jueves 2/12/21
mesa láctea

Vuelta a las cuotas lácteas para solucionar el “problema más grave que tiene Cantabria”

ASAJA presenta medidas concretas para incentivar la industria, al tiempo que propone reparto de los stocks de productos lácteos entre los más desfavorecidos.

Revilla se ha comprometido a "hacer suyas" las propuestas surgidas de este foro
Revilla se ha comprometido a "hacer suyas" las propuestas surgidas de este foro

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha defendido la necesidad de que la Unión Europea vuelva al sistema de cuotas como forma de regular el sector lácteo. Además, ha anunciado que trasladará al nuevo Gobierno de España medidas que aborden el stock excesivo y la reducción de la demanda para que lleguen a la Unión Europea.

Revilla ha realizado estas afirmaciones después de asistir este viernes a la reunión de la Mesa Láctea, en la que se ha comprometido a "hacer suyas" las propuestas surgidas de este foro, que según ha dicho parten del "consenso general" de que el problema que atraviesa el sector lácteo ha de ser abordado "en la Unión Europea" y con la "presión" del Gobierno de España y de gobiernos autonómicos.

Por ello, Revilla ha asegurado que planteará al Gobierno de España las medidas que permitan buscar soluciones "al problema más grave que tiene Cantabria" y por el que está en juego "la supervivencia del sector lácteo" y con ello, "la supervivencia del modo de vida rural, el equilibrio poblacional y la conservación del medio ambiente".

Está en juego la supervivencia del sector lácteo y con ello, la supervivencia del modo de vida rural, el equilibrio poblacional y la conservación del medio ambiente

El presidente ha señalado que en este "sector emblemático de la región" ya solo quedan unos 1.400 productores de leche y, como consecuencia de la eliminación de las cuotas y la liberalización del mercado, se ha producido un "desplome" de los precios motivado por un exceso de producción y una reducción de la demanda de aproximadamente el siete por ciento

Ayuda al Tercer Mundo

Ante esta situación, ha acogido "favorablemente" y así lo hará llegar al Gobierno de España varias propuestas surgidas de la Mesa. Por un lado, que el "impresionante volumen de stocks de leche en polvo, mantequilla o queso" que tienen las empresas y que les impide hacer más recogidas sea "comprado masivamente" por los gobiernos para proporcionar alimento a personas de países del tercer mundo y a personas refugiadas.

Para el presidente Revilla, la leche es "la dieta más completa y sana" y, especialmente, la producida en Cantabria, que es "la mejor de España y la que tiene mayores controles de calidad". Por ello, ha apostado por realizar una campaña para que se identifique la leche que es de productores de la región.

Al mismo tiempo, ha valorado positivamente la propuesta de que los grandes centros de consumo de Cantabria como hospitales, centros residenciales, escolares o infantiles consuman productos de la Comunidad Autónoma y especialmente leche.

Además, en respuesta a la reivindicación que vienen haciendo desde hace tiempo las organizaciones agrarias, ha anunciado que las ayudas de la PAC se pagarán a partir del 15 de marzo, lo que permitirá "paliar la situación angustiosa por la que están pasando los agricultores y ganaderos".

Medidas concretas de ASAJA

El presidente de la ASAJA, Pedro Gómez, ha realizado una serie de propuestas concretas en la celebración de la Mesa Láctea. En primer lugar, la recogida del 100% de la leche de Cantabria, para ello se propone incentivar a las industrias que cumplan con este porcentaje y que éstas adquieran un compromiso firme y demostrado de que apuestan por los ganaderos de Cantabria. Asimismo, se solicita saber datos concretos de los volúmenes de leche en estas industrias y el origen de esa leche.

Por otro lado, hacer un seguimiento exhaustivo de todos los productos que formen parte del distintivo ‘Alimentos de Cantabria’ para que estos no sólo sean transformados en esta región, sino que también utilicen las materias primas de aquí, algo justo y merecido también para el consumidor final, que muchas veces desconoce que el queso que consume está elaborado con leche del exterior. Se insiste en que es necesario vigilar la trazabilidad de los ‘Alimento de Cantabria’ y todos los sellos de calidad para tener la certeza de que son cántabros al 100%.

Se propone hacer un seguimiento exhaustivo de todos los productos que formen parte del distintivo ‘Alimentos de Cantabria’ para que estos no sólo sean transformados en esta región, sino que también utilicen las materias primas de aquí

En cuanto a controles, Pedro Gómez ha sugerido, como ya ha hecho en otras reuniones, que una manera para que no se “cuele” leche de Holanda, Francia y Portugal, que viene a precios muy bajos porque son los excedentes de estos países, es apostar por realizar inspecciones a los tanques de leche extranjera que llegan al muelle o en camiones.

Otra de las propuestas que ha tenido gran aceptación entre varios de los participantes en ha sido que, como medida ejemplificadora, el Gobierno de Cantabria emplee productos cántabros, entre los que está la leche, en hospitales, residencias, colegios… En definitiva, que la Administración Pública sea la primera consumidora de los productos de esta tierra y así se promocionen de cara a la sociedad.

Declarar a la ganadería sector estratégico al que se le dote ya no sólo de recursos económicos, sino cambios estructurales como los que se han propuesto para que se reactive el sector y la población ponga en valor su necesidad de existencia.

Por último, el presidente de ASAJA ha solicitado a Revilla que se paguen a los ganaderos de Cantabria las ayudas de la PAC que se deben, puesto que esta Comunidad Autónoma es la última cobrarlas, algo que no se entiende en la actual crisis que atraviesa el sector. Pero no todo han sido críticas, desde ASAJA se valora muy positivamente el esfuerzo de este gobierno por buscar soluciones, a través de mesas de diálogo donde se comparten distintos puntos de vista.

Comentarios