jueves. 29.09.2022

Cantabria es tierra de muchas cosas. De gastronomía, de turismo, de cultura… pero también es tierra de deportes. Esto lo corrobora los grandes deportistas que hemos tenido y tenemos, cántabros como la copa de un pino que han hecho que esta región se expanda más allá. Desde Severinario Ballesteros hasta una de las leyendas del ciclismo como es Óscar Freire o un jovencísimo Pablo Torre llegando a debutar con el primer equipo azulgrana. Estos son nombres de una gran lista que parece no terminar nunca.

Pero antes de todos estos deportistas ilustres y de los deportes más sonados se esconden los deportes tradicionales de Cantabria, que a veces parecen quedar en el olvido. En este artículo vamos a recordar algunos de ellos y recordar de dónde venimos y quienes somos.

Existe un deporte tradicional que todavía se practica y que tiene a sus forofos enamorados desde tiempos inmemoriales: los bolos. Hay numerosas boleras situadas en los pueblos de Cantabria, donde todavía la gente acude para disfrutar de este deporte. La modalidad más popular es el “bolopalma” que se caracteriza por la dificultad adicional de que la bola empleada para jugar carece de agujeros, por lo que se debe de coger con la palma de la mano.

El pasobolo tablón es otra modalidad de bolos en la que se debe de lanzar tres veces la bola, esta tiene agujeros de agarre y está mojada en agua, debiendo esta deslizarse por un tablón hasta derribar los tres bolos colocado en hilera, adheridos al tablón con arcilla. El pasabolo losa y bolo pasiego son otras dos modalidades.

Entre todos los deportes tradicionales de esta región, hay uno que se asienta en el Valle del Pas: el salto pasiego.  Y no solo tiene una modalidad, si no que este deporte puedes practicarlo como quieras. ‘Andar en el palo’, ‘salto con palo’, ‘rayar el palo’ o ‘saltar a tres brincos'. En el año 2015 el Gobierno de Cantabria declaró el palu, el salto pasiego y sus modalidades como Bien de Interés Local Etnográfico Inmaterial.

El corte de troncos con hacha o con sierra de dos manos, es otro de los deportes tradicionales.  Los troncos pueden colocarse en posición vertical para que se corten de lado, o también en ponerse en posición horizontal (para que se sitúe cada concursante con los pies encima del tronco).

Es imposible no nombrar el Aluche, que es la forma de lucha tradicional de Cantabria con origen en las formas de lucha que en su día fueron comunes en las zonas limítrofes de Cantabria, Asturias y León. En los diferentes valles principalmente Liébana, Valles Pasiegos y Campoo se han desarrollado formas distintas. Así según la zona se comienza con un agarre de antebrazos, se permiten o no zancadillas, se continúa o no la lucha en el suelo, e incluso en Campoo se ha constatado una modalidad en la cual un contendiente comienza tumbado y ha de cambiar las tornas.

Y tú, ¿has practicado alguno de estos deportes?

Comentarios