lunes 18/10/21
COMERCIO

¿Cómo exportar productos a China? Todo sobre esta opción de negocio

Exportar a China es una opción muy rentable, ya que en este país asiático el comercio electrónico ha tenido un crecimiento impresionante y sus habitantes aprecian cada vez más los productos extranjeros. Con una buena estrategia y conocimiento del mercado, es posible disfrutar de una inversión segura.

Las marcas extranjeras pueden lograr beneficios económicos muy importantes al exportar productos a China
Las marcas extranjeras pueden lograr beneficios económicos muy importantes al exportar productos a China

Cada vez son más las empresas que deciden exportar a China sus productos. Aunque este país es conocido como el mayor fabricante del mundo, su mercado digital crece exponencialmente, de hecho representa aproximadamente el 40% de las transacciones de e-commerce de todo el mundo.

Las marcas extranjeras pueden lograr beneficios económicos muy importantes al exportar productos a China, sin embargo, para lograr el éxito comercial es necesario conocer cómo funciona el mundo comercial en este país y elaborar una estrategia adaptada a ello.

Muchas personas desestiman la importancia de entender el mercado chino, y por ello, la mayoría de los emprendimientos fracasan. El mundo occidental se gestiona de una manera completamente diferente en cuanto a marketing y modelos de negocios, por esta razón, al momento de vender productos online en China hay que hacer las cosas bien y no dejar cabos sueltos.

La clave para entrar en el mercado de China y aprovechar todos sus beneficios, es disponer de una buena estrategia comercial ¿Te interesa expandir tu empresa a uno de los mercados más lucrativos del mundo? Esto es todo lo que tienes que saber.

¿POR QUÉ EXPORTAR PRODUCTOS A CHINA?

Antes de tomar la decisión de exportar a China, muchas empresas se preguntan si realmente vale la pena realizar la inversión. La verdad es que en este país se venden muy bien los productos importados, y en muchos casos, los consumidores confían más en marcas extranjeras que locales. Además, existen otras opciones, por las que las empresas deciden comerciar su mercancía en este país.

Los productos importados brindan estatus

A muchas personas en China les interesa demostrar que tienen una buena calidad de vida, por esto, algunos no dudan al comprar productos importados por precios más elevados que los locales.

Garantía de calidad y seguridad

Al comprar un producto importado, el público chino da por sentado que está adquiriendo algo con calidad garantizada. La seguridad y la calidad son factores de gran relevancia, ya que es común encontrarse con falsificaciones en el mercado local.

Mercado con gran potencial

La demanda de productos importados en China es cada vez mayor. Según Statista, en diciembre de 2020, el valor de las importaciones ascendió a 203,75 mil millones de euros; y desde 2019, es el tercer mayor importador mundial de mercancías.

¿CÓMO VENDER EN EL MERCADO DIGITAL CHINO?

Para exportar a China es necesario entender que el proceso de compras online es único y diferente a los demás países del mundo. Sus principales canales de venta y plataformas de redes sociales solo existen allí y funcionan de una manera particular, por eso hay que conocerlos bien, para así encontrar el más adecuado para comercializar los productos.

Las redes sociales occidentales como Facebook, Twitter o Instagram no existen en China. En cambio, están disponibles plataformas nativas como Xiaohongshu (comercio electrónico), WeChat (servicio de mensajería y llamada), Duoyin (versión china de TikTok), Weibo (similar a Facebook o Twitter), Baidu (buscador como Google) y los foros como Zhihu.

Para exportar a China y lograr el éxito comercial es necesario tener presencia en todas estas plataformas y crear contenido adaptado a ellas. En marketing digital, este paso se denomina localización y es vital para atraer a los consumidores.

MODELOS PARA EXPORTAR PRODUCTOS A CHINA

Existen agencias encargadas de ayudar a las empresas a exportar a China e incursionar de manera correcta en este mercado, profesionales experimentados se encargan de proponer estrategias adaptadas al producto y a las necesidades de los clientes. Entre algunas de las estrategias más exitosas se encuentran las que destacamos a continuación.

Venta directa en plataformas de comercio electrónico

El comercio electrónico transfronterizo es una de las mejores puertas de entrada para las empresas que desean exportar a China. Es una forma de vender sin tener presencia física en el país.

Esta estrategia brinda al público la posibilidad de usar métodos de pago chinos. Por otra parte, existe una infraestructura sólida de plataformas grandes y pequeñas, como:

  • Tmall

Esta es una plataforma que ofrece una amplia gama de productos de lujo. Para tener presencia en ella, las empresas extranjeras deben contar con una antigüedad de al menos dos años, y unas ventas anuales cercanas a los 100 millones de RMB.

  • JD Global

Esta es la segunda plataforma de venta directa en línea más grande en China: domina todo tipo de áreas, entre ellas, electrodomésticos y productos electrónicos. Tiene un sistema global para marcas extranjeras, y se centra en el poder de su red logística y su política de cero tolerancia con falsificaciones.

  • Pinduoduo

Esta es la aplicación de más rápido crecimiento en el país. Ofrece una plataforma de comercio electrónico transfronterizo que ha adaptado un atractivo modelo de 0 comisiones y 0 reducciones para atraer marcas extranjeras, lo que reduce los costes de exportar a China.

Exportar a China con WeChat

Las tiendas transfronterizas de WeChat son una de las mejores opciones para exportar a China. Estas son miniplataformas de comercio electrónico que existen dentro de la aplicación y que permiten a los usuarios hacer pagos rápidos con WeChat Pay.

Hay dos opciones para hacerlo: la primera es crear un miniprograma directamente vinculado con la cuenta de WeChat, que se puede personalizar para vender los productos. La segunda es conectar la aplicación con la página web de la empresa y disfrutar de todos sus beneficios.

Trabajar con distribuidores chinos

Trabajar con distribuidores locales es una excelente opción para exportar a China si no se conoce bien el mercado. Para encontrar a los mejores y tener éxito, es necesario considerar los siguientes factores:

  • Tener una marca reconocida, con buena reputación y alta rotación. Los distribuidores solo deciden trabajar con una empresa cuando es fácilmente identificable.
  • Tener productos fáciles de vender y con alto interés comercial. Los distribuidores están enfocados solo en las ganancias que pueden conseguir.
  • Los distribuidores se encargan solo de las ventas, por lo tanto, las empresas deben ser las que se ocupen del marketing y la visibilidad de la marca. En China, el público es muy desconfiado e investigan mucho antes de comprar.

Exportar a China debería estar entre las prioridades de todas las empresas occidentales, pues este es el único país que, a pesar de la crisis económica del año pasado, tuvo un PIB positivo y señales de desarrollo estables en la economía. El comercio electrónico es una mina de oro para los que consiguen posicionar su marca en este mercado, así que puede valer la pena darle una oportunidad.

Comentarios