posibilidades que ofrece además de las que se han mencionado.

Contenido para adultos en Google: cómo se gestiona y soluciones alternativas
Comentarios