jueves. 08.12.2022
SOCIEDAD

Viento, lluvia y un cabo roto, retos del Klaudia antes de iniciar el Camino de Santiago a pie

Lluvia, viento y un cabo roto en la tercera etapa del Camino de Santiago por mar | Vídeo: Náutica Puerto Gris

Ha sido una travesía más corta que la de las dos jornadas anteriores, pero eso no ha querido decir que haya sido más sencilla. De hecho, las malas previsiones meteorológicas se cumplieron, obligando a la tripulación del velero Klaudia, que está realizando el Camino de Santiago en una experiencia diferente combinando mar y tierra, a afrontar retos hasta ahora inauditos para muchos de ellos.

Cumpliendo el horario, el barco de Náutica Puerto Gris salía de Viveiro a las 7:00 horas, pero ya desde el primer momento surgieron dificultades. “Tuvimos fuerte lluvia y niebla”, ha relatado Jesús de la Hoz, a lo que se añadió “viento en contra” procedente del norte, si bien su fuerza fue remitiendo con el paso de la mañana. Esto provocó otra dificultad añadida, y es que el poco viento unido al fuerte oleaje complicó aún más los primeros momentos del trayecto. Habitualmente este tipo de situaciones provocan mareos entre los tripulantes, pero ante la previsión meteorológica se tomaron las medidas necesarias para superarlo sin mayores problemas.

Tras superar esto, el camino se antojaba algo más tranquilo, pero la realidad fue muy distinta. A mitad de trayecto, el cabo del carro de la vela mayor se rompió. El velero Klaudia siempre cuenta con repuestos en cada viaje, por lo que pudo cambiarse, pero obligó a la embarcación a dedicar cerca de media hora a volver a contar con la vela en plenas condiciones.

La lluvia ha acompañado al velero Klaudia en su tercera etapa por mar del Camino de Santiago | Foto: Naútica Puerto Gris
La lluvia ha acompañado al velero Klaudia en su tercera etapa por mar del Camino de Santiago | Foto: Naútica Puerto Gris

Como anécdota, los delfines volvieron a acompañar al velero durante parte del viaje, y la radio del barco captó un aviso de socorro de un helicóptero que buscaba una embarcación en las inmediaciones. Aunque la niebla impidió ver la operación, la tripulación sí pudo escuchar parte del rescate. A este respecto, De la Hoz ha recordado que “era una embarcación extranjera”, lo que es una “buena muestra de la solidaridad que siempre existe en el mar”.

La tripulación del velero Klaudia, durante un momento del Camino de Santiago por mar | Foto: Náutica Puerto Gris
La tripulación del velero Klaudia, durante un momento del Camino de Santiago por mar | Foto: Náutica Puerto Gris

El viaje tuvo momentos calmados, incluso permitiendo ver algún rayo de sol, pero el tiempo todavía les depararía una última sorpresa. Tras dejar Ferrol y entrar en la ría de La Coruña, el viento volvió a levantarse con tal fuerza que obligó a recoger la vela para poder entrar en la que, según la tripulación, es “una de las mejores marinas del Cantábrico”. El Klaudia atracaba alrededor de las 17:30 horas, por lo que los miembros de la expedición han aprovechado la tarde para preparar las mochilas para el día siguiente, cuando el viaje abandona las aguas del Cantábrico y comienza su periplo a pie.

El velero Klaudia ha llegado a La Coruña en su tercer día de navegación | Foto: Náutica Puerto Gris
El velero Klaudia ha llegado a La Coruña en su tercer día de navegación | Foto: Náutica Puerto Gris

Por supuesto, la tarde también ha permitido también pasear, conocer un poco más La Coruña y descansar después de la tensión de la, hasta ahora, etapa más difícil de este viaje. Este viernes, 26 de agosto, a las 9:00 horas pondrán rumbo a Mesón do Vento, un trayecto de entre 25 y 30 kilómetros andando que será la primera etapa en tierra firme de este Camino de Santiago diferente.

Comentarios