viernes. 23.02.2024

Las fotografías y el contenido multimedia en general se han convertido en una parte crucial de nuestras vidas. En un momento donde la sociedad apuesta casi al 100 % por el material gráfico, las fotos han cobrado un sentido aún más especial. Por otro lado, ya no sólo son una forma de inmortalizar algún recuerdo, sino que incluso se han convertido en la herramienta de trabajo de muchas personas en las redes sociales. Y es que, a decir verdad, una buena foto puede ser muy poderosa y generar emociones muy intensas en quienes la ven.

Saber recuperar las fotografías perdidas de los dispositivos digitales es fundamental en estos días, y en este artículo aprenderemos a hacerlo para evitar sorpresas desagradables

LA IMPORTANCIA DE RECUPERAR LAS FOTOS

Como decíamos, las fotografías se han convertido en una parte integral de nuestra vida actual. Reuniones familiares, viajes, cenas, eventos especiales, paisajes, los primeros pasos del bebé… Todo lo que rodea el ámbito personal se almacena en este formato para no se pierda con el paso del tiempo. No son pocas las personas que recurren a las fotos de seres queridos que ya no están para aliviar su dolor y tristeza. Para momentos como estos es crucial saber recuperar las fotos si se sufre una pérdida desafortunada; la sensación de tristeza o fracaso que se puede generar en quien pierde este archivo puede ser realmente angustiosa.

Lamentablemente, un fallo en el dispositivo de almacenamiento, un error nuestro o un descuido en la limpieza pueden acabar con estos recuerdos y borrarlos de la memoria interna. A veces el problema viene de un virus o error del sistema que ha dañado el archivo e impide abrirlo. Entonces, aunque podamos verlo, cuando clicamos sobre él no nos permite interactuar. Aun así, calma. Sabemos cómo recuperar las fotos y hoy vamos a enseñaros algunos métodos muy efectivos.

CÓMO RECUPERAR LAS FOTOS PERDIDAS

Para conseguir este objetivo contamos con varias opciones, aunque en esta ocasión nos centraremos en tres que son muy sencillas y muy eficaces.

PREVENCIÓN

Dice un viejo refrán que más vale prevenir que curar, y desde luego que tiene razón. Aquellas fotografías que realmente son importantes para nosotros, lo mejor es guardarlas en un segundo lugar. Si las hemos hecho con el móvil y están en la galería, no estaría nada mal hacer una copia de seguridad que podamos restaurar para recuperar las fotos eliminadas. Igualmente, al menos aquellos archivos que sean especiales, debemos almacenarlos en otro lugar como un cloud en la nube, un USB o algún dispositivo de almacenamiento externo. Los usuarios de Gmail lo tienen fácil, ya que cuentan con una plataforma onlive como Drive, donde pueden almacenar todos los archivos que deseen. De hecho, podemos programar copias de seguridad automáticas para que toda la información vinculada al usuario se guarde en la nube.

RESTAURAR DE LA PAPELERA DE RECICLAJE

Si hemos sufrido la pérdida desde nuestro ordenador, quizá la papelera de reciclaje sea nuestra salvación. Para recuperar fotos de la papelera, seguiremos unos pasos muy fáciles:

En primer lugar, identificaremos la papelera en nuestro ordenador; generalmente suele tener un acceso directo desde el escritorio. Allí buscaremos el archivo de imagen más reciente y lo localizaremos; en caso de haber varios, tendremos que seleccionarlos también y luego cribarlos. Una vez encontrado, pincharemos sobre él con el botón derecho y en la ventana de opciones buscaremos “restaurar”. Pulsaremos sobre esta opción y finalmente el archivo de restaurará como si nada en la ubicación donde siempre estuvo. Podremos volver a disfrutar de nuestra foto especial sin ningún problema.

USAR UN SOFTWARE PROFESIONAL

Si después de varias búsquedas e intentos no localizamos el archivo en la papelera o no podemos recuperarlo, entonces lo mejor es recurrir a programas para recuperar fotos. Estos softwares tienen la capacidad de buscar en las entrañas de los dispositivos y visibilizar todos aquellos archivos que creíamos perdido. Debemos tener en cuenta que cuando no encontramos un documento (una foto en nuestro caso), no siempre quiere decir que éste haya sido eliminado de la memoria. En la mayoría de ocasiones lo que ocurre es que algún fallo en el sistema, un virus o un error nuestro lo ha escondido, haciéndolo invisible a nuestros ojos. Precisamente por esta razón los softwares de recuperación profesional gozan de tanto éxito, ya que su tecnología permite sacar de nuevo a la luz estos archivos y hacerlos visibles para los usuarios. Una vez localizados, ofrece la opción de restaurarlos para poder manejarlos de nuevo como antes de sufrir la pérdida. Sin duda, es una de las opciones más eficaces para asegurar cualquier archivo que pueda ser eliminado por accidente.

WONDERSHARE RECOVERIT

Aunque existen actualmente softwares muy potentes para recuperar fotos y datos perdidos en general, Wondershare Recoverit es la alternativa que siempre recomendamos en estos casos. Su tasa de recuperación es superior al 95 %, por lo que podemos estar seguros de que podremos recuperar casi cualquier foto perdida. Entre las competencias de este programa se cuenta su capacidad de actuación en más de 1.000 escenarios posibles de pérdida y formatos de almacenamiento. Tarjeta SD, SSD, disco duro interno, disco duro extraíble, USB, cáma de foto, cámara de vídeo, memoria RAM, videconsolas, dispositivos MP3, MP4, etc. Gracias a esta característica podremos rescatar fotografías perdida en cualquiera de estos formatos de almacenamiento.

Selección de documentos para recuperación
Selección de documentos para recuperación

Su gran potencial contrasta con su facilidad de uso, que es uno de los aspectos que han ayudado al éxito de este software. Para poder ejecutarlo lo primero que debemos hacer es descargarlo desde la web oficial. Allí podremos encontrar tanto la descarga de Windows como la de MAC, por lo que no importa qué sistema operativo tengamos en nuestro ordenador. Es importante mencionar que la descarga de este programa es totalmente gratuita, por lo que tendemos la opción de contar con un recuperador profesional a coste 0. Toda vez que ya se ha descargado correctamente, es el momento de instalarlo. El proceso es realmente sencillo, ya que el propio programa guía al usuario durante la instalación para establecer las preferencias preliminares del programa, como el idioma, que en nuestro caso será el castellano.

Análisis

Ahora que el programa ya está instalado en nuestro ordenador, llega la hora de ponerlo en marcha. Al abrirlo, automáticamente se desplegará una ventana en la que podremos seleccionar la ubicación sobre la que queremos hacer el análisis. La otra opción es optar por un análisis general. En primera instancia debe bastar con una búsqueda rápida, ya que los archivos escondidos suelen salir con esta opción. Si, por el encontrario, advertimos que este análisis no ha revelado la foto que buscábamos, tendremos que ejecutar un análisis complejo. Como es natural, llevará más tiempo que la primera opción, pero también la búsqueda es más profunda y el programa alcanza ubicaciones más remotas donde podría estar alojado el archivo que buscamos. Tras el análisis, la interfaz nos mostrará todos aquellos archivos posibles de recuperar, incluidas las fotos que buscábamos. Una de las ventajas que ofrece Recoverit es la visualización previa. Es decir, si tenemos dudas de si la fotografía o el documento que queremos restaurar son uno u otro, el programa nos permite abrirlo momentáneamente y asegurarnos de que realmente es el archivo que estamos buscando. No podremos manejarlo, pero sí hacer esta comprobación previa. Finalmente, pincharemos con el botón derecho sobre la foto y seleccionaremos la opción de restaurar. En unos pocos pasos supersencillos, la foto que tanto queríamos estará de nuevo con nosotros. 

foto

DESPUÉS DE RECUPERAR LAS FOTOS

Aunque Recoverit nos dé la tranquilidad de que incluso nuestras fotos perdidas están a salvo, lo mejor es ser precavidos. Así que, después de haber recuperado los archivos, poner en práctica las técnicas de prevención que hemos mencionado no estaría mal. Un almacenamiento en la nube o alguna memoria externa son las mejores opciones para asegurarnos de que, si volvemos a sufrir una pérdida de este tipo, nuestra fotografía seguirá estando a salvo en otro lugar. En el caso de los Smartphone, podemos recurrir a la copia de seguridad de Drive que hemos mencionado antes o alguna aplicación de tipo cloud donde podemos almacenar online todos los archivos. Si lo preferimos, podemos volcar el contenido multimedia del teléfono en el ordenador y desde ahí pasarlo también a un USB. Con esta opción tendremos la foto original y dos copias más, por lo que las opciones de pérdida se reducen sensiblemente.

En definitiva, las fotografías se han convertido en una parte fundamental de nuestras vidas, tanto por su contenido emocional como por su valor profesional en sitios como las redes sociales. Por esa razón es importante saber cómo guardarlas, cómo recuperarlas y cómo cuidarlas. Un accidente puede volver a separarnos de ellas, pero hoy hemos aprendido al menos dos métodos sencillos que podemos ejecutar nosotros mismos. Y si finalmente ninguno de nuestros esfueros dan los resultados esperado, no pasa nada. Recoverit está disponible online de manera gratuita, sabemos cómo usarlo y podemos confiar en que nuestra fotografía volverá a su lugar casi con toda seguridad.

Cómo recuperar las fotos perdidas de nuestros dispositivos de manera sencilla
Comentarios