martes 26/10/21
SOCIEDAD

Consejos para reducir el impacto del divorcio en el hijo

Las razones por las que se producen los divorcios son infinitas
Las razones por las que se producen los divorcios son infinitas

En el momento de un divorcio, es muy importante que nos aseguremos de que evitamos al máximo el sufrimiento de nuestros hijos, para lo cual es importante asesorarnos a través de especialistas como BBM Abogados Santander que nos ayudarán a seguir los pasos indicados, logrando de esta forma reducir el impacto del divorcio en el hijo.

LA IMPORTANCIA DE REDUCIR EL IMPACTO DEL DIVORCIO EN EL HIJO

Está claro que nos encontramos ante una situación que inevitablemente deben conocer nuestros hijos, pero debemos entender que nuestro objetivo ahora es el de minimizar ese impacto que se va a producir en el pequeño, logrando de esta forma prevenir problemas tanto en el presente como en el futuro.

Sabemos que para los padres no hay nada más importante que el hijo, pero el problema llega cuando las cosas dejan de estar bajo nuestro control.

Las razones por las que se producen los divorcios son infinitas, pero en la medida de nuestras posibilidades, el objetivo es que los pequeños entiendan lo que está ocurriendo, y que aprendamos a que las conversaciones más duras sobre el tema queden fuera de su alcance.

Es decir, debemos asegurarnos de que entienden lo que está ocurriendo, pero ambos progenitores deben intentar aparentar una cierta normalidad entre ellos, trasladar al pequeño una sensación de estabilidad que ahora es esencial para él.

En ningún momento debe tener la sensación de que va a perder a alguno de los dos, ya que estas circunstancias pueden dar lugar a problemas muy serios en nuestros hijos, pero no sólo con respecto al que se va, sino también al que se queda.

Si queremos garantizar un buen equilibrio emocional, es necesario que hablemos pausadamente con él, le expliquemos todo y transmitamos seguridad y tranquilidad por ambas partes.

CONSEJOS PARA EVITAR QUE NUESTROS HIJOS SE VEAN AFECTADOS

Además, también existen algunas recomendaciones que deberemos considerar para garantizar que el impacto por el divorcio es mínimo en nuestro hijo:

  • No es el momento de convertirse en el padre favorito: evitad mimarlo más de la cuenta, y buscad un consenso para que el niño tenga la misma rutina tanto si está en la casa de uno como del otro. Recordad que el padre favorito no es el que mejor se vende o más deprecia al otro, sino que esto es algo que se gana con los años y con la relación entre ambos.
  • Manteneos informados: ambos tenéis que saber en todo momento las cosas que se hacen, los problemas que surgen, etc. en relación con el niño. Por ejemplo tenemos las vacunas, el modo en que avanza en el cole, si se ha puesto enfermo o necesita algún tratamiento, etc.
  • Cuidado con lo que habláis: nunca hablaremos más del otro progenitor, ni tampoco del resto de miembros de la familia. Pensad en lo que siente una persona cuando es pequeña y le hablan mal de su padre o madre; es muy doloroso e innecesario, además de que no sirve para ganar puntos con el hijo sino que, con el paso del tiempo, se van perdiendo frente a él.
  • No utilices a tu hijo para conseguir tu objetivo: un hijo es una persona, no un objeto o una prueba en un juicio para conseguir lo que queremos. Hacer que mienta es lo más bajo que puede hacer un padre por él. Dejemos que se exprese y que aclare sus sentimientos.
  • Prohibidos los chantajes: encontrarse en un entorno en el que se le chantajea o manipula de forma constante es muy peligroso. No le digas nunca que si quiere a la otra parte tú lo dejarás de querer, ya que los sentimientos no se pueden cambiar así, y lo único que haremos será provocarle mucho dolor.
  • Cumple siempre las resoluciones judiciales: estemos o no de acuerdo, cumpliremos con las resoluciones judiciales, muy especialmente en materia de régimen de visitas. Si no lo hacemos, esto se volverá en nuestra contra, no ya sólo en materia legal, sino también en relación con los sentimientos de nuestro hijo.
  • Los problemas entre dos son entre dos: no exterioricéis ni hagáis protagonista a vuestro hijo en vuestros problemas.

Es muy importante que, para conseguir reducir el impacto del divorcio en el hijo, nos aseguremos de que trasladamos la realidad al pequeño y evitamos que se tenga que enfrentar a nuestras propias inseguridades y miedos o a la inestabilidad entre nosotros, logrando de esta forma que crezca sabiendo que tiene un padre y una madre que lo quieren y que le darán seguridad en su vida

Comentarios