domingo. 25.02.2024

La vista señalada para este miércoles por el doble crimen de Liaño, para transformar el procedimiento seguido hasta ahora en el de tribunal del jurado por el que se enjuiciarán los hechos, se ha suspendido al no presentarse el abogado de José R., investigado por matar presuntamente a su expareja y al bebé de ambos, de once meses de edad, hace dos años en esta localidad cántabra.

La comparecencia, prevista a primera hora en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Santander, ha sido aplazada a dentro de poco más de un mes, en una jornada en la que también se practicará la pericial para que los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil encargados de la geolocalización de los teléfonos móviles del sospechoso y la mujer aclaren dudas sobre el informe (los datos sitúan al hombre y a su ex en la hora y lugar de los hechos).

De la anulación de la vista señalada y de las nuevas acordadas han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la causa, que han indicado además que el procesado --en prisión provisional en la cárcel de Dueñas, en Palencia-- se negó en un principio a ir al locutorio del centro penitenciario para seguir la vista, aunque finalmente fue convencido y accedió a la sala de videconferencias.

Precisamente, para evitar que esto pueda ocurrir en las vistas previstas a finales del próximo mes de enero, las dos en una única jornada, se ha acordado que el investigado sea desplazado desde la provincia vecina hasta Cantabria.

Y en cuanto a la ausencia de su letrado, a priori sin previo aviso o justificación alguna, se ha decidido, además de levantar la correspondiente acta, dar traslado de lo ocurrido al Colegio de la Abogacía, por si fuera motivo para imponer alguna sanción.

Al parecer, según ha podido saber esta agencia, el abogado defensor consideraba que no podía celebrarse la vista de transformación del procedimiento sin practicar antes la pericial pendiente, aunque fuentes jurídicas han asegurado a esta agencia que sí es posible, y habría alegado además la coincidencia de esta vista con otra, pese a que las causas con preso tienen preferencia sobre las demás.

En este caso, el investigado se encuentra en prisión preventiva --primero en El Dueso, en Santoña, y ahora en Palencia-- desde horas después de ser detenido tras personarse en dependencias policiales a requerimiento de las autoridades y de hallase también los cuerpos sin vida de quien había sido su pareja y de su hija.

Aparecieron muertas en su casa familiar de Liaño, en Villaescusa, el 17 de diciembre de 2021, y se cree que el fallecimiento de ambas tuvo lugar la tarde anterior, tras la intervención de dos guardias civiles por la llamada de la mujer, de 40 años, ante la presencia del hombre, entonces de 43, en el domicilio, a pesar de que tenía orden de alejamiento -dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander- y que habría quebrantado, hasta dos veces en un día.

Personados en el lugar, los agentes dejaron marchar al sospechoso y por este proceder la Benemérita abrió una investigación interna y un expediente -también a un sargento- que acabó en sanción a los tres efectivos implicados.

Recientemente, la Audiencia Provincial de Cantabria rechazó que se impute por un doble delito de homicidio por imprudencia profesional a los tres efectivos, denegando la Sección Tercera la pretensión de una de las acusaciones particulares, y al igual que había hecho el titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santander.

Este magistrado también acordó hace poco prorrogar dos años más la prisión provisional al investigado.

Suspendida una vista por el doble crimen de Liaño al no comparecer el abogado defensor
Comentarios