miércoles. 07.12.2022
CORONAVIRUS

La situación es "muy complicada" en Cantabria y se espera que siga empeorando

Se están abriendo nuevas plantas en los hospitales, donde la mayoría de ingresos siguen siendo por variante delta, si bien la ómicron supone ya más del 50% de los contagios
Valdecilla
Valdecilla

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, ha advertido que la situación epidemiológica y de los hospitales de la comunidad es "muy complicada" y que, además, la tendencia sigue siendo ascendente, pues se espera que siga empeorando en las dos próximas semanas por los efectos de la Nochevieja.

Como ha indicado Rodríguez, la incidencia acumulada a 14 días es ya de casi 2.300 casos por 100.000 habitantes y de 1.500 a 7 días, lo que confirma que la tendencia es "todavía claramente ascendente". Además, el elevado número de contagios diarios -ayer se registraron más de 1.600- "trasciende ya a los hospitales", que tienen 178 ingresados por Covid, 27 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Las "altísimas incidencias" provocan que al final haya un "alto número de ingresos"

Esto ha obligado a los hospitales a poner en marcha sus planes de contingencia y a abrir nuevas plantas para atender a todos los enfermos que llegan, ha alertado el titular de Sanidad, destacando que, si bien la vacunación ha permitido un descenso de personas que ingresan, las "altísimas incidencias" provocan que al final haya un "alto número de ingresos". Actualmente se calcula que terminan en los hospitales entre el 4% y el 5% de los contagiados. "El 5% de 100 son cinco, pero el 5% de 10.000 son 500. Por lo tanto, la situación, insisto, es muy complicada en los hospitales", ha recalcado Rodríguez.

ÓMICRON

Este porcentaje se da actualmente teniendo en cuenta que la mayoría de los ingresados están contagiados con la variante delta, y Sanidad está a la espera de ver cómo se comporta en la hospitalización la ómicron dado su avance. Por ahora, esta cepa "no se nota mucho" en los hospitales -aunque ya hay casos-, si bien supone ya más del 50% de los contagios.

Según el consejero, los datos preliminares apuntan a que esta variante implica menor gravedad, pero ha remarcado que "los que acaban ingresando son los más vulnerables". "Vamos a ver si con ómicron eso no es así, pero nos tememos que, como es gente que tiene polipatologías, también habrá un alto porcentaje de ingresos", ha lamentado. Al hilo, ha advertido que, "si no conseguimos frenar la situación", llegará un momento en el que Cantabria pasará al nivel de alerta 4 (riesgo muy alto), porque "ahora lo que nos frena es la situación en los hospitales", que ya es "muy complicada".

Además, aunque el porcentaje de hospitalizados sea ahora menor con la nueva variante y con el avance de la campaña de vacunación, ha insistido en que la situación actual con el elevado número de casos diarios "viene a refrendar y a dar la razón en la teoría que hemos sostenido siempre desde la Consejería de Sanidad" consistente en que "lo que hay que evitar es la infección, porque al final por una u otra vía se va a haber afectada la economía", como ocurre en la actualidad "por el gran número de personas que están infectadas y están de baja laboral". Por lo tanto, defiende que hay que poner "todo el énfasis en la vacunación", pero también en evitar la infección, "y ahí hay un componente importante individual".

DATOS DE VACUNACIÓN

Precisamente, la campaña de vacunación "va muy bien" en Cantabria, con el 93% de los mayores de 12 años con la pauta completa y por encima de la media nacional en la inoculación de la tercera dosis y en la inmunización de niños. Así, un 85% de la población de 60 a 69 ya tiene la tercera dosis, cifra que está 10 puntos por encima de la media del país; y casi un 44% de los niños de 5 a 11 años han recibido la primera dosis, frente al 29% nacional.

No obstante, el consejero ha remarcado que la tasa vacunal en niños es todavía "baja" para permitir eventos como las cabalgatas de Reyes tradicionales, que ha recordado que tienen que contar con la autorización de los técnicos de Salud Pública, cuyo criterio es que los desfiles favorecen la concentración de personas y dificultan guardar la distancia de seguridad, por lo que apuestan por que estos eventos sean estáticos.

Comentarios