viernes. 01.03.2024

CASINOS Y PSICOLOGÍA DEL COLOR: MÁS ALLÁ DE LAS LUCES BRILLANTES

Vivimos unos tiempos en los que cualquier detalle de un proyecto se cuida hasta las últimas consecuencias. Si pensamos en algo tan simple como un folleto publicitario, veremos cómo cada fuente, el tamaño del papel, la distribución del espacio o incluso los colores que se utilizan, están cuidados al detalle y puedes tener la completa certeza de que ninguno de ellos ha sido elegido al azar. Algo que también ocurre en otras artes, como la arquitectura.

Centrándonos en este último apartado, el que se relaciona con los colores, es posible que te hayas dado cuenta de que los casinos tienen una cierta relación con algunos colores determinados.

Tal como hemos dicho, esto no es casual, sino que tiene una justificación tanto dentro del mundo del juego tradicional y de los casinos de ladrillo como de los casinos online que puedes encontrar en páginas como https://www.slotozilla.com/es-es/. Para profundizar más en esta cuestión, vamos a analizar lo que se ha venido en llamar la psicología del color y cómo influye esta a la hora de tomar decisiones tales como elegir el color de la moqueta de un casino o los diseños que van a estar presentes en el sitio web de un operador online.

QUÉ ES LA PSICOLOGÍA DE LOS COLORES

Como primer concepto a desarrollar es imprescindible hablar de la psicología del color. Esta parte de la psicología aplicada a la publicidad y al diseño de espacios abiertos, entre otras materias, nos dice que los colores influyen en las percepciones que vamos a tener respecto a objetos, anuncios o incluso estancias de cualquier construcción.

En consecuencia, dependiendo de lo que queramos conseguir, deberemos usar unos colores u otros por ser estos los más adecuados al cometido que persigamos.

Esto nos lleva a pensar en la multitud de colores existentes hoy día y cómo se utilizan estos en lo que se refiere a cuestiones como su distribución, la intensidad de los mismos o los tonos y semitonos que se emplean. Obviamente, el uso de diferentes intensidades va a graduar de la misma manera que el tamaño, la forma y la respuesta en la que esa intensidad y los efectos del color tienen sobre nuestra mente.

Es importante no menospreciar el poder de la psicología del color, dado que como veremos en el siguiente apartado, estos pueden hacer sentirnos alegres, tristes, eufóricos u ofrecernos sensaciones concretas como las de frescura, tranquilidad o incluso pasión.

LOS PRINCIPALES COLORES Y SU SIGNIFICADO

Como ampliación del desarrollo del apartado anterior, te dejamos la siguiente tabla con los colores más habituales y sus valores psicológicos. Como siempre, la intensidad de dichos valores dependerá de la cantidad de color presente en el diseño y también de la graduación del mismo respecto a si este es más claro u oscuro.

Color Valores
Rojo Acción, fuego, seducción, poder, sexualidad
Amarillo Armonía, sabiduría, agilidad, oro.
Azul Estabilidad, confianza, limpieza, frescura
Verde Naturaleza, crecimiento, dinero, aire libre
Negro Poder, lujo, conocimiento, concentración
Gris Experiencia, sabiduría, equilibrio, neutralidad
Blanco Luz, calma, sencillez, elegancia, limpieza

LOS COLORES EN LOS CASINOS

Una vez que hemos desarrollado ya los conocimientos necesarios sobre la psicología del color, es momento de ver cómo esta se aplica al mundo de los casinos. Si nos referimos a los casinos tradicionales, veremos cómo estos tradicionalmente utilizan el rojo como uno de sus colores principales.

La idea es crear un entorno libre de distracciones y en el cual los jugadores se limiten a concentrarse en los juegos

El motivo es que, como acabamos de ver, este color despierta la pasión de los jugadores y les anima a probar suerte con mayor aflicción. También es un color relacionado con la actividad y con una cierta sensación de poder, como la que genera el hecho de que si la suerte nos acompañe, nos podamos llevar un buen premio de una máquina.

Este color a veces está presente también en las paredes, aunque estas últimas en ocasiones se quedan en un color más sutil, con algún detalle de rojo o en tonos dorados. La idea es crear un entorno libre de distracciones y en el cual los jugadores se limiten a concentrarse en los juegos. 

La única excepción es el verde, que forma parte de los tapetes de juego. En este caso supone un color antagónico del rojo que venimos comentando y que precisamente sirve para fijar la atención de los jugadores sobre las mesas. En consecuencia, es una de las pocas concesiones en las cuales veremos cómo dos colores teóricamente antagonistas se encuentran en un casino.

NO SOLO LAS PAREDES

Respecto a los techos, es habitual que estos sean de colores claros a fin de ofrecer una sensación de mayor amplitud y comodidad al jugador, así que no es extraño que tanto la iluminación como el color de las pinturas y estucados sean blancos o similares. Aquí también es frecuente encontrar diferentes toques dorados que recuerdan a esa sensación que ofrece el oro en lo que al color se refiere y que están directamente relacionados con el dinero.

Por cierto, como curiosidad, existen ciertos casinos y hoteles en Las Vegas en los cuales el color no solamente es un elemento decorativo, sino que también está relacionado con la distribución de las diferentes zonas. En estos hoteles está permitida la presencia de menores de edad, pero estos no tienen permitido el acceso a las zonas de juego.

Dichas zonas se marcan por colores, por lo que los menores deberán seguir ciertas líneas de alfombra marcadas con un color determinado para acceder a los servicios de restauración y el resto de servicios del hotel sin acceder a las zonas vetadas.

EL MUNDO DE LOS CASINOS ONLINE

De todo lo que hemos comentado, podríamos suponer que serán el rojo y el negro los colores principales que encontraremos en los casinos online que tenemos en la red. Y aunque es cierto que estos colores forman parte de la paleta de muchos de los operadores primitivos de la red, actualmente son varias las alternativas que encontramos.

Veamos algunos de los colores más usuales dentro de los casinos que operan actualmente en la red.

  • Negro: ese color es habitual, especialmente ante la prevalencia del modo oscuro en muchas páginas web. Resulta más interesante que el blanco a la hora de fijar la vista sin cansarla en exceso, y también permite dar un toque de elegancia al casino, permitiendo centrar al jugador sobre aquellos elementos más destacados.
  • Rojo: tal como pasa en los casinos tradicionales, el rojo sigue suponiendo una llamada a la acción y una animación al jugador para que realice sus jugadas o se registren un castillo.
  • Blanco: curiosamente, este color es utilizado también dentro de los casinos y especialmente por aquellos que presumen de ofrecer una mayor transparencia o de querer ofrecer un juego más claro y sencillo. La idea del blanco transmite esa pureza y ayuda a los jugadores a entender que este casino está con ellos.
  • Azul: en línea con el apartado anterior, Este color también es habitual en aquellos casinos que plantean un diseño más relajado y no tan agresivo con el jugador como el que ofrece los operadores clásicos de tonos rojos y negros.
  • Amarillo: el amarillo sigue siendo otro de los colores comunes, pero no tanto como elemento principal del diseño, sino como ayudante decorativo en las diferentes secciones. Obviamente, sigue recordando al oro y, por tanto, animando a los jugadores a probar suerte.

EN CONCLUSIÓN

Los casinos prácticamente no hay ningún detalle que se haya dejado al azar y obviamente el color de las salas o de la interfaz que las diferentes plataformas web ofrecen a sus usuarios no iba a ser una excepción.

Muchos de estos colores han sido diseñados para generar entornos agradables y en los que el jugador se sienta animado a realizar sus apuestas, aunque lo cierto es que los operadores online han cambiado los paradigmas tradicionales y frente a los diseños en rojo y negro han optado por colores diversos y que generan nuevas sensaciones en los usuarios.

Apuestas y paletas: desentrañando el poder de los colores en la psique del jugador
Comentarios