domingo. 16.06.2024

"Siempre tuve el deseo de tener un coche. Un día decidí visualizarlo y cada vez que iba rumbo a mi trabajo miraba fijamente en un aparcamiento cercano el que yo quería, era de color azul. Todos los días pensaba en cómo abría la puerta, me sentaba y tocaba sus asientos. Un día me llegó la oportunidad de acceder a un plan de financiación especial en el que tenía que esperar un tiempo para que me asignaran el coche. Era por turnos, hasta que finalmente llegó el mío y era el mismo, ese que tanto había visualizado".

Este testimonio fue contado por María Jimena, una española que luego de esto comenzó a investigar y se dio cuenta que su experiencia corresponde a lo que se conoce como Ley de Atracción, considerada una creencia pseudocientífica, es decir, sin base en la ciencia como tal, pero que ha demostrado que sí es posible atraer hechos o momentos a través de visualizaciones o pensamientos tanto conscientes como inconscientes.

Desde tiempos remotos esta creencia ha existido, sin embargo, como teoría la Ley de Atracción fue formulada por el pionero del denominado "Nuevo Pensamiento", el estadounidense William Walker Atkinson.

Pero fue en 2006 cuando se formó toda una "revolución" al salir a la palestra el libro "El Secreto", escrito por la australiana Rhonda Byrne, en el que se describe todo este enfoque basado en el concepto de que las personas atraen lo que anhelan a través de los pensamientos positivos, la visualización constante y la manifestación.

SOÑAR, PEDIR, DESEAR... LOGRAR

Se trata de un ciclo sencillo: soñar, desear y pedir hasta finalmente lograr; el fin es conseguir todo aquello que se anhela usando la energía propia. Se considera que con los pensamientos positivos se atrae el éxito, la abundancia y el amor, mientras que con los reiterados pensamientos negativos se atraerá precisamente eso, lo malo.

Algunos de manera errónea señalan que estos conceptos se basan en magia o brujería, pero nada más alejado de la realidad. La Ley de la Atracción es una de las denominadas Leyes Universales, la cual tiene como precepto principal el hecho de que se atrae todo aquello que se enfoca en pensamientos y energías, lo cual ocurre así la persona crea o no en ello.

Uno de los principales supuestos de esta ley es que estar centrados, pensar positivamente y creer firmemente en que todo es posible, es esencial para estar abiertos a todo lo que está por venir. Su lema principal es que todo lo que se piensa, bueno o malo, va a suceder, por eso es importante tener buenos pensamientos, para que así las cosas ocurran para bien. Esto se basa en la creencia de que las personas vibran (Ley de Vibración) en la misma frecuencia que el universo y es este el que se encarga de cumplir los deseos.

Aunque existen muchas obras literarias en torno al tema, además de guías y orientaciones en internet, estas siempre tratan el asunto de manera informativa, si se quiere, superficial.

Una buena recomendación es participar en alguna de las excelentes opciones de masterclass que sobre la Ley de Atracción existen, en las que expertos en el tema aportan herramientas sencillas y muy claras al participante para que este pueda aplicar esta ley universal y cambiar su vida para siempre.

¿CÓMO USAR LA LEY DE ATRACCIÓN A FAVOR?

Para usar la Ley de Atracción a favor, como se dijo antes, hay que centrarse en creer, pedir, recibir y, finalmente, agradecer. Pero para hacer esto hay que modificar en gran medida ese "chip" que cada quien tiene en su cabeza, el de los pensamientos, dejando de lado lo negativo y solo concentrarse en pensamientos positivos, sacando solo lo bueno de cada situación, por adversa que sea, o trabajar para transformarla y ponerla a favor.

Un paso importante es tener claro lo que se quiere y mientras más específica sea esta identificación, mejor, ya que de esta forma se obtendrán mejores resultados.

Cuando se tenga bien definido lo que se quiere hay que manifestarlo al Universo. Muchos se preguntan cómo hacerlo. Aquí hay que hacer alusión al testimonio contado al inicio: la visualización, con detalle y precisión, al punto de verse involucrado en la situación. María Jimena se vio montándose en su coche azul, acarició los asientos y fue algo que finalmente le ocurrió, tal cual ella lo había visualizado.

Esta es la mejor forma de atraer esos cambios positivos o las oportunidades que se buscan, y que por lo general van orientadas a mejorar la calidad de vida. Además, un aspecto importante es que la persona piense cómo se siente ante la situación anhelada o con eso que puntualmente desea. Es fundamental mantener con el tiempo esa imagen, es decir, repetir constantemente esa visualización de lo que se quiere. Algo que no se debe hacer es pensar o visualizar aquello que no se desea que suceda.

El ser agradecido también es muy importante en todo el proceso que implica la Ley de Atracción. Una excelente recomendación es tener a mano un diario en el que se plasme todo lo positivo que sucede y constantemente darle gracias al Universo por eso.

¿REALMENTE ES EFECTIVA LA LEY DE ATRACCIÓN?

Más allá del asunto de que la Ley de Atracción es considerada una pseudociencia, está científicamente comprobado que las personas optimistas son mucho más felices y proclives al éxito, así que por esta parte se puede tener un panorama favorable sobre lo bueno que es tener pensamientos positivos para la vida en general.

Además, las personas positivas y optimistas tienen recursos y herramientas a favor para manejar de mejor manera los fracasos y que el impacto que estos generen no sean tan intensos o profundos.

Y es esto precisamente en lo que la Ley de Atracción se enfoca: ver el lado bueno de la vida, tener una perspectiva más abierta del mundo, ser más compasivos y promover la empatía hacia el prójimo y a sí mismos. Los resultados son vivir en ambientes de solidaridad mutua, de felicidad y sueños cumplidos.

Conoce la Ley de Atracción y alcanza el éxito y la felicidad en tu vida
Comentarios