viernes. 27.01.2023
CONSUMIDORES

5 cosas que NO sueles revisar de tu coche

La presión y desgaste de las ruedas es otro elemento que debemos verificar ocasionalmente en nuestro coche
La presión y desgaste de las ruedas es otro elemento que debemos verificar ocasionalmente en nuestro coche

La seguridad y confort de un vehículo depende del óptimo estado de cada una de sus piezas y accesorios. Es indispensable realizar mantenimientos de rutina, comprobar el estado de ciertos elementos y reparar o sustituir las piezas necesarias en los talleres especializados, como las lunas del vehículo en los Talleres Carglass en Cantabria.

Este cuidado constante del automóvil ayuda a prevenir accidentes en la vía e importantes lesiones en el conductor o en quienes le acompañan en el habitáculo. Sin embargo, por olvido, por desconocimiento o porque se suele subestimar la importancia de cada pieza, muchas veces no revisamos ciertas “cosas” importantes del coche.

EL ESTADO DEL PARABRISAS

Uno de los elementos que deben inspeccionarse es el parabrisas, indispensable para la visibilidad al conducir. También contribuye a la integridad estructural del coche, específicamente, ayuda al sistema del soporte del techo. Ante un vuelco, es el parabrisas el que permite que el techo siga en su lugar, sin lastimar a los ocupantes del vehículo.

Por lo tanto, debemos comprobar que este cristal se encuentre libre de grietas, de fisuras o de algún tipo de desgaste sobre su superficie. De encontrar alguna rotura es necesario que un profesional experto lo inspeccione y proceda a repararlo o a sustituirlo.

Además, el parabrisas debe estar libre de toda suciedad. El polvo o manchas sobre las lunas impiden o limitan el campo de visión al conducir. Y, al igual que las roturas, la suciedad en cristales también es causa de multas.

LA PRESIÓN Y DESGASTE DE LAS RUEDAS

La presión y desgaste de las ruedas es otro elemento que debemos verificar ocasionalmente en nuestro coche. A pesar de que es una recomendación constante por parte de la Guardia Civil, es uno de los elementos que no se examina lo suficiente.

El desgaste en los flancos de la banda de rodadura significa que la presión es insuficiente, mientras que un desgaste central es indicador de que la presión es mayor a la adecuada. Cuando las ruedas llevan la presión correcta, su banda de rodadura se desgasta de manera uniforme. Esto incide en una mayor seguridad vial y ayuda a prolongar la vida útil del neumático.  

Por otro lado, el desgaste total también es necesario revisarlo. Uno de los trucos consiste en incrustar una moneda de 1 euro entre las hendiduras de la rueda. En caso de que la goma no cubra completamente el aro dorado, es hora de cambiar los neumáticos.

EL ESTADO Y FUNCIONAMIENTO DEL CINTURÓN DE SEGURIDAD

Otra de las cosas que no solemos revisar del coche es el cinturón de seguridad. Realmente, estos elementos son diseñados y fabricados para soportar grandes esfuerzos. Pero no son eternos, su resistencia puede disminuir, sobre todo si han actuado ante fuertes impactos.  

En consecuencia, es importante examinar periódicamente los cinturones de seguridad. ¿Cómo? Comprobando el buen funcionamiento del mecanismo de bloqueo, mediante un tirón rápido a la correa. También revisando el sistema de cierre/liberación del cinturón.

Ante la presencia de rotura o desgaste del material o problemas en los anclajes, normalmente se hace necesario sustituir los cinturones.  

EL ESTADO DEL LIMPIAPARABRISAS

Siguiendo con el listado de cosas que no suelen examinarse en el coche, también encontramos las escobillas limpiaparabrisas. El buen estado de estos elementos incide en la conducción segura bajo lluvia o nieve intensa.

Los limpiaparabrisas desgastados hacen un barrido incorrecto, lo que impide la visibilidad al volante y, a su vez, causa fatiga ocular en el conductor. Además, pueden rayar la superficie del cristal y obstaculizar el campo de visión de forma permanente.

Si las escobillas dejan una marca de agua o un velo sobre el cristal, o han pasado 12 meses desde su instalación, es momento de cambiarlas.

Y esto no es todo. Si bien podemos estar pendiente de todos los fluidos del coche, del aceite del motor, del aceite de la dirección, de los frenos y del refrigerante, se nos suele olvidar revisar el nivel del líquido del limpiaparabrisas. Para esto basta con observar directamente el depósito, y si el nivel es bajo, rellenarlo.

LOS ASIENTOS

Los asientos también deben ofrecer comodidad al conductor y a los pasajeros. Pero más que esto, deben estar en óptimas condiciones para proporcionarles seguridad al viajar en coche.

Para hacer una correcta revisión de los asientos es necesario comprobar que se encuentren fuertemente fijados, que funcione correctamente el mecanismo de regulación de su profundidad y que el respaldo se incline los ángulos adecuados para que la espalda pueda apoyarse completamente.

Otro punto importante son los reposacabezas, estos deben permitir el ajuste correcto, ya que solo así ayudan a prevenir lesiones en el cuello en caso de colisiones.

Mantener cada pieza y elemento del vehículo en perfecto estado es importante para la seguridad al conducir, para prolongar la vida útil del coche y para evitar sorpresas y reparaciones caras.

Comentarios