viernes 24/9/21
CANTABRIA

El Sindicato de Policía advierte de que Cantabria puede convertirse “en un nuevo Calais”

Desalojo en el Puerto de Bilbao
Desalojo en el Puerto de Bilbao

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) ha advertido de que Cantabria y el País Vasco pueden convertirse "en un nuevo Calais" debido al aumento exponencial de polizones que se está registrando en el Puerto de Bilbao y los campamentos que se instalan en él.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del SPP en el País Vasco, Luis Alberto García González, ha recordado que con los ferrys que unen Vizcaya con Reino Unido "se ha disparado la intrusión de polizones que intentan llegar a Inglaterra". Este problema centrará las Primeras Jornadas Internacionales sobre Policía y Fronteras que se celebrarán el jueves 21 de junio, en Bilbao.

En este sentido, ha explicado que tras desmantelarse los campamentos de Calais, en Francia, los inmigrantes "han bajado hacia la cornisa cantábrica" de España, y aunque también han llegado hasta Asturias y A Coruña, el 80% de ellos se concentran en Cantabria y el País Vasco.

De esta forma, los polizones, en su mayoría albaneses, se esconden en los buques de pasajeros. El año pasado se registraron más de 3.000 "intrusiones", cifra que este año ha crecido exponencialmente.

LAS EMPRESAS NAVIERAS

García González ha afirmado que su pretensión es concienciar sobre este problema y ha recordado que incluso "las empresas navieras han amenazado con cambiar el ferry de lugar". En este sentido, ha afirmado que cada inmigrante irregular que se detecta por la Policía inglesa en Reino Unido supone para la compañía 4.000 euros de multa y la obligación de trasladarle escoltado con vigilancia de seguridad privada.

"Entre unas cosas y otras, cada polizón que ha estado en destino, supone 20.000 euros a la compañía naviera. Después, si se han metido en los camiones de transporte de alimentos, hay que tirar la carga", ha indicado.

El presidente del SPP ha destacado que si no se ataja a tiempo el problema que se está creando en el Puerto de Bilbao con la instalación de campamentos, y no se adoptan medidas, "esto se puede convertir en un nuevo Calais". "Cuando las mafias no pueden entrar por un lugar y se tapa esa vía, se abre otra", ha añadido.

La semana pasada la Guardia Civil desarticulaba una organización criminal dirigida desde Cantabria y dedicada a introducir ciudadanos albaneses en Inglaterra, utilizando España como punto de salida. Tras una corta estancia en la región, intentaban colarlos como polizones en ferris con salida desde los puertos de Santander y Santurce (Vizcaya) con destino a Reino Unido.