sábado. 02.03.2024

El juicio al exsecretario general de Podemos Cantabria José Ramón Blanco por supuesto acoso a su entonces compañera de partido y portavoz del grupo parlamentario, Verónica Ordóñez, se ha suspendido este jueves, 30 de noviembre, debido a que se ha citado por error a una testigo, que ha comparecido por videoconferencia desde Granada.

Esta mujer no tenía nada que ver con los hechos denunciados ni tampoco con el partido, tan solo el mismo nombre y apellidos de la persona que tendría que haber declarado en realidad: Belén Millán, que fue secretaria de Feminismos en la formación cántabra.

Al percatarse de la equivocación -toda vez que el DNI de la compareciente tampoco coincidía con el de la testigo prevista-, la magistrada, Adela Morales, ha decidido suspender la vista, que se había señalado a las diez y media de la mañana en el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander, en la calle Alta de la ciudad.

Antes de tomar esta decisión, y según han informado a esta agencia fuentes jurídicas, habían testificado los otros dos testigos pendientes para esta jornada -Alberto Gavín y Lydia Alegría-, en la que estaba previsto que finalizara la vista oral después de la sesión celebrada el pasado día 14, en la que Ordóñez se volvió a ratificar en los hechos denunciados y Blanco los negó de nuevo.

Ese día, el plenario se desarrolló en el Salón de Actos del complejo judicial de Las Salesas y por segunda vez además, después de que la Sala de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ordenara repetir el juicio al anular el celebrado por el juez de lo Penal 2, José Hoya Coromina, sobre quien recayó el caso, y su sentencia, por "dudas" sobre su "imparcialidad".

En ese fallo, dictado en febrero de 2020, el magistrado absolvía al procesado de los delitos de lesiones y contra la integridad moral -por autoridad o funcionario- de los que le acusaba la víctima y la Fiscalía, así como otras dos integrantes del partido.

Y aunque la vista se había vuelto a señalar para febrero de este año, se suspendió por la huelga de letrados de la administración de justicia, y se pospuso a este mes de noviembre.

Sin embargo, tras las declaraciones del enjuiciado -que accedió al liderazgo de Podemos en 2015- la denunciante y el grueso de los testigos, queda pendiente la última testifical -fiscal y acusación particular renunciaron ante el error en la citación, no así la defensa, que interesó la suspensión de la vista a la que accedió la jueza-.

Así, ahora se tiene que localizar a la persona correcta y señalar una nueva fecha para que comparezca como testigo, en la que también tendrán lugar las conclusiones e informes finales y el juicio quedará visto para sentencia por segunda vez.

Por lo demás, este jueves Alberto Gavín -que también lideró Podemos- se ha ratificado en lo manifestado en fase de instrucción, reafirmando los "actos de humillación" y "gritos" de Blanco a Ordóñez, a la que él acompañaba para "proteger" en la Cámara regional.

Mientras, Lydia Alegría, que tuvo una relación con el encausado, también ha testificado cómo Blanco se refería a Ordóñez como "la peor persona del mundo" y profería expresiones cómo "ojalá se muriese", pues la consideraba "no un rival político o ideológico, sino el enemigo a batir".

Suspendido el juicio a José Ramón Blanco al citarse a una testigo equivocada
Comentarios