viernes 29/10/21
SOCIEDAD

Un vestido inteligente con sensores detecta los abusos sexuales

vestido
Captura del vídeo

Un vestido con sensores ha dejado en evidencia cuántas veces es acosada y manoseada una mujer en Brasil mientras trata de divertirse en una discoteca. Los datos son alarmantes después de comprobar que las mujeres tuvieron que soportar ser tocadas más de 40 veces en una hora Se trata de un experimento viral creado por la agencia de publicidad Ogilvy para el último anuncio de Schweppes en Brasil y que se titula Un vestido para el respeto. La campaña, que se ha hecho viral, ha tratado de hacer visible el acoso que sufren las mujeres en las discotecas. El spot comienza explicando cómo se creó el vestido con sensores con el objetivo de medir las veces que una mujer podía llegar a recibir tocamientos indeseados durante una noche de fiesta. La información de los sensores se transmitía por WIFI a un ordenador desde el que se monitorizaba el acoso en tiempo real. Tres mujeres se pusieron el vestido detector de acoso en una discoteca y los resultados arrojaron lo siguiente: después de tres horas y 47 minutos, los sensores registraron 157 tocamientos, lo que viene a ser que cada hora fueron tocadas más de 40 veces.

El especialista en desarrollo tecnológico Nagib Nassif es quien diseñó la prenda forrada con sensores que se pusieron las tres voluntarias que han participado en el experimento. Un mapa de calor creado a partir de los resultados registrados muestra que las mujeres son agarradas la mayoría de las veces de las caderas y los hombros. El anuncio trata de dejar en evidencia la problemática del acoso en Brasil. Busca, según sus seguidores, generar conciencia social sobre una problemática que no deja de crecer, al mismo tiempo que busca motivar a la diversión, pero desde el respeto. Ya en el Carnaval de este año las mujeres se movilizaron en torno al lema No es no para reclamar respeto a su cuerpo. Tras mostrar las cifras, el spot plantea la pregunta destinada a los hombres en las que va variando la última palabra: ¿Y si se aborda a las mujeres con elegancia/inteligencia/sentido del humor/respeto? Y es que el 86% de las brasileñas ha sufrido acoso sexual en las discotecas. El anuncio se ha hecho viral en Twitter, recibiendo miles de comentarios desde todas las partes del mundo y a las pocas horas ya lo habían visualizado en Youtube más de 30.000 personas.

En Brasil, el acoso a las mujeres tiene una dimensión de enorme gravedad. En Sao Paulo, la mayor ciudad de Sudamérica, una mujer es violada cada 11 horas en lugares públicos. 457 mujeres fueron violadas en esta ciudad entre enero y julio de 2017. En Brasil, la legislación considera violación cualquier conducta con uso de amenaza o violencia que atente contra la dignidad y la libertad sexual de la víctima, por lo que no es necesario que haya una penetración para que sea estipulado el delito.