jueves. 22.02.2024

La superficie del mar del Cantábrico podría estar entre 3,5ºC y 4ºC más alta de lo normal la próxima semana, tras haber tenido un verano con temperaturas "muy altas". Asimismo, al norte de Baleares la anomalía sería similar, pero en gran parte del Mediterráneo serían superiores a los 2,5ºC o 3ºC.

El episodio de altas temperaturas de final de septiembre y principios de octubre ha afectado también a las aguas que bañan la Península Ibérica, que han batido récord en el Mediterráneo con los 20,9ºC de temperatura media global del pasado 4 de octubre, según el portal eltiempo.es, que también ha señala los 24,5ºC registrados en el Atlántico norte el mismo día, lo que supone una anomalía de casi 1ºC con respecto al promedio del periodo comprendido entre 1982 y 2011.

Además, las previsiones de eltiempo.es apuntan a que las anomalías térmicas podrían ser aún mayores para las próximas dos semanas, aunque para el martes 10 de octubre se esperan anomalías positivas en todas las costas españolas.

Una de las causas son las olas de calor marina que, según datos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), se han vuelto más frecuentes durante la última década.

Estas se producen cuando, durante cinco días consecutivos, las temperaturas del agua de la superficie de mares y océanos se mantienen superiores a lo habitual. Esta ola de calor puede clasificarse entre moderada, fuerte, severa, o extrema, aunque según eltiempo.es, hasta el 3 de octubre, la ola de calor marina se mantenía moderada.

Este fenómeno se suma a que el Mediterráneo se calienta un 20% más que la media mundial, según el portal meteorológico, que también ha señalado que durante el verano de 2023 se superaron los 31ºC, por lo que se marcaron varios récords históricos.

En concreto, la boya de Cabo de Gata registró 28,5ºC el pasado 26 de agosto; la de Melilla 30,6ºC el 19 de julio; y la de Barcelona 30,5ºC el 21 de agosto. Además, aunque el récord absoluto de la red de boyas de Puertos del Estado se batió en la boya de Dragonera (Islas Baleares) con 31,36ºC en agosto de 2022, este verano se alcanzaron los 31,21ºC de máxima.

Por otro lado, también se han batido récord en otoño de 2023 en el Mediterráneo, como el 2 de octubre cuando la boya de Dragonera alcanzó 27,04ºC, lo que supone un récord de temperatura para este mes desde que hay registros, al igual que la boya de Valencia, que registró el día 3 su máximo histórico con 25,74ºC. Otras de las temperaturas máximas en boyas se han dado en la de Bilbao II, con 23ºC; la Bahía de Cádiz con 22,28ºC o las Islas Cíes, con 20,20ºC.

La superficie del mar Cantábrico podría estar entre 3,5ºC y 4ºC más alto de lo normal...
Comentarios