martes. 16.04.2024

Cuatro tramos de carreteras continúan cerrados por la nieve y otros cuatro obligan a circular con cadenas o neumáticos de invierno en la mañana de este sábado, en el que Cantabria ya no tiene avisos meteorológicos activos, salvo una pequeña parte del sur de la comunidad, en riesgo por temperaturas mínimas.

Este aviso amarillo se extenderá más mañana lunes y afectará a todo el sur de la comunidad a partir del entorno de Reinosa, donde se espera que las temperaturas mínimas ronden los -6 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

A día de hoy, las carreteras por las que no se puede circular son las de los de los puertos de Lunada (CA-643), Estacas de Trueba (CA-631) y La Matanela (CA-633) y la CA-280 en Saja.

En concreto, está cortado el paso entre los kilómetros 8 y 14 de la CA-643, de La Concha a Valdicio; del 6 al 14,3 de la CA-631 a la altura de Pandillo; del 10 al 32 de la CA-280 Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo; y del 0 al 11,2 de la CA-633 que va de San Pedro del Romeral al Puerto de La Matanela.

Asimismo, es obligatorio usar cadenas entre La Lastra y Cueva, en la CA-281; entre Entrambasaguas y Abiada, en la CA-183; entre Valdeprado y Cueva, en la CA-184; y entre Cañedo y Villaverde, en la CA-665. En estos tramos está prohibido el paso de camiones, autobuses o vehículos articulados, según la información de la DGT y la web de Carreteras de Cantabria, consultada por Europa Press.

Y aunque no hay restricciones, también se precisa circular con precaución por la nieve en la CA-284 de Matamorosa a Maporquera.

Cuatro tramos de carreteras siguen cerrados por la nieve y es obligatorio usar cadenas...
Comentarios