sábado. 18.05.2024

El urogallo cantábrico es una subespecie del urogallo occidental, un ave galliforme de la familia Phasianidae endémica de los montes Cantábricos. Actualmente las poblaciones están restringidas a las zonas montañosas de Asturias, algunas zonas del norte de Castilla y León y a áreas de montaña del occidente de Cantabria. Su situación es crítica y, aunque en los últimos años su población ha ido remontando levemente, el futuro de la especie sigue peligrando.

En The Conversation recuerdan que antes del siglo XX el territorio cantábrico ocupado por el urogallo era de unos 30.000 km² mientras a día de hoy la especie está presente en menos de 1.000 km².

Aunque la población de estas aves ha ido remontando levemente gracias a la puesta en marcha del Grupo de Trabajo del Urogallo, por parte de representantes del MITECO, del Gobierno del Principado de Asturias, de la Junta de Castilla y León, del Gobierno de Cantabria y de la comunidad autónoma de Galicia, su futuro sigue peligrando.

El urogallo cantábrico resiste al peligro crítico de extinción con apenas 190 ejemplares, después de la regresión sufrida por la especie en las últimas décadas y varios intentos de frenar su desaparición, especialmente en los últimos seis años, que han permitido alcanzar en 2023 una tasa de reproducción de las hembras de 1,8 pollo, el mejor dato de los últimos ejercicios.

En concreto, la población cantábrica de urogallo sufre un elevado grado de amenaza que derivó en la declaración de su "situación crítica" en 2018 junto a otras seis especies, lo que suponía declarar de interés general las obras y proyectos encaminados a la recuperación de dichas especies. Las cinco restantes son jara de Cartagena, el alcaudón chico, la margaritona o náyade auriculada, la cerceta pardilla, el visón europeo y la nacra común. Fruto de la declaración en situación crítica se puso en marcha el Grupo de Trabajo del Urogallo.

En total, la población estimada en 2019 en la cordillera cantábrica ascendía a 190 individuos. Este censo se repetirá a lo largo de 2024 para valorar la evolución poblacional.

Asimismo, entre los resultados destaca la productividad del urogallo, que en 2023 alcanzaron valores cercanos a los dos pollos por hembra (1,8), el mejor dato desde que se realizan estos trabajos de seguimiento.

LA MAYORÍA DE LAS AVES AMENAZADAS EN ESPAÑA CARECEN DE PLANES DE CONSERVACIÓN 

La mayoría de las aves amenazadas que hay en España, 36 de las 50 especies que hay en peligro de extinción o vulnerables, no cuentan con una estrategia de protección pese a la obligatoriedad de las administraciones para aprobar estas estrategias estatales, según alerta SEO/BirdLife.

Así lo ha denunciado la organización en el último número de la revista 'Aves y naturaleza', donde se "da la voz de alarma" ante la situación que viven la mayoría de las aves amenazadas por no contar con planes de conservación. En este sentido, precisa que en comunidades como La Rioja, Andalucía o Baleares tienen poco más de la mitad aprobados.

Otro de los problemas que se pone de relieve es que no existe un "criterio claro" a la hora de definir qué especies se priorizan cuando se elaboran las estrategias estatales y añade que, a día de hoy, solo hay estrategias aprobadas para 14.

Así, tres de ellas comparten una colectiva de aves acuáticas (cerceta pardilla, fochamoruna y malvasía cabeciblanca, a las que se unirá el porrón pardo en la revisión que se está preparando dentro del proyecto 'Life Cerceta Pardilla'). Otras siete se agrupan en la estrategia de aves amenazadas ligadas a medios agroesteparios (alondraricotí, avutarda euroasiática, aguilucho cenizo, cernícalo primilla, ganga ibérica, ganga ortega y sisón común).

También disponen de ella un par de endemismos amenazados (águila imperial ibérica, con una estrategia conjunta con Portugal, y pardela balear), además del quebrantahuesos y el urogallo; en el caso de este último llegó a haber dos, para las dos poblaciones, pero ya se han unificado. Además, especies catalogadas como el elalimoche, el buitre negro o la gaviota de Audouin carecen por el momento de ella, indica la organización.
 

El urogallo cantábrico, inmerso en una situación crítica que amenaza su futuro
Comentarios