viernes 20/5/22

Los días de lluvia, de tiempu ventosu y regüeltu que sufrirá Cantabria jasta el fin de semana pola borrasca 'Elsa', darán pasu a una semana de Navidá aposaa, anticiclónica y seca, sigún la privisión de l'Agencia Estatal de Mitiurulugía (AEMET), que a mas largu prazu, pal hibiernu, apunta a temperaturas mas caldeaas de lo normal, masque los moelos no son a pridicí-la precipitación. Asina lo dijo hui ena ruea de prensa el delegáu de la AEMET en Cantabria, José Luis Arteche, quin istuvo acompañáu del responsabli de la seición de Climatulugía de la mesma, Juan José Rodríguez.

El tardíu arrisultó ser en Cantabria el mas lluviosu de los últimos 40 años

Atentu del hibiernu, que entrará el 22 de diciembri a las 05:19 horas, Arteche desplicó que los moelos aseñalan temperaturas mas altas de lo normal, colo que van tres estacionis siguías cola mesma pridición. Tocanti a la precipitación, establecin una probabilidá por un igual (33%) de que sea normal, húmedu u secu. Una privisión de precipitacionis amejaa a la que se ufrició pal tardíu, que arrisultó ser en Cantabria mui lluviusísimu, el mas lluviosu de los últimos 40 años, con un mes de nuviembri "de récord", colos valoris más altos de la serii. Sigún endicó Rodríguez, los 1.108 litros por metru cuadráu arricugíos en un mes en Soba puein sé-l másimu mas altu arricugíu enjamás en Cantabria n'un mes dendi 1921, cosa "nunca vista". Amás, ena estación de Soba enregistrarin 1.616 litros por metru cuadráu en tres mesis, lo que lluevi terciáu en tul añu.

La temperatura mínima se enregistró en nuviembri en Nestares, con tres graos baju ceru, y las másimas en sitiembri, cuandu pasarin de los 30 graos. Tocanti a las horas de sol, nuviembri jue el terceru menos asolejáu de los últimos 30 años, casi cola metá de horas de las esperaas. Y atentu al airi, jue el quintu tardíu mas ventosu de los últimos 15 años, con ribusíos que acanzarin los 146 kilómetros por hora en Soba y los 129 en Tresviso. L'abondu de precipitacionis isgulvió l'añu hidrológicu, que acabó con una falta del 10% y dendi utubri, cuandu iscumienza, ya enregistró un superávit del 93%. "Si no lluviera más, en jebreru andaríamos en cundicionis normalis", endicó Rodríguez, aseñalando que los 690 litros que s'asperan pa jebreru "ya los vimos en nuviembri". A falta de dos semanas pa rematar diciembri, el responsabli de la seición de Climatulugía de la AEMET prevei que 2019 será un añu en general normal u caldeáu y húmedu u mui húmedu.


El tiempo será estable en Navidad en Cantabria, que tendrá un invierno con temperaturas altas

Los días de lluvia, de tiempo ventoso y "revuelto" que sufrirá Cantabria hasta el fin de semana por la borrasca 'Elsa', darán paso a una semana de Navidad estable, anticiclónica y seca, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que a más largo plazo, para el invierno, apunta a temperaturas más altas de lo normal, si bien los modelos no son capaces de predecir la precipitación. Así lo ha dicho hoy en rueda de prensa el delegado de la AEMET en Cantabria, José Luis Arteche, quien ha estado acompañado del responsable de la sección de Climatología de la misma, Juan José Rodríguez.

El otoño ha resultado ser en Cantabria el más lluvioso de los últimos 40 años

Respecto al invierno, que entrará el 22 de diciembre a las 05:19 horas, Arteche ha explicado que los modelos señalan temperaturas más altas de lo normal, con lo que acumulan tres estaciones seguidas con la misma predicción. En cuanto a la precipitación, establecen una probabilidad idéntica (33%) de que sea normal, húmedo o seco. Una previsión de precipitaciones similar que la que se ofreció para el otoño, que ha resultado ser en Cantabria extremadamante lluvioso, el más lluvioso de los últimos 40 años, con un mes de noviembre "de récord", con los valores más altos de la serie. De hecho, según ha indicado Rodríguez, los 1.108 litros por metro cuadrado recogidos en un mes en Soba pueden ser la máxima más alta recogida nunca en Cantabria en un mes desde 1921, algo "nunca visto". Además, en la estación de Soba se han registrado 1.616 litros por metro cuadrado en tres meses, que lo que llueve de media en todo el año.

La temperatura mínima se registró en noviembre en Nestares, con tres grados bajo cero, y las máximas en septiembre, cuando se superaron los 30 grados. En cuanto a las horas de sol, noviembre ha sido el tercer menos soleado de los últimos 30 años, casi con la mitad de horas de las esperadas. Y respecto al viento, ha sido el quinto otoño más ventoso de los últimos 15 años, con rachas que han alcanzado los 146 kilómetros por hora en Soba y los 129 en Tresviso. La abundancia de precipitaciones ha dado la vuelta al año hidrológico, que acabó con un déficit del 10% y desde octubre, cuando comienza, ya registra un superávit del 93%. "Si no lloviera más, en febrero estaríamos en condiciones normales", ha indicado Rodríguez, precisando que los 690 litros que se esperan para febrero "ya los hemos visto en noviembre". A falta de dos semanas para acabar diciembre, el responsable de la sección de Climatología de la AEMET prevé que 2019 será un año en general normal o cálido y húmedo o muy húmedo.

Comentarios