sábado. 13.04.2024

Después de que esta semana se anunciara por todo lo alto el inicio de la fabricación de los nuevos trenes de Cercanías que llegarán a Cantabria y Asturias, ya han empezado a surgir voces que alertan de que no se trata únicamente de tener mejores trenes, sino también de cambiar unas vías que están igualmente envejecidas.

Uno de los primeros en hacerlo ha sido el presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE-Asturias), Dacio Alonso, que ha calificado esta fabricación sin realizar cambiar en las vías será lo mismo que “meter un Mercedes por una caleya”, según publican medios locales de la comunidad vecina.

Alonso ha hablado del caso asturiano, asegurando que los usuarios van a vivir un “calvario” a raíz de las obras en la antigua FEVE, que no van a suponer un “cambio real”, ya que el trazado de la línea no cambia. “Asumiremos tres años de penurias para seguir igual”, ha indicado.

En ese sentido, ha recordado que de los 1.600 millones de euros que va a invertir el Ministerio en Cercanías Asturias, en el caso de la antigua vía estrecha se trata de inversiones de “absoluta necesidad” para garantizar la seguridad después de 30 años sin actuaciones, pero esto “no muestra un compromiso real para que el ferrocarril sea el eje de la movilidad”.

La organización ha reclamado al presidente asturiano, Adrián Barbón, que “si quiere un cambio real para Asturias” realice una actuación que contemple cambios de trazados, eliminación de curvas, dobles vías y electrificación total. Algunas de estas demandas también se han realizado en Cantabria a lo largo de los años.

Tener nuevos trenes de cercanías sin cambiar las vías será como “meter un Mercedes por...
Comentarios