lunes. 04.07.2022

El acusado de vender una papelina de cocaína en una plaza de Santander en noviembre del pasado año se ha conformado con una pena de un año y seis meses de prisión y 20 euros de multa como autor de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria tenía previsto celebrar este miércoles el juicio, pero al inicio del mismo la Fiscalía y la defensa del acusado han llegado a un acuerdo. El tribunal dictará una sentencia de conformidad en los términos del acuerdo alcanzado, en el que se ha tenido en cuenta el reconocimiento de los hechos por parte del acusado, para el que la Fiscalía solicitaba inicialmente una pena de dos años de prisión.

El acusado ha reconocido que en noviembre pasado se encontraba en la plaza Juan Carlos I de Santander cuando fue sorprendido por efectivos de la Policía Nacional vendiendo una papelina de cocaína, con un peso de 0,51 gramos y un 63,5% de riqueza. Además, llevaba consigo 540 euros procedentes del tráfico de drogas.

Por estos hechos, el ministerio fiscal le considera autor de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño en la modalidad de escasa entidad, y ha solicitado, y así lo ha aceptado el acusado, una condena de un año y medio de prisión y una multa de 20 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día por cada 10 euros impagados.

Comentarios