lunes 6/12/21
ASTILLERO

La sombra del concejal imputado Cortina (PP) planea sobre la Alcaldía

PP y PSOE votaron juntos en el último Pleno municipal.

El expreisdente de Cantabria, Ignacio Diego, y el exalcalde de Astillero, Carlos Cortina
Carlos Cortina (derecha), junto a Ignacio Diego

La ruptura este jueves del pacto de gobierno PRC/PSOE en el Ayuntamiento de Astillero no ha llegado sola. Junto a ella va la sombra del exalcalde y actual concejal imputado Carlos Cortina (PP), que ya planea sobre la Alcaldía del municipio. La Fiscalía pide a Cortina 10 años de inhabilitación como cargo público y 100.000 euros de indemnización al Consistorio por presuntos delitos de prevaricación administrativa y tráfico de influencias, a pesar de lo cual no sólo no ha dimitido, sino que en diversos ámbitos empieza a sonar su nombre para volver a ocupar la Alcaldía de Astillero. La Fiscalía ha formulado su acusación después de que la Audiencia de Cantabria confirmara en julio de 2017 la imputación del exalcalde. La Audiencia, que ya en julio de 2016 mantuvo la imputación acordada por el juez instructor al entender que “concurren indicios de una contratación arbitraria y contraria a la legalidad que exceden del ámbito de la mera irregularidad administrativa”, afirmó un año después que las pruebas practicadas con posterioridad “ratifican los indicios de delito”.

La causa contra Cortina, delfín de Ignacio Diego en la Alcaldía de Astillero, procede de la denuncia realizada por el secretario del Ayuntamiento de Astillero –a la que después se sumaron PSOE e Izquierda Unida como acusación popular– por supuestas irregularidades en la contratación de la hermana de una trabajadora municipal, “cercana al PP” –según ha asegurado la oposición–, que también está imputada en la causa y a la que el Consistorio abonó 38 facturas por un importe total de 100.000 euros en tres de los años en que Cortina ocupó la Alcaldía.

Ocho meses después de que la Audiencia de Cantabria confirmara la imputación de Cortina, éste sigue siendo concejal del PP y portavoz de su grupo en el Ayuntamiento de Astillero, donde el PP cuenta con seis concejales, el PRC con cinco, el PSOE con cuatro e IU con dos. Tras la ruptura este jueves del pacto de gobierno PRC/PSOE –que sumaban nueve de los 17 concejales, es decir mayoría absoluta–, el alcalde de Astillero, Francisco Ortiz (PRC), ha expresado su temor de que el PP pueda apoyar al PSOE –dándole la Alcaldía a Salomón Martín– o el PSOE pueda apoyar al PP –dándole la Alcaldía a Cortina– si se produce una moción de censura. En este sentido, en el último Pleno municipal, PP y PSOE votaron juntos a favor de que la Junta de Gobierno devolviera al Pleno las competencias en servicios y obras, con la oposición del PRC.

La portavoz de IU en el Ayuntamiento de Astillero, Leticia Martínez, ha reiterado este jueves en un comunicado su propuesta de que Ortiz presente una moción de confianza “para que el Pleno pueda decidir su continuación”.