lunes. 26.02.2024

La jueza encarga de tomar declaración a los cuatro tripulantes del velero interceptado a unas 30 millas de Santander con más de 2 toneladas de cocaína valoradas en unos 70 millones de euros ha decretado el ingreso en prisión de todos ellos, como presuntos autores de un delito contra la salud pública con numerosas agravaciones. Así lo acordado después de que los detenidos -un español, dos venezolanos y un colombiano- hayan comparecido, este viernes, ante la Audiencia Nacional, por videoconferencia desde los Juzgados de Santander. Desde allí han sido enviados a la prisión de El Dueso, en Santoña, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

La medida preventiva se ha decidido un delito contra la salud pública de sustancia que causa grave daño a la salud, notoria importancia, extrema gravedad y cometido en el seno de una organización criminal, han precisado las citadas fuentes a esta agencia.

La embarcación fue interceptada y abordada en la medianoche del martes al miércoles por una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, y los cuatro miembros de la tripulación -entre ellos el patrón, de origen vasco- reconocieron que llevaban a bordo la mercancía. No opusieron resistencia al ser arrestados y fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil, mientras el velero, con bandera británica, fue remolcado hasta el Puerto de Santander, donde llegó a las ocho de la mañana para ser custodiado en el Muelle de Maliaño.

Allí se procedió al registro, que se prolongó durante tres horas, hasta las doce de la noche del miércoles, y se tomaron las muestras pertinentes para el análisis de la droga antes de su destrucción. Las más de dos toneladas de cocaína incautadas hacen que se trate de un alijo histórico, de los mayores realizados en Cantabria, y se estima que el valor de la mercancía en el mercado habría alcanzado los 70 millones de euros.

TRES MESES DE TRAVESÍA

El velero, tipo 'sloop', de 13 metros de eslora y nombre 'Night Falls', había salido del Reino Unido y llevaba tres meses de travesía. Fue localizado por el patrullero 'Alcaraván I' de Vigilancia Aduanera, con base en Santander, sobre las doce de la noche del martes al miércoles, tras dos días de búsqueda y después de haber recibido una información del país británico.

Estaba parado en alta mar y las condiciones meteorológicas eran adversas. Había desconectado los instrumentos que permiten su localización y tenía apagadas también las luces obligatorias para la navegación. Fue detectado por un radar cuando probablemente esperaba la llegada y auxilio de otras embarcaciones para descargar y evacuar la droga. Se desconoce hacía dónde se dirigía o dónde tenía previsto atracar, aunque podría proceder de Sudamérica rumbo a España.

Los cuatro tripulantes del velero cargado con 2,2 toneladas de cocaína entran en El Dueso
Comentarios