sábado 23/10/21
EMPLEO

Los sindicatos denuncian la “mala salud” del mercado laboral en Cantabria

UGT, CCOO y USO coinciden en que el aumento del paro confirma que la región “está bajo mínimos”, y requiere medidas urgentes.

La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún
La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún

La secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, ha lamentado que la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este año confirme y profundice en "la mala salud" del mercado laboral de la región, única comunidad autónoma española con menos empleos que hace un año y junto con Asturias la única con más desempleo.

En un comunicado, Cedrún ha denunciado que tanto los datos comparativos con el último trimestre del año pasado como los interanuales con el primer trimestre de 2015 reafirman a Cantabria como la autonomía con peor evolución del empleo y, además, teniendo en cuenta que la región sigue perdiendo población de más de 16 años, lo que no evita que se registre la tasa de actividad más baja de los últimos cinco años.

La responsable regional de UGT ha advertido que "esa pérdida incesante de población en edad de trabajar" implica también el menor número de activos desde el año 2006, lo que ratifica que el mercado laboral "está bajo mínimos y con un porvenir muy negro al que habrá que responder con urgencia".

Cantabria registra en este primer trimestre el menor número de asalariados indefinidos de los últimos 10 años, "signo evidente de que el escaso empleo creado"

La sindicalista ha incidido también en que Cantabria registra en este primer trimestre el menor número de asalariados indefinidos de los últimos 10 años, "signo evidente de que el escaso empleo creado en la región es muy precario y temporal y el único que se abre paso en un contexto tan negativo".

Abrupto descenso de ocupados

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha lamentado que la región "destaque" porque todos los parámetros que analiza el INE son "negativos y se traducen en un retroceso continuo y permanente de la economía de Cantabria".

Lombilla ha basado su afirmación en que la región ha sufrido "un abrupto descenso" del número de ocupados -se han perdido 4.200 en comparación con el primer trimestre de 2015- y a la vez un "alarmante" ascenso del número de desempleados volviendo a acercarse a los 52.000 parados.

Para CCOO la situación de la comunidad es "dramática" y las posibilidades de encontrar un empleo "son cada vez más difíciles" por la "debilidad" del mercado laboral, "obstáculos insalvables" para muchos trabajadores que "se ven abocados a salir de Cantabria" para encontrar un puesto de trabajo en otras regiones o incluso fuera de España. De hecho, 2.700 personas abandonaron la región solo durante el último año, ha indicado.

Para CCOO la situación de la comunidad es "dramática" y las posibilidades de encontrar un empleo "son cada vez más difíciles"

Una salida "imprescindible" para muchos, por otra parte, ya que el 37,60% de los parados de la región llevan dos años o más buscando empleo sin encontrarlo.

Lombilla ha insistido en que es "urgente" que se tomen medidas económicas y laborales para "revertir la situación de fragilidad en la que está inmersa Cantabria" y dar estabilidad a la población trabajadora.

Cambios de políticas y dirigentes

El sindicato USO ha afirmado que los datos de la EPA del primer trimestre ponen de manifiesto que el Gobierno de Cantabria "tiene que hacer cambios de políticas y dirigentes".

Para USO, estos datos consolidan a Cantabria "como la peor región en creación de empleo", algo que "debería servir por sí solo para que el Gobierno de Cantabria de explicaciones ante la opinión pública, asuma responsabilidades y acometa cambios tanto en la actual política económica como en sus dirigentes".

A juicio del sindicato, la región, y especialmente su clase política, parece "haber asumido que los impulsos económicos se limitan a los flujos estacionales". "Cantabria ya es el sur", recalca.

Por ello, opina que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y su Gobierno, "deben de aparcar los chascarrillos, las clases magistrales de economía en prime time y el victimismo", ya que la situación de Cantabria "es lo suficiente grave", a juicio de USO, "como para que se convoque a una amplia representación del ámbito social, económico y político para buscar consensos que fuercen un golpe de timón".

Un foro, dice, que "debe ir más allá de la Mesa de Concertación actual, que por su configuración se ha visto inoperante y poco representativa de la verdadera sociedad cántabra".

Fediscom

Por su parte, el presidente de FEDISCOM, Miguel Rincón, ha asegurado que "las cifras del paro son absolutamente demoledoras", y hacen una "dura y certera descripción de la realidad empresarial y económica de Cantabria".

A su juicio, el paro es en la región "uno de los máximos problemas tanto a nivel económico como emocional", pues ha asegurado que "cuando un ciudadano no se puede autofinanciar empieza a cuestionarse muchas cosas, y esta situación le puede meter en un bucle de desánimo".

En otro ámbito de cosas, Rincón ha apuntado que "por cada parado hay como poco otra familia derivando renta para ayudarle", lo que genera una situación de "tormenta perfecta para que se deteriore el consumo".

"La falta de un proyecto Industrial y económico para Cantabria hacen que estemos a la cola de cualquier dato nacional positivo", ha opinado, y por eso desde Fediscom "pensamos que aún siendo muy importante no podemos vivir del turismo, y además pensemos que los gravísimos datos de economía sumergida tampoco ayudan a nuestra recuperación".

Comentarios