domingo. 14.04.2024

El blackjack es uno de los juegos de cartas más populares en cualquier local de juegos destinado al público adulto. Ya sea en un edificio físico o un casino online, se trata de una fórmula de juego que atrae a todo tipo de aficionados a esta forma de entretenerse. Aunque se trata de un juego en esencia muy sencillo de aprender y en el que participar, existen algunas variantes y muchas estrategias que permiten que sea un juego sin fin, que nunca llegue a aburrir, todo lo contrario, cada partida invita a jugar una más.

Sin embargo, si se quiere tener una actitud correcta en la mesa de juego, es necesario aprender las reglas y cómo debe ser el comportamiento, ya que este juego requiere de una etiqueta o forma de actuar que hay que conocer y poner en práctica.

EL DINERO NO SE ENTREGA AL CRUPIER

Antes de sentarse en la mesa elegida, se deberá cambiar el dinero que se desea jugar en la caja del casino y, en algunos establecimientos, también en la propia mesa. Sin embargo, en estos casos, no se deberá hacer entrega de ese dinero directamente al crupier, ya que la política del casino impide a este personaje coger ninguna cantidad en metálico. Se deberá colocar sobre el tapiz de la mesa el monto que se desea convertir en fichas para que las cámaras del casino puedan grabar la operación.

Lógicamente, este proceso no ocurrirá en un casino online, ya que el dinero procederá del bankroll que cada jugador posea. En cualquier caso, una vez que se ha realizado este trámite, el crupier desplazará las fichas hacia el jugador, solo entonces se procederá a jugar las manos y a realizar las apuestas oportunas.

EL COMPORTAMIENTO EN LA MESA CON LAS CARTAS

Una vez sentados y jugando hay que tener presente la forma de manejar las cartas. Como norma general, no se deberán coger y sostenerlas, no es correcto mantenerlas en la mano mientras se piensa en la jugada. Esto va en contra de la etiqueta en casi todos los casinos.

Lo que hay que hacer es mirarlas y volver a dejarlas sobre la mesa. Además, deberán cogerse con una sola mano, no con las dos, de este modo, se evita que se manipulen y cambien o que existan sospechas sobre esto. Por supuesto, nunca se podrán retirar de la mesa, durante toda la partida deberán estar a la vista del resto de jugadores y del crupier. En el caso de haber elegido una mesa de blackjack boca arriba, no se podrán tocar.

LA FORMA DE ACTUAR CON LAS FICHAS

También existe una etiqueta o actitud para con las fichas en las partidas de Blackjack. Será el dealer el encargado de colocar la apuesta en la mesa para que las cámaras puedan verla claramente. Cuando se apilen se deberán colocar las de mayor cantidad abajo y las de menor valor en la parte superior.

La ubicación de las fichas en la mesa también es importante, estarán situadas en un lugar donde el crupier pueda ver claramente la apuesta que se quiere hacer. Es de buena educación, aunque no una obligación, que al abandonar la mesa se cambien las de menor tamaño por otras de mayor valor para que se desarrolle el juego con mayor fluidez.

También hay que recordar que no se deben tocar las fichas mientras se están repartiendo las cartas y que, una vez colocadas las fichas de la apuesta en la zona indicada para ello, ya no se podrán retirar.

ACCIONES GENERALES

De forma general, no se dejará ningún objeto personal sobre la mesa, ni se darán consejos a otros jugadores, la actitud siempre será correcta, educada y respetuosa con el resto de jugadores y con el crupier. Por último, las decisiones que se deban de indicar al crupier será mediante gestos, con señales de la mano, no con la voz.

Comportamiento correcto para jugar al blackjack
Comentarios