martes 28/9/21
ECONOMÍA

Consejos esenciales para empezar a ahorrar y mejorar nuestras finanzas

Los préstamos online tienen la ventaja de que cualquier persona pueda acceder a ellos sin inconvenientes
Pagar nuestras deudas a tiempo debe ser prioridad para todos

Aunque innovadores productos de financiamiento como los microcréditos o los préstamos con ASNEF online nos otorgan un poco más de holgura en cuanto al manejo de nuestras finanzas, el hecho es que para muchos conseguir ese balance adecuado entre gastos e ingresos parece una tarea sumamente difícil, para no decir imposible. Sin embargo, no debemos sentirnos disuadidos. Hay una cantidad de pasos sencillos pero muy útiles que vale la pena tomar antes de auto-diagnosticarnos como “irremediablemente malos con el dinero”. Esperamos que puedas aprovechar esta lista de tips o consejos para mejorar tu relación con el dinero y tus finanzas.

LA IMPORTANCIA DE AHORRAR Y EVITAR LAS DEUDAS

Antes de compartir propiamente los esperados consejos, recordemos que endeudarnos irresponsablemente nos pone en una desventaja importante, especialmente si terminamos en el fichero ASNEF. El fichero ASNEF es un documento que sirve para valorar la solvencia de una persona natural o jurídica y consiste de una lista de deudores. A la hora de solicitar un crédito o préstamo a una entidad financiera, estos usualmente revisan que no nos encontremos en el fichero ASNEF. Si nos encontramos en este, es casi seguro que nos nieguen el préstamo. Esta es una de las principales razones para aprender a manejar nuestras finanzas, no gastar más de lo debido y respetar los plazos de pago de créditos y préstamos: un mal historial de crédito o solvencia nos pone en una desventaja.

Afortunadamente, muchas entidades financieras innovadoras están ofreciendo préstamos especializados para personas en el fichero ASNEF. Este tipo de préstamos son totalmente online y usualmente son del tipo “préstamo rápido”, lo que significa que el dinero estará disponible en cuestión de días o incluso horas. Antes de solicitar un crédito de este tipo, puede ser útil consultar si en realidad nos encontramos en el fichero de morosos que es el ASNEF.

Ahora, veamos los pasos más que básicos y esenciales, para poner darle la vuelta a nuestras finanzas:

REGISTRAR Y CATEGORIZAR SUS GASTOS

Este primer paso es tan sencillo que parece un poco tonto, pero el secreto de todos los contadores y administradores no es sino ser organizado con el dinero que entra y sale. Afortunadamente, hay muchos programas, apps y plantillas que nos ayudarán a llevar este control. Tendremos que poder diferenciar aquellos gastos de servicios, los impuestos (que por cierto el Gobierno de Cantabria no contempla subirlos el próximo año), gastos prescindibles, entre otros para luego balancearlos contra nuestros ingresos salariales, ahorros existentes y herencias millonarias (para el caso de los más suertudos).

DISEÑAR UN PRESUPUESTO

La información que habremos recopilado en el paso anterior nos permitirá analizar nuestros comportamientos monetarios, y a partir de esto tendremos que diseñar un presupuesto mensual, anual o como prefieran, donde decidiremos cuánto de nuestros ingresos será destinado a todos los tipos de nuestros gastos y cuánto al puro ahorro. También debemos considerar dejar cierta holgura y no hacer un presupuesto demasiado ajustado, pues como muchos saben siempre pueden surgir gastos impredecibles y nuestro presupuesto debe tener la suficiente flexibilidad para acomodarlos.

PAGAR NUESTRAS DEUDAS A TIEMPO

Como hablamos hace algunos párrafos, vivimos en una época donde pagar nuestras deudas a tiempo debe ser prioridad para todos, pues la era de la información nos pone en desventaja cuando de morosidad se trata. Además, ciertas compañías ofrecen descuentos cuando pagamos las deudas a tiempo, y otras ofrecen penalizaciones cuando pagamos tarde. Y, como muchos saben, pagar a tiempo nos ahorra las penas de caer en ficheros de morosos e incluso de potenciales consecuencias penales para los casos más extremos.

También debemos advertir que, aunque los préstamos ASNEF son sumamente útiles, no debemos considerarlos una solución mágica para nuestras deudas y créditos: después de todo también son préstamos que deberemos pagar por la cantidad convenida y en los plazos establecidos con el prestamista. Afortunadamente, muchas de las instituciones financieras que ofrecen estos productos de financiamiento usualmente están abiertos a discutir el préstamo para refinanciarlo.

EVITAR COMPRAS IMPULSIVAS

A todos nos ha pasado que nos llega ese producto aparentemente perfecto, en el momento que parecía que más lo necesitábamos, para luego darnos cuenta tiempo después que tal vez fue una compra innecesaria. A esto llamamos compras impulsivas, aunque una de vez en cuando no debería desbalancear nuestras finanzas, debemos tener en cuenta que puede ser un hábito bastante pesado para nuestras billeteras. La próxima vez que creamos encontrar esa compra perfecta, sería mejor intentar controlar el impulso de gastar y pensarlo un poco mejor. Tal vez, pudiéramos intentar esperar un par de semanas y así poder meditar un poco la compra, especialmente si es de un costo elevado. También podríamos aprovechar ese tiempo para buscar alternativas en otras tiendas o en la internet, donde a menudo podremos encontrar distintos vendedores de los mismos productos y a precios diferentes del ya encontrado.

Comentarios