sábado 16/10/21
LABORAL

Los trabajadores del búnker del Santander, en huelga para defender sus puestos de trabajo

El comité de empresa ha convocado dos jornadas para tratar de conseguir un acuerdo por escrito que cancele el traslado a Madrid de casi la mitad de la plantilla.

El CPD o 'búnker' del Santander en Cantabria
El CPD o 'búnker' del Santander en Cantabria

El comité de empresa de Indra en el Búnker y su servicio para Produban, empresa perteneciente al Grupo Santander, ha convocado una huelga de 48 horas de todos los servicios de control de sistemas del Centro de Proceso de Datos (CPD) de Solares desde las 7:00 horas del jueves, 6 de abril, hasta las 7:00 horas del sábado, día 8, para defender todos los puestos de trabajo tras el intento de Indra de trasladar a casi la mitad de la plantilla a Madrid.

Además del paro total de los servicios de control de sistemas durante dos jornadas, CCOO ha informado en un comunicado que el comité también ha convocado dos concentraciones. Por un lado, el jueves 6, a las 12:00 horas se concentrarán frente a la sede del Gobierno de Cantabria y por otro, el viernes 7, a partir de las 8:30 horas lo harán frente a la puerta del Palacio de Exposiciones de Santander, coincidiendo con la Junta General de Accionistas del Banco Santander.

Desde el comité han explicado que, con estas medidas, pretenden conseguir un acuerdo por escrito que garantice el trabajo en Cantabria, que cumpla con los acuerdos vigentes y cancele el traslado colectivo que pretende la empresa y que afecta a la mayor parte de la plantilla.

Han explicado que el pasado 24 de marzo se produjo un acto de conciliación en el Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (ORECLA) en el que Indra "se negó" a firmar ningún documento que garantice el futuro de los trabajadores del búnker ubicado en Solares.

El comité de empresa ha recordado que esta situación de "preocupación" por el traslado de prácticamente el 50% de los trabajadores se produce tras el anterior "intento fallido hace cuatro meses de realizar un despido colectivo de toda la plantilla".

Fue entonces cuando, tanto la empresa como los representantes del Gobierno, se comprometieron a mantener los puestos de trabajo, la actividad del CPD y respetar los acuerdos suscritos con los trabajadores, situación que "se viene incumpliendo desde el primer día", según el comité.