viernes. 24.05.2024

Entre los diversos productos que existen para poder invertir, ahorrar y obtener una rentabilidad, los fondos de inversión son algunos de los más estables y conocidos por todos. Hablamos de instituciones de inversión colectiva que agrupan las aportaciones realizadas por un número de personas, los partícipes. El fondo pone en común el dinero de este grupo de personas y una entidad gestora se encarga de gestionarlo. Cuáles son las principales ventajas de invertir en un fondo de inversión.

¿POR QUÉ INVERTIR EN FONDOS DE INVERSIÓN?

1- Mayor capacidad de obtener rendimientos frente a otros productos de inversión

A diferencia de otros vehículos usados para gestionar y obtener una rentabilidad de nuestro dinero, los fondos de inversión y carteras gestionadas suelen dar una elevada liquidez, por lo que se posicionan como buenas medidas para los inversores que precisan de su dinero en el momento que lo deseen. 

2- Transparencia, regulación y control/supervisión

Es un producto estable y maduro, y una de sus características es que están sometidos a una regulación y control por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Todos los fondos de inversión del país están autorizados antes según los parámetros de la CNMV que supervisa los informes de las gestoras.

3- Permite adaptarse a las necesidades personales y monetarias del inversor

Los fondos de inversión cuentan con variedad de productos que se adaptan a las circunstancias vitales y presupuestarias de cada ahorrador. Hay productos más conversadores, con mayor o menor riesgo,… siempre según lo que se necesite. 

4- Mercados internacionales y emergentes

Estos vehículos de inversión son variados, y también a diferencia de otros, permiten invertir en fondos internacionales y también en mercados emergentes, abriendo la puerta a más sectores. De esta manera son indicados para diversificar los ahorros.

5- Gestión por profesionales con formación y experiencia en los mercados financieros

Si uno está más perdido en temas económicos y necesita apoyo para saber de qué forma invertir y hacer seguimiento de todo ello, tales fondos están gestionados por profesionales con larga experiencia en mercados financieros, que gozan de los medios para ello, lo que ofrece mayor seguridad a la hora de invertir nuestro dinero.

6- Ventajas fiscales

Una gran parte de los vehículos de inversión tienen ventajas fiscales. En este caso, los que participan en los fondos de inversión están exentos de tributación hasta que decidan retirar el dinero que se ha invertido y también el beneficio obtenido. Tales fondos se incluyen en la base imponible del ahorro en el IRPF y su declaración es en función de las ganancias o pérdidas patrimoniales.

7- Variedad de tipos de fondos de inversión

La CNMV, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, nombra algunos de estos productos  que permiten así tener acceso a uno distinto según las circunstancias de cada uno.

• Fondos monetarios: no invierten en renta variable, materias primas o divisa. La duración media de su cartera es igual o inferior a seis meses y sólo pueden invertir en activos de elevada calidad crediticia. Los monetarios a corto plazo se caracterizan porque la duración media de la cartera es igual o inferior a 60 días.

• Fondos de renta fija: no invierten en renta variable.

• Fondos de renta variable: invierten más del 75% en renta variable.

• Fondos Mixtos: en este grupo podrá encontrar fondos de renta fija mixta, que invierten el 30% como máximo en renta variable, o fondos de renta variable mixta, que invierten en renta variable entre el 30% y el 75%.

• Fondos total o parcialmente garantizados: en función de si aseguran o no la totalidad de la inversión inicial. A su vez, dentro de los fondos totalmente garantizados se podrá encontrar con los fondos garantizados de rendimiento fijo, que aseguran la inversión más un rendimiento fijo con la garantía de un tercero, y con los fondos que aseguran la recuperación de la inversión inicial con la garantía de un tercero y ofrecen la posibilidad de obtener un rendimiento vinculado a la evolución de un instrumento de renta variable, divisa o cualquier otro activo. 

• Fondos de gestión pasiva: replican o reproducen un índice (como los fondos cotizados – ETF). También se incluyen los fondos que persiguen un objetivo concreto de rentabilidad no garantizado.

• Fondos de retorno absoluto: persiguen obtener como objetivo de gestión, no garantizado, una determinada rentabilidad/riesgo periódica.

• Fondos globales: son fondos cuya política de inversión no encaja en ninguna de las vocaciones anteriores.

Si contamos con un capital para ahorrar y se decide invertir, los fondos de inversión, con historia y solvencia, son uno de los productos preferidos por los españoles. Existe una tipología de fondos variada con el fin de encontrar productos adecuados a todo tipo de perfiles de inversores. 

Las 7 ventajas de invertir en un fondo de inversión
Comentarios