lunes 18/10/21
LIBRO DIGITAL

Casas de Papel, la historia de una injusticia interminable

Detalle de la ilustración de portada del libro 'Casas de papel'
Detalle de la ilustración de portada del libro 'Casas de papel'

eldiariocantabria.es y Antonio Vilela, colaborador habitual del medio, presentan el primer libro digital publicado por este periódico digital, 'Casas de papel', cuyos capítulos se tendrán cada semana un espacio destacado en nuestra página.

Este martes, y como preludio a cada publicación semanal, se recoge el prólogo de esta obra que aborda la vida de los cientos de afectados por sentencias de derribo, su "interminable" lucha contra una injusticia que dura ya décadas y que, por desgracia, ha dejado muchas personas en el camino:

PRÓLOGO

 

La vida va transcurriendo, a veces nos parece que lentamente, pero cuando se van acumulando los años, te das cuenta lo rápido que pasa; cuando miras al pasado, o ves una fotografía de hace años, y dices ¿pero ese era yo? Las arrugas te van moldeando el rostro, las canas los cabellos. Ver como las niñas Usue y Andrea, las que aparecen en la portada del libro, pidiendo que no les derribarán sus casas, hoy ya son unas mujeres universitarias, que nunca han dejado de apoyar a su familia y amigos.

Mirar hacía atrás con ira nos puede hacer daño, traer al presente el dolor del pasado, ese que lamentablemente nos ha envuelto y nunca ha cesado, puede ser innecesario, si no es para poner algún antídoto al mismo. Cientos de familias siguen muchos años después sufriendo la gran injusticia que son las sentencias de derribo, esas que condenan a las Administraciones Públicas, y las penas, las condenas eternas, las pagan hoy ya ancianos inocentes, por ello el rebelarse contra esas injusticias es una necesidad, hoy son estas familias, mañana puede ser cualquiera.

Por ello, este libro “Casas de Papel” no quiere ser un lamento continuado, sino la historia de superación de un colectivo, de cientos de familias, con todos sus momentos, porque en tantos años, los hay de todos los colores del arco iris.

El tránsito por las Instituciones: Ayuntamientos, Gobierno de Cantabria, Defensor del Pueblo, Congreso de los Diputados, Senado de España, Comisión de Peticiones de la Unión Europea… retratando a las mismas y sus responsables, siempre con un punto de ironía e incluso de humor, siendo Miguel Ángel Revilla uno de sus protagonistas, no hay duda de ello. La realidad a veces puede ser tan dura, que hay que coger perspectiva para que incluso esos recuerdos no nos claven sus puñales.

También los acontecimientos que han ido formando una de las principales Asociaciones de Cantabria en los últimos 20 años, AMA (Asociación de Maltratados por la Administración). Desde las largas marchas a Santander, 15 años seguidos, el tren de los inocentes, ¿cuántos trenes hemos llenado? Las caravanas de la esperanza y de la vergüenza, que todavía seguimos haciendo, el bosque de AMA plantando futuro, la seis horas de deporte solidario, y las paellas colectivas, y uno de los más queridos, el Acto de Apoyo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos,  nuestras colaboraciones con Iniciativa Solidaria 0,77% contra el hambre en el mundo.

No pretende ser una descripción cronológica de actividades, sino el transcurrir del tiempo, las vivencias de un gran grupo de amigos que llevamos décadas compartiendo penas y alegrías, cariño, afecto y dolor,  donde siempre tenemos un recuerdo para los que se nos han ido, e intentamos que lo que nos han transmitido, los valores de justicia y solidaridad, lleguen lo más lejos posible.

En definitiva, este libro que por capítulos iremos publicando cada semana en eldiariocantabria.es, dibuja un mundo muchas veces oculto, donde como la vida misma tendrá de todo humor y dolor, tristezas y alegrías, pero sobre todo la petición de justicia, que sirva de escudo para que nunca más, unas instituciones puedan maltratar a sus ciudadanos, a cientos familias, cuando a las injusticias se dejan impunes, se reproducen y nos pueden afectar a todos.

Casas de Papel, la historia de una injusticia interminable
Comentarios