viernes. 24.05.2024

La invención de internet ha provocado que las distancias se acorten. Es uno de los elementos más revolucionarios de los últimos años, una herramienta que elimina las distancias físicas y que abre nuevas posibilidades a todos los niveles. Hay una máxima en el mundo del marketing, que afirma que, si no te das a conocer, el camino hacia el éxito se complica. La presencialidad y el contacto físico se han diluido en favor de las campañas virtuales. Este nuevo paradigma ha afectado a muchos sectores y campos empresariales, que encuentran en internet una vía por explotar. Empresas pequeñas y grandes juegan en el mismo campo de batalla, y la imaginación y la creatividad muchas veces es lo que marca la diferencia. 

Ya hemos visto que internet ha dibujado un nuevo escenario, también lo ha hecho la digitalización, que no dejan de ser dos conceptos que van de la mano. Como reflexión analizaremos algunos casos de sectores y empresas que han culminado con éxito el viaje hacia el mundo digital.

La gestión del ocio y tiempo libre es uno de los temas que más nos motivan en la actualidad. Y aquí juegan un papel clave el turismo y los viajes. A lo largo de la semana soñamos con relación a qué destino paradisíaco queremos visitar. Años atrás era habitual visitar agencias especializadas para preparar escapadas, pero con el avance de la digitalización, muchas de estas empresas han tenido que reinventarse. Los usuarios disponen de una gran cantidad de información a un clic, y son mucho más autónomos a la hora de preparar los viajes. La figura del mediador turístico ha desaparecido, y ahora se gestiona de forma individual. El sector turístico ya existía previamente, pero las empresas dedicadas eminentemente a las reservas han tenido que reinventarse. Abrirse a la era de internet, e interpretarlo como una oportunidad y no una amenaza. En este sentido, también han aparecido webs de nueva creación, como los comparadores de vuelos u hoteles, que ofrecen varias propuestas y contraponen los precios, mostrando qué es lo mejor de cara al usuario final.

Antes hemos hecho referencia al concepto de ocio, que también ha evolucionado con el mundo digital. Uno de los casos más ejemplificadores es el del juego. En internet se pueden encontrar una gran cantidad de casinos online fiables, que ofrecen una experiencia similar a la que se puede obtener en un recinto físico. Los casinos eran antes espacios de reunión y asociación, y ahora muchas de sus actividades arquetípicas se han digitalizado. Estos centros optan ahora por ofrecer también actividades gastronómicas, culturales o musicales que difícilmente se pueden encontrar en internet. Otorgando una nueva vida a edificios que fueron concebidos precisamente para convertirse en centros de reunión, siendo ahora también espacios emisores de efervescencia cultural.

Business
Business

Sin alejarnos ni un milímetro de la gestión del tiempo libre, la restauración es también otro tema estrella. Hace unos años, las reservas se efectuaban de forma presencial, al igual que las cartas, y las propuestas se exponían in situ en los restaurantes. Actualmente, existen varias redes gastronómicas que se encargan de promocionar los distintos fogones del mundo. También se generan opiniones y valoraciones que después inciden directamente en la elección por parte del consumidor. Los restaurantes también han tenido que trabajar mucho su identidad digital, desde los distintos perfiles de redes sociales hasta la misma web donde cuelgan el menú e intentan ofrecer una pequeña demostración de lo que se encontrarán los comensales. Hoy en día, todo el mundo puede emitir una crítica o valoración sobre un restaurante, cualquier persona con un teléfono móvil es ya un emisor de información, con una determinada incidencia sobre su entorno. Es necesario cuidar las experiencias, ya que nunca podemos ser plenamente conscientes de quién nos está visitando. Una fiscalización constante que muchas veces obliga a los centros a dar constantemente lo mejor de sí mismos.

Por último, hay que hablar de un último campo relacionado con el entretenimiento como es el cine. Las grandes plataformas distribuidoras de películas han encontrado en internet un espacio en el que crecer. Webs como Netflix o HBO estrenan sus grandes producciones a través de suscripciones mensuales, fidelizando a los clientes y eliminando muchas veces a los cines como intermediarios a la hora de exhibir sus obras.

El mundo digital es un lienzo virtual donde plasmar muchas ideas, los ejemplos que aquí hemos aportado son un buen ejemplo. Cuesta imaginar una revolución similar a lo que ha supuesto internet, todo ha cambiado y todo es posible.

El cambio digital se abre camino
Comentarios