viernes. 09.12.2022

La imagen se repite cada verano. Desde Castilla y León llegan cientos de personas a Santander cada mañana. Lo hacen en un tren que Renfe pone en marcha específicamente para este servicio, permitiendo a los castellanos y leoneses disfrutar del mar que ofrece Cantabria. Pero ahora, a este tren playero (así lo denomina la propia compañía) puede haberle salido competencia. Y no procede de otro operador, sino de la propia Renfe, que va a conectar Castilla y León con la Comunidad Valenciana en poco más de tres horas.

En concreto, un AVE realizará el trayecto entre Burgos y Valencia de forma directa a partir del 23 de enero de 2023, algo de lo que se han hecho eco diferentes medios de las comunidades autónomas que se verán beneficiadas de esta nueva conexión. Según detallan algunos de ellos, el horario de salida será a las 7:00 horas, llegando a la estación valenciana a las 10:19 horas. Es decir, tres horas y veinte minutos.

Para que nos hagamos una idea, el tren playero que llega a Santander sale de Valladolid a las 7:45 horas, parando en la capital cántabra a las 11:25 horas. Esto supone un trayecto de tres horas y cuarenta minutos. Es cierto que la diferencia son solo 20 minutos, pero hay que tener en cuenta las distancias. Burgos está a casi 600 kilómetros de Valencia viajando en coche; Valladolid está a 250 kilómetros de Santander.

El regreso desde la costa valenciana también será más cómodo que el que se realiza desde Santander. Mientras que el tren playero sale de Cantabria a las 20:20 horas y termina su trayecto a medianoche, para volver a Burgos habrá que coger el tren a las 17:40 horas, pudiendo llegar a la ciudad burgalesa a las 21:18 horas.

Comentarios