jueves 9/12/21
LA VIJANERA

Silió se prepara para acoger la mayor Vijanera de su historia

La Fiesta de Interés Turístico Nacional, que se celebra el domingo 3 de enero, es la primera mascarada europea del año.

Los verdaderos protagonistas de la fiesta son los zarramacos, vestidos con pieles de oveja y sombreros picudos que llevan la cara pintada de negro y que van ahuyentando los malos espíritus del año
Los verdaderos protagonistas de la fiesta son los zarramacos, vestidos con pieles de oveja y sombreros picudos que llevan la cara pintada de negro y que van ahuyentando los malos espíritus del año

Un año más, la localidad de Silió, en Molledo, acoge la Vijanera, primera mascarada del año en Europa que, además, está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. A través de todos los personajes que desfilan por las calles de este pequeño pueblo (tiene menos de 600 habitantes) se recuperan ritos ancestrales que algunos historiadores sitúan incluso antes de la época romana, y se realiza el tránsito entre el año que termina y el que empieza, entre la naturaleza y el hombre.

En la edición de este 2016, que como siempre se celebra el primer domingo del año (en este caso, el 3 de enero), se darán cita más de 80 vestimentas distintas y cerca de 150 vijaneros, cifras que superan notablemente a lo vivido en años anteriores. Entre ellos, como siempre, destacan la madama, el mancebo, el marquesito, los trapajones o naturales, los traperos, el oso y su amo, el pasiego y la pasiega, el caballero, la Pepa o Pepona, el médico, la preñá, el húngaro y las gorilonas, el viejo y la Vieja, los danzarines blancos y negros, el caballero, la giralda, las jilonas, la zorra, el zorrocloco, el ojáncanu, los guardias, los guapos, el afilador, la pitonisa, la bruja, el diablo... todos ellos vestidos de manera vistosa y con una función y un simbolismo propios.

Sin embargo los verdaderos protagonistas de la fiesta son los zarramacos, vestidos con pieles de oveja y sombreros picudos que llevan la cara pintada de negro y que van ahuyentando los malos espíritus del año. Para ello hacen sonar varios campanos que llevan atados al cuerpo.

La segunda parte de la celebración trata de hacer crítica del año que acaba. Los mozos vijaneros se reúnen en la plaza del pueblo y leen unas coplas que, en lenguaje popular y tonos que van desde la jocosidad hasta el ensañamiento, analizan lo sucedido en el pasado año desde nivel local al internacional.

La fiesta termina con dos actos, primero se produce "la Preñá", es decir el parto o nacimiento del nuevo año. Tras esto, la Vijanera concluye con la muerte del Oso, que simboliza la victoria del bien sobre el mal y el deseo de buenos propósitos para el nuevo año.

Antiguos y jóvenes vijaneros

Otra de las novedades de esta edición es la participación de varias generaciones de vijaneros. En concreto, los más antiguos retarán a los más jóvenes a seguir su ritmo, mientras que los niños volverán a contar con su parte importante en la festividad.

Aunque los más jóvenes comenzarán tocar los campanos a las 6:30 horas, los actos principales no empezarán hasta las 11:30 horas, y los más mediáticos concluirán sobre las 14:30 horas. Al desfile, el colorido de los disfraces y la tradición se suma la música de Cantabria por las distintas partes y negocios del pueblo.

Uno de los actos principales que protagonizan los mozos vijaneros es la lectura de las coplas, con las que se pide la voluntad. Sin pertenecer al “programa de actos”, son el resumen satírico del año que finaliza.

Visita del pueblo

La Vijanera permite a los visitantes acercarse también a algunos de los rincones más importantes de Silió. La iglesia de San Facundo y San Primitivo, del siglo XII, es uno de los monumentos más destacados del Valle de Iguña, y una de las cinco muestras más importantes del románico cántabro. A pesar de las numerosas reformas que ha sufrido, conserva la traza y elementos decorativos genuinamente románicos.

A esto se suman diversos edificios y espacios singulares como la Casa Torre de los Obregón; el barrio del Campo y la Lera, con casas de los siglos XVI y XVII; y el barrio de Bujar, donde se encuentran numerosas casas típicas montañesas.

Programa orientativo de actos principales:

6:30 horas - Toque de los Campanos por el pueblo

11:30 horas - Salida y captura del Oso

12:30 horas - Defensa de la Raya

13:30 horas - Lectura de las coplas y parto de la Preñá

14:30 horas - Muerte del Oso

15:00 horas - Recorrido por calles y bares

21:00 horas - Retirada de los últimos vijaneros

Comentarios