martes. 06.12.2022
SUCESOS

Varios afectados en Cantabria por la estafa del responsable de un concesionario en Pontevedra

Detenido el responsable de un concesionario por un presunto fraude

La Guardia Civil ha detenido en la comarca pontevedresa de O Morrazo al responsable de un concesionario que, supuestamente, defraudó algo más de 640.000 euros y perjudicó a más de medio centenar de personas, algunas de ellas en Cantabria.

Según ha informado el Instituto Armado, los autores de este delito falsificaban la documentación aportada por los clientes para obtener financiaciones fraudulentas fingiendo la compra de otros vehículos "cometiendo, así, presuntos delitos continuados de estafa y falsedad documental", añade.

La Guardia Civil inició las investigaciones a principios de este año tras las denuncias de varios perjudicados en el Juzgado de Instrucción número 1 de Cangas, en estos casos concretos, por la duplicidad de las financiaciones de sus vehículos.

Según las investigaciones realizadas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, los clientes acudían a comprar un vehículo al concesionario y, al gestionar su adquisición, el administrador copiaba la documentación del comprador para después utilizarla en otras operaciones de financiación sobre el mismo vehículo en otras financieras diferentes.

La otra modalidad de estafa consistía en utilizar los datos personales del comprador para solicitar la financiación de otro automóvil distinto, relata la Benemérita.

El administrador copiaba la documentación del comprador para después utilizarla en otras operaciones de financiación

"De esta forma, resultaron afectados por las estafas no solo los compradores, que en su mayor parte son vecinos de la comarca de O Morrazo, sino también los titulares de los vehículos para los que solicitaba la financiación, que resultaron ser vecinos de varias provincias del territorio nacional, entre ellas Madrid, Málaga, Alicante, Cantabria, Valencia, A Coruña y Lugo", explican las mismas fuentes.

Con cualquiera de estos dos procedimientos, el encargado mantenía la cuota mínima de ventas del concesionario y obtenía el dinero rápido que necesitaba para abonar otras financiaciones anteriormente adquiridas mediante el mismo método, de tal manera que los préstamos se los ingresaban en la propia cuenta corriente del concesionario y las cuotas a nombre del cliente que en ocasiones se la restituía, sobre todo cuando recibía alguna reclamación. En estos casos se justificaba con el cliente aduciendo que se trataba de un error administrativo.

En todos los casos, los perjudicados, al desconocer el uso fraudulento de sus datos y tener, sin saberlo, un crédito a su nombre -algunos hasta cuatro-, no obtenían la autorización de las financieras para solicitar otros créditos, ha concretado el Instituto Armado.

‘OPERACIÓN ÑAGRA’

Después de cuatro meses de investigaciones, la denominada 'Operación Ñagra' concluyó el pasado fin de semana con una entrada y registro en el concesionario, donde fue intervenida "una importante cantidad de documentación relacionada con las financiaciones tramitadas", indican las mismas fuentes, al tiempo que se produjo la detención de su principal responsable.

El detenido, al que se le acusa de la comisión de los delitos de estafa, falsedad documental, revelación de secretos y alzamiento de bienes, ha sido puesto en libertad una vez informado de los hechos investigados y deberá comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido.

En relación con los mismos hechos, se tomó declaración en calidad de investigado a la actual responsable del concesionario, a un comercial y a otra persona que resultó tener varios préstamos a su nombre con vehículos registrados a nombre del mismo concesionario.